FESTEJOS DE FIN DE AÑO

“Terminó todo con absoluta normalidad, sin incidentes”

 

Lo aseguró ayer a este diario el titular de Control Urbano, Carlos Donadini, al hacer un balance del operativo especial desplegado en conjunto con las fuerzas policiales y que tuvo epicentro en la zona del Balneario municipal. El Destacamento de Bomberos no tuvo salidas, y los hospitales locales no recibieron heridos ni lesionados. Los azuleños recibieron este año con absoluta tranquilidad.

 

ARCHIVO EL TIEMPO

El titular de Control Urbano explicó que una de las medidas que tomaron fue que los comerciantes del sector del Balneario Municipal vendieran bebidas alcohólicas en envases de plástico hasta las 4,30 de la madrugada.
<
>
ARCHIVO EL TIEMPO El titular de Control Urbano explicó que una de las medidas que tomaron fue que los comerciantes del sector del Balneario Municipal vendieran bebidas alcohólicas en envases de plástico hasta las 4,30 de la madrugada.

 

Felizmente los azuleños empezaron el 2016 en paz y tranquilidad. Los festejos se desarrollaron sin mayores incidentes ni ingresos de personas heridas o lesionados en los hospitales de Azul. El área de Control Urbano municipal desarrolló un operativo especial en coordinación con la Policía de la Provincia de Buenos Aires cuyos resultados fueron positivos, ya que no hubo ningún incidente en la zona del Balneario Municipal, donde se aglutinó la mayor cantidad de gente para recibir el nuevo año.

Como es tradicional hubo afluencia de público en el paseo, aunque de acuerdo lo puntualizó el director de Control Urbano, Seguridad y Monitoreo, Carlos Donadini, no fue tan masiva la concurrencia, como en otras oportunidades.

Asimismo, desde el Destacamento de Bomberos local dependiente de la Provincia de Buenos Aires informaron a este diario que no tuvieron ninguna salida en la noche de fin de año, ni alertas por incendios, y destacaron que fue “muy tranquila”.

También hay que señalar que no se registraron ingresos de personas heridas o lesionadas en el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos” ni en el Hospital Materno Infantil “Argentina Diego”. Tampoco hubo que lamentar en Azul víctimas por mal uso de la pirotecnia.

Desde el Hospital Municipal informaron que ingresaron algunas personas en estado de ebriedad, pero no más de lo que ocurre cualquier fin de semana.

 

“Terminó todo con absoluta normalidad” 

 

Atento a la gran cantidad de público que habitualmente se reúne para las fiestas en el Balneario, para Fin de Año se montó un operativo de seguridad especial en la zona del Balneario que fue desplegado por la Municipalidad de Azul con la colaboración de las fuerzas policiales. Tanto en Navidad como en la noche del 31 de diciembre tuvo los resultados esperados al no registrarse mayores incidentes.

El director de Control Urbano, Carlos Donadini, informó que al momento de levantarse este operativo, cerca de la 7 de la mañana de ayer, no se había registrado ningún incidente en la zona del Balneario y del Club Bancario donde hubo una fiesta.

“Terminó todo con absoluta normalidad y no hubo ningún tipo de incidentes”, subrayó el funcionario

Como dato adicional comentó que “hubo menos gente que el año pasado, según lo que me informaron los mismos agentes que estuvieron también en el inicio de 2015”.

Estimó entre 2.500 y 3.000 las personas que estuvieron en el Balneario, y otras 3.000 en la fiesta privada que hubo en instalaciones del Club Bancario.

Apuntó que esta fiesta es la misma que se organizó el 24 de diciembre, y que ambas estaban autorizadas.

En este sentido, Donadini advirtió además que “hubo algunas reuniones en casas quinta, que son privadas, y nosotros no tenemos incumbencia porque son fiestas donde supuestamente no cobran entrada”.

 

“Ni siquiera una pelea”

 

El funcionario resaltó que el balance es positivo, ya que “todo se desarrolló en forma normal y hasta la 7 de la mañana que me vine a dormir estaba todo tranquilo”.

Hizo hincapié en que para el operativo desplegado contaron con el apoyo de personal de la Policía de la provincia de Buenos Aires a cargo del Principal Cristian Rodríguez del Destacamento Balneario y el titular de la Seccional Primera, Subcomisario Guillermo Nuñez.

“Estuvieron a la par nuestra trabajando. Nosotros haciendo los cortes y  controlando los boliches, y ellos brindando seguridad. El saldo fue que no hubo ni siquiera una pelea”, aseguró.

Respecto de cómo manejaron la venta de bebidas alcohólicas durante los festejos en el Balneario, precisó que se vendieron en envases de plástico y que “a las 4,30, se coordinó con todos los concesionarios y se cortó el expendio de alcohol”.

También detalló que a las 5,30 horas se decidió cortar la música “con el objetivo que no se junte la gente que salía del Bancario con los del Balneario”.

“Todo ese desplazamiento fue controlado por los móviles del CPC. Controlaron por Avenida Pellegrini, por Burgos y por 25 de Mayo el desplazamiento de los chicos hacia los distintos barrios”, detalló Donadini al hablar con este diario.

A modo de síntesis, evaluó que “estuvo todo bien e incluso participaron de los festejos gente grande que se acercó al tradicional paseo público para festejar el nuevo año”.

Todas las dependencias a las que este medio consultó ayer coincidieron en afirmar que los festejos para recibir el Año Nuevo se dieron en una absoluta tranquilidad en la ciudad de Azul, sin que se registraran incidentes que hubiera que lamentar.

 

EL DATO

Es de destacar la buena predisposición que tuvieron desde todas las dependencias a las cuales este medio consultó para obtener información. Es para resaltar entonces el trabajo que muchos realizan en un día feriado como el de ayer.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *