El DÍA DESPUÉS DE LA QUINTA SESIÓN DEL CONCEJO

Terrenos, la toma del municipio y un proyecto que no prosperó

 

Cedieron al STMA tierras municipales para viviendas y hay que aclarar que si bien son cercanos, no se trata de las prometidas por la municipalidad a familias en estado de vulnerabilidad social. Además, los concejales se manifestaron respecto de la toma del edificio comunal: “Si bien la protesta social es válida, no lo es la metodología utilizada”. En tercer lugar, el GEN no logró el apoyo a un proyecto vinculado con las tasas.

 

 

La sesión de terrenos al STMA fue tema de debate en la sesión del Concejo Deliberante que se realizó anteayer.El “Perro” Santillán dijo en Azul que la toma fue pacífica y criticó la postura del Legislativo, cuando ayer se movilizaron en apoyo al Movimiento 1° de Octubre.
<
>
El “Perro” Santillán dijo en Azul que la toma fue pacífica y criticó la postura del Legislativo, cuando ayer se movilizaron en apoyo al Movimiento 1° de Octubre.

Sesionó el Concejo por alrededor de cinco horas el martes pasado y fueron varias las cuestiones que dejó para analizar. Una de ellas fue la reciente toma del edificio de la Municipalidad de Azul por parte del Movimiento 1° de Octubre.

Justamente ayer estuvo en Azul acompañando a integrantes del grupo que encabeza Griselda Altamirano durante una movilización por calles céntricas Carlos “El Perro” Santillán. El histórico dirigente social jujeño llegó a Azul para apoyar y movilizarse, reivindicando la toma que se hizo en reclamo “de trabajo genuino” y aseguró que lo que le pasó a la líder del movimiento le va a pasar a todas las organizaciones que no se disciplinen ante las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

Los manifestantes marcharon hasta el palacio comunal, en medio de un fuerte operativo policial, donde hicieron un breve acto para luego movilizarse hasta el Palacio de Tribunales.

Mediante un comunicado la 1 de octubre indicó: “Una vez más las organizaciones verdaderamente clasistas nos encontramos defendiendo a nuestra clase trabajadora empobrecida, del hambre y la desocupación enfrentando la salida represiva del gobierno de Macri a nivel nacional, Vidal en la provincia de Buenos Aires y Bertellys en Azul”.

El “Perro” consideró que la toma del Palacio Municipal fue una medida pacífica y criticó la postura de los concejales de Azul.

Repudio a la toma

En la quinta sesión ordinaria realizada anteayer, los concejales aprobaron unánimemente una resolución repudiando “enérgicamente” la toma realizada por esta agrupación. Si bien consideraron que el reclamo es justo, no acordaron con la forma para hacerlo.

“Si bien la protesta social es válida, no lo es la metodología utilizada, por lo cual el Concejo no puede permanecer ajeno a lo acontecido”, opinaron desde el Legislativo.

Hubo algunas voces que se alzaron en relación con la frase “delito grave” y también posiciones encontradas para valorar el desalojo que estuvo a cargo de las fuerzas policiales y por disposición judicial.

El presidente del cuerpo, Pedro Sottile, explicó que el desalojo se hizo a la fuerza porque no fue posible el diálogo, mientras que el concejal Claudio Molina advirtió que no fue una situación para nada deseable.

Es que el límite entre el desalojo y la represión es muy delgado y más si se tiene en consideración que había chicos y una realidad social de vulnerabilidad insoslayable.

En torno de esto hubo un contrapunto entre Estela Cerone y Roberto Gayani, ya que la concejal del Peronismo opinó que el reclamo tiene que ver con un país de Cambiemos, y el edil oficialista habló de la herencia recibida y que necesita más tiempo el actual gobierno.

“La violencia de arriba engendra la violencia de abajo”, sostuvo Cerone.

Un proyecto que no fue 

En tercer lugar hay que recordar que el proyecto que propuso el concejal Omar Norte, del GEN, sólo logró los votos de los pares de su bloque y de Ulises Urquiza, motivo por el cual no prosperó.

La finalidad era solicitar al Ejecutivo que evite aumentar las tasas. Es que cuando se aprobó a principios de este año la actualización de los tributos comunales, los concejales establecieron una cláusula gatillo mediante la cual dejaron abierta la posibilidad de que, si se dispara la inflación a partir de julio, el Ejecutivo pueda aumentar hasta un 8 de por ciento más, al 25 ya fijado por ordenanza.

La mayoría de los concejales no acordaron con esta moción considerando que era un pedido demagógico y de corte político partidario.

El edil Juan Sáenz opinó que “no le veo el sentido más allá de una visión política porque no sucedió aún”.

Puso en duda además que los índices de inflación superen el 25 por ciento.

A lo que Norte respondió que “tiene que ver con una realidad y queremos anticiparnos y no actuar sobre el hecho consumado”.

Desde el bloque de Cambiemos, Ramiro Ortiz y Roberto Gayani entendieron que esta resolución técnicamente no es viable y de última lo que habría que hacer es modificar la ordenanza aprobada.

Claudio Molina en tanto expresó que “la gente está podrida de que le aspiren el bolsillo”.

Ahí fue cuando bajó a su banca el presidente del Concejo y aseguró que se trataba de un proyecto meramente político y acusó al GEN de “querer que al Ejecutivo le vaya mal”.

Frente a esto Molina dijo sentirse ofendido, y explicó que ellos ejercen el rol de oposición en forma constructiva y controlando, que es lo que corresponde.

“La gente la está pasando mal”, subrayó al desarrollarse este debate en el recinto.

LA CESIÓN DE TIERRAS Y UNA ACLARACIÓN

En la sesión realizada el pasado martes, los concejales aprobaron la cesión de un terreno al STMA para que el gremio construya viviendas. Resultó raro el hecho que –en principio- se hablara del mismo sitio donde, a principios de mes, un grupo de vecinos intentó usurpar, mientras que habitantes de la zona informaron ser adjudicatarios de algunos de esos lotes y estar inscriptos en la municipalidad.

De acuerdo con averiguaciones realizadas ayer por este diario, si bien se trata del mismo predio, éste no fue subdividido como corresponde.

Al STMA se le otorgaron dos manzanas circunscriptas por calles Catamarca, Rauch Norte, Calle 8 y Leyría; y el predio ubicado en España entre Catamarca y Calle 8, fue el lugar en cuestión –también llamado “Chacra de Rui”- donde tuvo lugar la toma de los parcelas.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *