VOTADO POR MAYORÍA

Tasa Urbana: el Concejo fijó un tope máximo de incremento promedio del 39 por ciento

El Concejo aprobó una ordenanza estableciendo un tope promedio del 39 por ciento anual en la Tasa Urbana.
<
>
El Concejo aprobó una ordenanza estableciendo un tope promedio del 39 por ciento anual en la Tasa Urbana.

El martes pasado, el Legislativo local aprobó por mayoría una Ordenanza que establece un tope máximo de aumento de la tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública. De esta manera, determinó que los anticipos del primer semestre tendrán un incremento no superior al 28 por ciento; mientras que para el segundo la suba no debe pasar el 50 por ciento. 

En la última sesión, el Concejo Deliberante aprobó por mayoría la Ordenanza que establece un tope máximo de incremento de la Tasa Urbana de un 39 por ciento promedio, repartido en un 28 por ciento en los anticipos 1º a 6º y del 50 por ciento del 7º al 12º. Ambos calculados sobre la cuota de la tasa devengada y liquidada en diciembre de 2015, es decir, con la valuación fiscal de 2011.

De esta manera, busca “impedir un excesivo incremento anual” para los contribuyentes y asegura que no se producirá un desequilibrio fiscal, ya que ese aumento cumple “holgadamente” las expectativas planteadas por el Ejecutivo en el Presupuesto de este año.

La ordenanza fue aprobada por los concejales Juan Sáenz (UCR), Néstor Álvarez y Manuela Arrarás (Cambiemos), Viviana del Río (Construcción Renovadora), Omar Norte, Claudio Molina y Pablo Zabalza (GEN) Erica Torena (PS), Ulises Urquiza (Frente Renovador) y Maya Vena (Diversidad Progresista).

Se abstuvieron los integrantes del bloque Peronista Justicialista Santiago Zaffora, Estela Cerone, Liliana Vera, Florencia Goyeneche, Omar Seoane y Pedro Sottile.

En lo que hace a Francisco Gayani (Cambiemos) y Pablo Yannibelli (Azul para el Desarrollo), estuvieron ausentes en la sesión, aunque éste último había firmado el proyecto.

La Ordenanza aprobada

Cabe recordar que en diciembre, a días de asumir y en el marco de la Emergencia Administrativa, Económica y Financiera, Bertellys elevó al Concejo dos proyectos modificando las ordenanzas fiscal e impositiva que fueron aprobados por unanimidad del Legislativo.

Autorizaron así un incremento único y total de la tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública (tasa urbana) del 28 por ciento.

Sin embargo, casi a fines de marzo los contribuyentes comenzaron a recibir las boletas con incrementos de hasta el 300 por ciento. ¿Qué sucedió?. Hasta ese momento, la tasa se liquidaba en base a la valuación fiscal de 2011, pero la gestión Bertellys decidió actualizarla a los valores de 2015. De ahí los desmesurados aumentos que llegaron.

Desde el Concejo salieron al cruce, apuntando que el Ejecutivo local hizo una “errónea interpretación” de dos artículos de la Ordenanza Fiscal que habían aprobado.

Por esto, el Concejo trabajó en una ordenanza para perfeccionar uno de los artículos y que durante este año no se aplicasen las nuevas valuaciones por el impacto que generó en los contribuyentes.

Pero el Intendente vetó en su totalidad esa norma y siguió liquidando la tasa sobre el avalúo fiscal 2015, argumentando que de no aplicarse el aumento podría generarse un desequilibrio fiscal.

“Al aplicarse esas bases imponibles actualizadas por el avalúo fiscal de 2015, como ya ocurrió en el segundo y en el tercer trimestre de este año, en algunos casos se han producido incrementos desmedidos en la Tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública, los cuales no tienen correspondencia alguna con el 28 por ciento de incremento propuesto inicialmente por el Concejo”, expresa uno de los párrafos de la Ordenanza aprobada el último martes por mayoría.

Es más, sostiene que los incrementos aplicados exceden lo que el Departamento Ejecutivo previó recaudar, según se desprende del Presupuesto 2016.

En este marco, advierte que si bien es comprensible la necesidad del Municipio de fortalecer los recursos municipales, resulta conveniente establecer topes máximos de aumento de la tasa en cada uno de los semestres del año “para impedir un excesivo incremento anual”.

Así, determinaron que en el primer semestre -anticipos 1º a 6º- no sean superiores al 28 por ciento y en el segundo -7º a 12º- que no superen el 50 por ciento, calculados ambos sobre la cuota de la tasa devengada y liquidada en diciembre de 2015 -es decir, con la valuación fiscal de 2011-.

“De esta manera, la Tasa por Recolección de Residuos, Limpieza y Conservación de la Vía Pública promediaría un incremento interanual del 39 por ciento que holgadamente cumple con las expectativas planteadas por el Departamento Ejecutivo en la Ordenanza del Presupuesto 2016”.

Ahora, si Bertellys no veta esta ordenanza también, el Ejecutivo debería refacturar los próximos anticipos y acreditar lo que cobró de más.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *