DESPUÉS DE CINCO MESES SIN PRODUCCIÓN 

Trabajadores de Molino Nuevo buscan formar una cooperativa   

En las últimas semanas, un grupo de empleados de esa empresa que en marzo dejó de producir, están abocados a conformar una cooperativa de trabajo. Hasta ahora, han mantenido distintas reuniones porque son varias las cuestiones a resolver. No obstante, Agustín Zambrana, dirigente sindical de los molineros, señaló ayer a este diario que “el panorama es bueno”.

Agustín Zambrana
<
>
Agustín Zambrana

EL DATO:

Agustín Zambrana quiso resaltar ayer al hablar con este diario que tuvieron la ayuda económica de la Unión Obrera Molinera Argentina, de la cual él es secretario General a nivel local.

Los meses pasan y los trabajadores de Molino Nuevo S.A. buscan una salida a la  situación que atraviesan desde hace cinco meses. Es que en marzo de este año la planta – ubicada en Roca e Islas Malvinas, en Villa Piazza Centro-, se paralizó porque sus propietarios no proveían materia prima y, además, dejaron de pagar los salarios a sus entonces 28 empleados.

Desde ahí, la incertidumbre se apoderó de los trabajadores ya que nadie se hacía responsable de la situación. A esto se sumó que a fines de junio falleció el accionista mayoritario del Molino, Martín Corna -tenía el 75 por ciento de las acciones, el 25 restante pertenecen a Gastón Sigmaringo, primo de Corna-.

Ahora, desde hace unas semanas, 12 operarios están en tratativas para conformar una cooperativa que les permita volver a trabajar.

Así lo explicó ayer al hablar con este diario Agustín Zambrana, uno de los trabajadores y secretario General de la Unión Obrera Molinera Argentina Delegación Azul.

Por ese motivo, junto al subsecretario de Empleo y Producción, Juan Arruti, mantuvieron una reunión con el delegado local del Ministerio de Trabajo, Maximiliano Aramburu, a fin de interiorizarse en los pasos que deben seguir para integrar una cooperativa, teniendo a favor que contarían con la materia prima y que tienen potenciales compradores a quienes vender la harina.

Reuniones   

“Lo que queremos es trabajar”, sostuvo Zambrana al inicio de la nota, y luego explicó que el encuentro en la delegación local de la cartera laboral “fue para ver cómo  podemos armar la cooperativa, porque a nosotros no nos interesa la indemnización ni nada de eso, porque sabemos que no la vamos a cobrar, menos con el molino parado. Queremos trabajar”.

Son 12 los empleados que están tras la conformación de la cooperativa. Los restantes 16 “se fueron con el doctor Ignacio Gayani para iniciar los juicios laborales, por lo que hoy no estarían con nosotros”.

Si bien ese número no alcanza para armar una cooperativa, ya que necesitan el 70 por ciento del total de los trabajadores, señaló que “no sería problema porque algunos muchachos estarían por sumarse a nosotros”.

Consultado si la idea es trabajar en las mismas instalaciones y con la maquinaria que allí hay, dijo que sí y marcó que “el Molino se paró porque faltaban materias primas, pero si se aprieta el botón hoy, vuelve a andar”.

Pese a que hace meses les cortaron la luz por una deuda de alrededor de 700.000 pesos, Zambrana apuntó que “para lo que produce el molino, no es mucho. Así que ese no sería un problema”.

En ese sentido, comentó que en marzo -la última vez que molieron- “hicimos 2.500 toneladas y sacamos 70 camiones valuados más o menos en 9 millones de pesos”, que, dicho sea de paso, esa cifra no fue para pagarles sus quincenas a los trabajadores.

Más allá de esto, y en lo que hace a la deuda de luz, señaló que un grupo “fue a hablar con el presidente de la Cooperativa Eléctrica -Roberto Rusciolelli- y les dijo que no tendría ningún problema en conectar la luz, aunque nosotros la traemos de Buenos Aires”.

“15 o 20 pedidos de quiebra”     

En lo que hace a la situación legal de Molino Nuevo, sobre todo luego del fallecimiento de Corna, consignó que “Corna era el dueño mayoritario y Sigmaringo tiene el  porcentaje más chico. En los cinco meses que llevamos, ninguno se acercó. Nos dejaron abandonados”.

Consultado si la firma presentó quiebra, como trascendió, marcó que “debe tener 15 o 20 pedidos de quiebra por parte de los acreedores. Pero de este tema se iban a ocupar Arruti, Luis Conti y Ramiro Ortiz, que nos dijeron que van a tomar contacto con el ministro de Producción, Francisco Cabrera”.

La cuestión es que los trabajadores quieren asegurarse que si logran conformar la cooperativa, “no nos embarguen la producción”, por las deudas que arrastran los propietarios de Molino Nuevo. Este es el tema a estudiar y solucionar.

Sobre la parte operativa, Zambrana aseguró que ya han mantenido contacto con productores que se comprometieron a entregarles trigo para que puedan moler, y también con clientes que están dispuestos a comprarle la harina.

En ese aspecto dijo que “el panorama es bueno. Estamos contentos con las reuniones que hemos tenido y si todo sale, va a ser un logro”.

Yendo a la situación de los trabajadores, que desde marzo no cobran sus quincenas, explicó que “hay chicos que ya consiguieron otros trabajos, pero la mayoría tenemos que hacer changas para sobrevivir”.

Los que aún quieren reactivar la fábrica, todos los días van a cuidar las instalaciones y las máquinas. Pese a que la situación se les hace cada vez más difícil, no dejan de hacer turnos para resguardar ese patrimonio que puede ser nuevamente su fuente laboral.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *