PLANTA DE TRATAMIENTOS DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS DE LA MUNICIPALIDAD DE TAPALQUÉ

Tapalim: veinte años haciendo otro manejo de la basura

Una veintena de trabajadores municipales están afectados a las tareas que conllevan desde la recolección domiciliaria de la basura hasta su posterior reciclado y compactación. Este diario conversó con la bióloga que está a cargo del emprendimiento, que nació a semejanza del tratamiento que hacen de los residuos en Trenque Lauquen y Laprida.  

Daniel Palleros explica, Raúl Puccieri escucha. Ambos trabajan en Tapalim. Ingreso a la planta en su actual ubicación. Distintas clases de plásticos (básicamente PET) que serán destinados al reciclado. Son residuos que no quedan en Tapalqué y a los que, además, los trabajadores le sacan un rédito.
<
>
Distintas clases de plásticos (básicamente PET) que serán destinados al reciclado. Son residuos que no quedan en Tapalqué y a los que, además, los trabajadores le sacan un rédito.

Veinte años dedicados al tratamiento de los residuos sólidos urbanos son los que lleva destinados Tapalim, la planta de tratamientos de residuos sólidos urbanos de la Municipalidad de Tapalqué que funciona en la vecina ciudad donde además se separan, compactan y comercializan productos inorgánicos para ser reciclados.

Una veintena de trabajadores municipales están afectados en forma diaria al manejo de la basura, desde la recolección domiciliaria en dos camiones a la separación y acopiado de botellas, cartones y cajas de tetra brick para la venta.

Daniel Palleros –en presencia del encargado Raúl Puccieri- explicó a EL TIEMPO cómo se realiza la tarea en la planta desde que llegan, en forma diaria, 2 toneladas de basura que colocan dentro de boxes.

“Con una minicargadora se traslada la basura hacia dentro del galpón. Siendo las 5 de la madrugada, se rompen las bolsas sobre la cinta transportadora y se empieza a clasificar todo lo que sale: cartón, plástico, vidrio, lata, aluminio, tetra. Se saca lo que es el rechazo y se prensa lo que sirve para su venta: cartón, plástico, cristal verde, aluminio, lata”, indicó Palleros, quien acredita nueve años de desempeño en el lugar.

El trabajador destacó que si bien “es una lucha generar conciencia” en la población, son cada vez más los tapalquenses que se toman la tarea de separar en domicilio. De hecho, afirmó que “la basura llega bastante prolija”.

Advirtió que las ramas y escombros no llegan a la planta, y que lo que es chatarra se lleva a boxes donde se recicla para la venta, siendo retirado en camiones que remite el mismo comprador que ganó la licitación.

Palleros precisó que los camiones que recolectan los residuos en la localidad, hacen su recorrido todos los días menos el sábado y que la planta funciona de lunes a sábado, manteniendo guardias durante los fines de semana.

Una metodología que se mantiene

La bióloga y microbióloga Ángela Mugnolo, directora técnica de Tapalim y coordinadora de las tareas de educación ambiental en la vecina ciudad, confió que la metodología de trabajo con los residuos también acredita veinte años. Aclaró que se tienen proyectados algunos cambios a instrumentarse una vez que la planta sea reubicada.

“Lo que puede circular y reciclarse tratamos de que vuelva al ciclo de producción, comercializándolo”, dijo la profesional a modo de resumen del trabajo que se hace en la planta.

Sostuvo que los recicladores se capacitan a medida que tienen prácticas en la separación de materiales valiosos de aquellos que no lo son. De la comunidad, en tanto, señaló que el 50% de la acompaña separando en domicilio, más allá que el 90% de los tapalquenses conoce la existencia y el sentido de Tapalim.

Precisó que “en forma contínua hay jornadas, charlas en las escuelas y otras actividades extraescolares” con el propósito de generar conciencia sobre la importancia del buen manejo de los residuos.

Indicó que la planta en Tapalqué nació de los ejemplos que ofrecían tanto Trenque Lauquen como Laprida, a punto que “los primeros empleados tomaron una capacitación en Trenque Lauquen y después realizaron visitas a Laprida”.

El potencial de la EcoAzul

La responsable del manejo medioambiental en Tapalqué sostuvo que, si bien no conoce el EcoAzul, a través de fotografías tiene una idea de la situación.

“Es un basural a cielo abierto y hay materiales que pueden llegar a recuperarse. Sé que tienen un buen equipamiento, pero no sé detalles; nunca lo visité”, aclaró.

Explicó que en su caso no siempre reciben comentarios positivos, en virtud de lo cual ella prefiere seguir apuntalando el manejo de los residuos sólidos urbanos que produce Tapalqué.

“Para mí es un desafío y trato de animar al resto del equipo para que sigamos adelante porque es un trabajo terrible manipular los residuos. Siempre hay una mirada con otra intención; eso existe y va a existir siempre. Veinte años es mucho tiempo para mantener un proyecto de este tipo. Hemos tenido momentos malos y buenos, pero nunca se dejó de trabajar y seguimos porque la basura no se detiene. Alguien se tiene que ocupar de esto”, expresó Mugnolo, aclarando que “las nuevas generaciones están tomando conciencia de la importancia de una política medioambiental en ese sentido”.

Advirtió que aún falta marco normativo y legislativo, más allá que cuando Tapalim comenzó a funcionar no existía la ley de gestión de residuos.

“Algunos municipios la cumplen; otros no. Los que la cumplimos tratamos de hacer lo mejor que podemos”, indicó.

VÍNCULO CON SUDAMTEX

En la charla con este diario, la bióloga a cargo de Tapalim dijo que están abiertos a entablar un vínculo comercial con la Cooperativa Sudamtex, a fin de proveerles de materia prima que la industria azuleña –atento a las restricciones de ingreso a EcoAzul- precisa para alimentar una maquinaria que fue adquirida recientemente.

“A principios de año nos visitaron con la intención de iniciar una relación comercial. Nuestro sistema de venta tiene un proceso: se hace un llamado a licitación y se invita a participar. Al que ofrece un mayor valor, se lo vendemos. Ellos podrían comprar material”, informó.

“Nos vendría muy bien formalizar un vínculo. La sinergia entre dos localidades tan próximas lo veríamos muy conveniente para el proyecto”, concluyó.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *