Tiro al blanco

LA SEMANA POLÍTICA

Política y corrupción: ¿una cuestión de fe? La estampita de Santa Cristina. Un gobierno que sigue fabricando pobres. El futuro incierto de una sociedad abrumada. Bertellys lanzó la campaña. Caputo en Obras Públicas, fiel adhesión a Cambiemos y dardos para Inza y Duclós. ¿Esa es la estrategia ante la crisis?

El intendente Hernán Bertellys aprovechó el anuncio de cambios en el gabinete para arremeter contra las anteriores gestiones municipales. ¿Lanzamiento de la campaña?. RAÚL SANTIAGO GALLARDO

Escribe

Carlos Comparato

(comparatoc@yahoo.com.ar)

Siempre habrá un escalón que acerque un paso más al infierno. Este país atraviesa esa ciénaga que mezcla a un gobierno inepto creador, cada día, de más pobres y los entremeses de una corrupción travestida de una épica justificatoria. Se entra así en un dilema que mezcla la política con la fe. Si la ideología es un conjunto lógico de ideas en el otro extremo se encuentra el argumento de lo irracional, de la creencia derrapando así todo espacio de debate. Los que creen que la expresidenta Cristina Fernández es inocente y está sometida a una conspiración de grupos de poder político, económico, judicial y mediático no habrá bolso ni declaración del arrepentido de turno que los haga cambiar. Se transforma la ideología en una sacralización de la figura del líder convertido en una estampita. Esta sociedad tiene cierta atracción por cultivar este pensamiento mágico en una suerte de sincretismo con lo religioso. Será por siempre Santa Cristina pese a que se haya roto el sistema que sostuvo un modo de funcionamiento del Estado y la política corroída por la corrupción. Lo pecaminoso, y que surge del pensamiento blindado de sus propios seguidores, es resumir el proceso kirchnerista a una banda de ladrones. Esa es la lógica que se impone si no hay espacio para la autocrítica porque implica que fue un proceso político sostenido por los negocios espurios del Estado. Dicho de otro modo: ¿la política fue una herramienta que le cedió espacio a la corrupción o fue la corrupción que le dio sustento a la política?

Autocrítica K   

En sus comienzos, el kirchnerismo apareció como una etapa distintiva de un peronismo que había atravesado una experiencia envuelta en el neoliberalismo bajo la presidencia de Carlos Menem. Si se planteaba un nuevo paradigma del Estado, la ruptura con estructuras del poder enquistadas, la intención de reformular el funcionamiento del capitalismo en Argentina, ¿por qué terminó como terminó? Y no hay que olvidarlo: su heredero en la Casa Rosada era Daniel Scioli, un hombre lejano al fárrago discursivo  nacional y popular. No se puede echar la culpa a la conspiración permanente, a que los malos siempre está afuera. Por estos días se está demostrando que los malos también estaban adentro. No se está pidiendo el volumen del debate setentista pero tampoco asistir a estas imágenes obscenas donde se naturalizan personajes arrastrando bolsos con millones o empresarios confesando sus fechorías con funcionarios. Mientras esto sucede, Mauricio Macri sigue gobernando, la desocupación y la pobreza se siguen acumulando y el 40 por ciento de los pibes de este país son pobres. No se puede llegar a la simplificación de hablar de maniobras distractivas o el intento de ocultar la realidad. Ésta es imposible de disimular ante un gobierno que viene demostrando un enorme daño social. Es tan grande el escándalo que lleva a una implosión pero, en una de esas, con el tiempo termine todo en la nada porque el reloj del sistema tiene que seguir funcionando. ¿Algo cambiará o asistimos a una escena de gatopardismo? ¿Cuál será el rumbo de esta sociedad abrumada?

Cambios en el Municipio   

El intendente Hernán Bertellys anunció cambios en su gabinete nombrando a Carlos Caputo secretario de Obras Públicas mientras que el arquitecto Héctor García continúa como asesor. Modificó el área de Seguridad Ciudadana bajándola a dirección y quedando al frente Hugo Herrera. Por fuera de cierta sorpresa es evidente que Obras Públicas es un área central de la administración que está atravesada por los vaivenes de la crisis económica atendiendo a la dependencia que tiene este municipio de Nación y provincia. Más volumen político fue el argumento del Jefe Comunal sabiendo que García no se va a entrometer en esos pasadizos y el elegido fue Caputo pese a su falta de experiencia en cuestiones técnicas.

La ocasión, para informar sobre estas modificaciones, fue aprovechada por el Jefe Comunal para realizar una fuerte embestida contra los intendentes que lo antecedieron: Omar Duclós y José Inza. En un virtual lanzamiento de campaña también confirmó su voto de adhesión al proyecto de Cambiemos.

La “dilapidación”    

Justificó las limitaciones económicas por la “dilapidación” de fondos a partir del crecimiento de la planta de empleados de la Comuna que tuvo lugar durante las dos gestiones anteriores. Con una cifra difícil de discernir, habló de dos mil millones de pesos en los últimos seis años por la incorporación de trabajadores. Según Bertellys, el ex intendente Duclós sumó 549 en sus últimos dos años de mandato mientras que Inza agregó otros 372 durante su administración. “Nosotros lo único que pudimos hacer es bajar 69 empleados que se han jubilado y hoy estamos en 1.788, sin dejar a nadie sin trabajo”, dijo el Jefe Comunal. Continuó con su artillería contra el GEN cuando lo acusó de haber dejado un déficit de 1.380 millones de pesos y acusó de doble discurso a los concejales de ese partido.

La respuesta de Duclós

La respuesta de Duclós no se hizo esperar si bien ya había escrito una columna en este diario hace un par de semanas. Habló de 899 empleados cuando asumió en 1999 más 715 bajo la figura de becas de capacitación que fueron incorporados a planta llegando a un total de 1.614. En el 2011 finalizó la gestión con 1.406 significando los salarios un 58 por ciento del presupuesto. En la actualidad, ese rubro se lleva más del 70 % y se encargó también de cuestionar la cantidad de funcionarios políticos incluyendo la figura de los monotributistas. En relación al pasivo de la Comuna en 2015 era de algo más de 84 millones y para este año se proyecta en alrededor de 200 millones de pesos.

Por encima de este juego de números, hay algo que es evidente y se consolida: este Municipio sigue siendo inviable. Si la campaña se va a sustentar en cruzarse dardos entre el actual y los anteriores intendentes, esta Comuna y, por lo tanto, esta sociedad  no tienen destino.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    20 de agosto de 2018 at 2:40 pm

    Fuerza Cristina, sabemos que los bolsos son muy pesados !

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *