PARA LA COMPRA DE UN TERMOCICLADOR

Todo listo para la cena solidaria a beneficio del Hospital Materno Infantil “Argentina Diego”

Se agotó la venta de entradas para asistir al evento a realizarse el próximo sábado en el galpón de la Sociedad Rural local. Silvina Larre, una de las responsables de la organización, subrayó lo importante de poder contar en Azul con un equipamiento valuado en 44.000 dólares que no tiene ningún centro asistencial de la región para analizar muestras de biología molecular. 

<
>

Una buena parte de los 44.000 dólares que se necesitan para que el Hospital Materno Infantil “Argentina Diego” tenga un equipamiento de suma utilidad para Azul y la región, se podrán recaudar al cabo de la cena a realizarse el próximo sábado en el centenario galpón de la Sociedad Rural de esta ciudad. Se trata de un termociclador, un instrumental para analizar muestras de biología molecular que sólo tienen en centros médicos de referencia como el Hospital Ludovica de La Plata o el Hospital Zonal de Mar del Plata. Para conocer detalles de las características del equipamiento y su utilidad, así como los detalles inherentes al evento en sí, este diario entrevistó a Silvina Larre, bioquímica del Materno y una de las responsables de la organización de la cena.

“Ya está todo organizado. Las entradas están todas vendidas. El cheff está trabajando y nosotros estamos abocados a la disposición de las mesas y demás detalles en el salón. Han sido tres meses largos y agotadores”, expresó Larre.

Servicio en las mesas y menú

La profesional explicó que el servicio de las mesas será prestado por alumnos de los quintos años de tres colegios privados. “Convocamos a los quintos para no distraer a la Promo -en virtud de la proximidad de los festejos por el Día de la Primavera y del Estudiante-, de Sagrada Familia, Mariano Moreno e Inmaculada Concepción. Fueron 150 chicos a la primera reunión; no necesitamos tantos pero a ninguno le podemos decir que no teniendo en cuenta la predisposición que mostraron”, explicó Larre.

Tras mencionar que el cheff será Gonzalo Lara, de Taller de Gustos, la entrevistada dio cuenta del menú que tendrá la cena, con horario de inicio previsto para la hora 21. La recepción será con una picada de tres estaciones: sabores argentinos (mollejas, chinchulines, chorizos bombón, etc); frutos del mar (salmón, rabas) y cazuela de cerdo al curri tailandés. Habrá un grupo que interpretará música en vivo a tono con la instancia. El plato principal es rissoto de puerros, champignón y panceta, con la particularidad que será elaborado en el momento; y el postre será Parfé con whisky.

También se presentarán el grupo La Gigante y el dee jeey Loifa Grosso, y habrá sorteos con la entrada y por fuera de ella, con importantes premios sorpresa.

Como invitada especial participará del evento Gabriela Arias Uriburu, quien tiene una fundación desde donde trabaja en acciones solidarias.

La respuesta de la comunidad

Larre afirmó que están sorprendidos por el grado de adhesión que han tenido de la comunidad azuleña de cara a esta convocatoria.

“El ‘gracias’ no alcanza. Hemos recibido donaciones de dinero; de tiempo para ayudar a reunir la materia prima para el menú; otros aportaron ideas o transportando cosas (la guarnición del Ejército se hace cargo de esa faceta); y todos los negocios del centro colaboraron con regalos. Hay gente que se acercó a decirnos que no puede ir a la fiesta e igual donó el valor de una entrada”, destacó.

No más derivación de muestras

La profesional indicó que la posibilidad de pasar a contar con un termociclador en Azul, tendrá una importancia vital.

“Lo vamos a usar para hacer el diagnóstico virológico. En el hospital somos centro de derivación de muestras respiratorias en la época de mayor porcentaje, que es de marzo a septiembre. Utilizamos una técnica que se llama inmunoflorecencia con una sensibilidad del 60 por ciento pero no podemos completar el estudio porque no contamos con el equipo que nos permita saber, por ejemplo, si un paciente tiene o no influenza H1N1. La muestra se envía a Mar del Plata y el resultado demora de 10 a 15 días. Acá, con el equipo en el Niños, el resultado se tendría en tres horas”, detalló.

Larre afirmó que, con el instrumental a comprar, el paciente y su familia se evitarán antibióticos e internación, y la incertidumbre del diagnóstico.

“Está pensado para ser usado en mujeres de más de 30 años en diagnósticos que permitirán determinar la probabilidad de cáncer de cuello de útero y en chicos con meningitis que no son bacterianas sino virales. Éstas últimas se envían al Malbrán y hay una demora importante. Con el termociclador, en doce horas como máximo se sabrá qué virus tiene el nene”, amplió.

BALANCE PERSONAL

Silvina Larre (foto) dijo qué primer balance realiza a título personal por el hecho de participar de la organización de la cena solidaria que permitirá recaudar parte –se estima que más de la mitad- de los 44.000 dólares necesarios para comprar el termociclador. “Para mí es un placer. Si bien es cierto que lo único que hacemos desde hace tres meses es esto porque hemos trabajado muchísimo, el apoyo de la gente no tiene precio; es increíble. No pensé que íbamos a movilizar una ciudad entera, y es lo que estamos haciendo”, expresó.

Adelantó que, a futuro y teniendo en cuenta la necesidad de optimizar el equipamiento del Hospital Materno Infantil, “proyectos tenemos un montón”.

“Ojalá quede institucionalizada la cena del Hospital de Niños porque siempre se necesitan cosas. Año a año se podría apuntar a un servicio diferente (del efector) para ir mejorando el equipamiento”, dijo.

USO COMPARTIDO

La bioquímica que trabaja en la organización de la cena a realizarse el sábado destacó el uso compartido que se le podrá dar al termociclador una vez que haya sido adquirido e instalado. “El equipo es para Azul. Va a estar en el Niños porque la idea surgió del Niños, pero el termociclador va a ser de todos”, destacó.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *