SUTEBA confirmó el paro a partir de mañana 

Luego de que el viernes el Ministerio de Trabajo dictara la conciliación obligatoria en el conflicto docente para evitar el paro de 72 horas que ya había sido convocado por los gremios que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense, sólo SUTEBA anunció que seguirá con el plan de lucha de acción directa. Lo hace al sumarse a la jornada nacional de protesta que llamó CTERA para el lunes y el martes. Los sindicatos restantes, acataron la conciliación a la espera que el gobierno vuelva a convocarlos.

El reinicio de clases mañana será dispar en la provincia de Buenos Aires. Sólo SUTEBA resolvió no acatar la conciliación obligatoria y, de esa manera, hará paro lunes y martes. ARCHIVO EL TIEMPO/NACHO CORREA 

La mayoría de los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense que habían convocado al paro de 72 horas a partir de mañana, se bajaron de la medida y acataron la conciliación obligatoria que el viernes dictó el Ministerio de Trabajo bonaerense.

Sólo SUTEBA decidió proseguir y, en ese marco, se plegó a la Jornada Nacional de Protesta de 48 horas convocada por CTERA para mañana y pasado, con movilizaciones provinciales y paro.

De esta manera, será dispar mañana el reinicio de clases luego del receso invernal en el territorio bonaerense.

Cabe recordar que la cartera bonaerense intimó el viernes al gobierno y a los gremios a suspender las medidas de acción directa y cualquier otra acción por 15 días hábiles. SUTEBA ya anunció que no acatará la orden y adhirió al paro de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina.

SUTEBA sigue   

Sergio Torre, secretario General de SUTEBA Azul, envió ayer por la tarde el comunicado firmado por ese gremio conjuntamente con CTERA, que son los únicos que mantienen la medida de fuerza, aunque en lugar de 72 horas la harán por 48.

“La Junta Ejecutiva de CTERA resolvió declarar para los días lunes 30 y martes 31 del corriente, a una Jornada Nacional de Protesta, con movilizaciones provinciales y paro en las provincias de Chaco, Tierra del Fuego, Buenos Aires, Santa Cruz y Capital Federal, con clases públicas y otras acciones”, informó esa Confederación a través de un comunicado.

Lo que pide es que se resuelvan los conflictos en esas provincias y en la ciudad autónoma de Buenos Aires y reclama al gobierno la urgente convocatoria a la Paritaria Nacional Docente y una nueva Ley de Financiamiento Educativo.

A su vez, exige “el cese de la persecución y estigmatización a las organizaciones sindicales y sus dirigentes, reafirmando una vez más que la solución a los conflictos debe darse en el marco del diálogo y consenso, y no en el de las amenazas a los trabajadores”.

También rechaza el acuerdo con el FMI ya que entiende que “impulsará la pérdida de derechos como el Fondo de Incentivo Nacional Docente y el ataque a nuestros derechos provisionales”.

En el mismo texto, declara el estado de alerta y movilización y advierte que convocará a su Congreso para decidir la continuidad de las medidas a seguir “ante estos ajustes a la educación pública”.

“Los docentes no estamos dispuestos a resignar conquistas conseguidas con la lucha del conjunto de la comunidad educativa a lo largo de los últimos años”, remarca el texto del comunicado de la Confederación, para por último expresar que “¡donde está la escuela está La Patria. La escuela lucha resiste y sueña!”.

El acatamiento a la conciliación     

Por el contrario, los otros gremios que conforman el Frente de Unidad Docente Bonaerense -FUDB-, resolvieron acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo provincial.

En ese marco, la secretaria General de FEB en Azul Susana Rossi, informó ayer a la tarde a este diario que efectivamente esa organización decidió levantar el paro de 72 horas que había sido convocado a partir de mañana y hasta el miércoles incluido.

“Estuvimos haciendo consultas a los afiliados y a las distintas entidades de base, y se resolvió acatar la conciliación obligatoria, pero continuar la lucha de otra forma”, indicó la dirigente en diálogo con este medio, a la vez que señaló que sobre cómo será la continuidad de la lucha se resolverá a partir de mañana en cada distrito.

Por último, Rossi marcó que “aplicada y acatada la conciliación obligatoria hay un plazo de 15 días para resolver el conflicto, así que esperamos que dentro de esos 15 días se puedan seguir las negociaciones”.

En el mismo sentido se expresaron los restantes sindicatos UDOCBA, SADOP y AMET -este último sin representación en Azul-.

El conflicto docente: paritaria, llamado al paro y la conciliación     

Cabe recordar que luego de 94 días sin ser convocados a paritarias, la justicia ordenó al gobierno de la provincia -mediante dos cautelares- a llamar a los gremios docentes a una nueva negociación. Allí, la administración bonaerense ofreció un 15 por ciento de aumento y 1,7 en concepto de materiales didácticos -suma ésta que no alcanza a los jubilados-.

La oferta fue rechazada de plano por los sindicatos que integran FUDB porque “está muy lejos de la necesidad del bolsillo de los docentes”, indicaron.

No obstante, solicitaron al gobierno que los volviera a convocar con una propuesta seria y ajustada a la realidad, de lo contrario encararían una medida de fuerza.

El jueves fue el día límite que los docentes pusieron. Pero ese día nada pasó y al mediodía anunciaron a un paro de 72 horas a partir del lunes y hasta el miércoles incluido.

Ese día por la noche, la gobernadora María Eugenia Vidal solicitó al ministro de Trabajo bonaerense la conciliación obligatoria, emplazando a los gremios a que el lunes reiniciaran el ciclo lectivo porque “la escolaridad es un derecho inalienable”.

Fue así que el viernes al mediodía, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación en el conflicto docente e intimó a las partes a retrotraer la situación a la fecha anterior al inicio del conflicto, “procediendo a la suspensión inmediata de las medidas de acción directa y cualquier otra acción por el término de 15 días hábiles.

Además, ordenó a “abstenerse de adoptar cualquier otra medida que pudiere implicar una modificación directa o indirecta de las relaciones de empleo y del funcionamiento y/o prestación de los servicios a su cargo, debiéndose garantizar su normal y habitual desenvolvimiento por el término de 15 días hábiles”, todo bajo apercibimiento de aplicar las sanciones contempladas en la legislación vigente y de denunciar la situación ante el Ministerio de Trabajo de la Nación para arbitrar los mecanismos legales para proceder al posible cese de la personería gremial de la organización que no acate la resolución.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *