“Te queda ese sabor amargo de ver lo mal que están repartidos los recursos”


Así lo expresó ayer a EL TIEMPO Beto Hourcade, quien se sumó a una iniciativa impulsada por el Movimiento Solidario Sobre Ruedas, la cual tuvo como objetivo fundamental colaborar con tres localidades afectadas por la crecida del Río Pilcomayo. “De Azul llevamos la combi completa de alimentos y ya están todos entregados en comunidades aborígenes Wichis y Tobas”, informó. 
Beto Hourcade participó de una campaña solidaria para colaborar con tres comunidades de Salta afectadas por la crecida del Río Pilcomayo, la cual ha tenido inconsolables y funestas características, que para muchos serán difíciles de olvidar y de sobrellevar. La caravana de la cual el azuleño participó tuvo como principales destinos las localidades de Santa Victoria y Aguaray. Según contó Hourcade en diálogo con este medio desde el Norte del país, la iniciativa fue organizada por el Movimiento Solidario Sobre Ruedas (MSSR), con sede en Campana, y él se sumó a la propuesta contando con el enorme apoyo de la sociedad azuleña, que respondió a la convocatoria de gran forma.
“La combi completa de alimentos”
En principio Hourcade contó que fue una movida similar a la que hace unos años atrás organizaba el grupo MASA en Azul, la cual ahora tuvo su puntapié inicial en la localidad bonaerense de Campana, donde tienen su base los moteros del MSSR, y se sumaron grupos de -entre otras ciudades- Güemes y Salvador Mazza (Salta).
“Nos fueron guiando los bomberos porque fue muy complicado poder entrar, ya que hay mucha gente tirada en la ruta”, contó.
Según dijo Hourcade: “Llevamos ropa, alimentos, colchones, frazadas y todo lo que se suele llevar para este tipo de situaciones”.
En ese sentido agregó que  “yo llevé la combi completa de alimentos  y ya están todos entregados en comunidades aborígenes”.
“Fue una muy linda movida solidaria”
Por otro lado, Hourcade comentó que “en el viaje salió todo bien. De la caravana participaron un colectivo, cuatro camionetas -más la mía- y un auto. Después, en Salta se sumaron más vehículos. Fue una muy linda movida solidaria”.
“Estuvimos visitando comunidades de Wichis y de Tobas, que están separadas por la ruta. Verdaderamente, la crecida del Pilcomayo inundó todo e hizo desastres. Se quedaron sin nada. Ahora están reconstruyendo, pero va a costar mucho”, subrayó.
“Hay mucha necesidad realmente. Ahora armaron las casitas al lado de la ruta, porque no tienen medios para hacer otra cosa”, destacó.
“Sabor amargo”
En otra parte de la charla con este medio, Beto Hourcade expresó que “la verdad es que te venís triste. Más allá de la experiencia personal, teniendo en cuenta que ya había participado de varias caravanas anteriormente, siempre te queda ese sabor amargo de ver lo mal que están repartidos los recursos”.
“Hay mucha necesidad; mucho hambre; mucha precarización habitacional…la verdad es que entristece. Te reciben con los brazos abiertos y agradecen el esfuerzo realizado por la comunidad, pero el sabor amargo te queda. De todas formas, algo se pudo hacer”, concluyó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *