EN 9 DE JULIO ENTRE NECOCHEA Y ARENALES

Toda una carrera de obstáculos

 

<
>

Camino al turno tarde de la Escuela Normal, una joven y un niño con su mochila a cuestas tuvieron que asistir forzosamente a toda una carrera de obstáculos como consecuencia de la acumulación de elementos fijos y móviles que impiden el normal transitar de los peatones por la calle 9 de Julio, entre Arenales y Necochea.

El menor, por ejemplo, se vio obligado a bajar al cordón cuneta, con el riesgo que ese tipo de maniobras implica en un sector donde el paso de vehículos es constante, en especial al mediodía.

Dos motocicletas; una piedra de gran tamaño; una bolsa con materiales para la construcción; una montaña de arena y otra de arenilla; además de barreras fijas como una columna de hormigón, un poste de electricidad y un cesto para la basura, son algunos de los obstáculos que los peatones encuentran a su paso por el sitio.

No es difícil imaginarse el peligro que estos escollos –todos juntos en un recorrido de apenas 25 metros lineales- puede generar para una persona no vidente o con la capacidad visual reducida.

Es de esperar que los responsables de estas situaciones reflexionen antes que tengamos que lamentar un accidente.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *