PREOCUPACIÓN E INCERTIDUMBRE

Trabajadores de peajes en estado de alerta por el posible cierre de cabinas en rutas nacionales

Una información periodística generó intranquilidad en los empleados del sector. Para conocer mayores detalles acerca de esta situación EL TIEMPO consultó ayer a Adriana Cubaile, quien tiene a cargo el área de Prensa de SUTPA. Entre otras cosas dijo que en la nota publicada en un diario de tirada nacional se hace alusión al “levantamiento del 50 por ciento de las cabinas de peaje de todos los corredores nacionales”.  “En un cálculo aproximado que hemos realizado serían unas 2.500 personas que quedarían en la calle”, señaló también. Asimismo la dirigente gremial apuntó que hoy tendrán más precisiones acerca de este tema debido a que estaba prevista una reunión con directivos de Vialidad Nacional.

“En la nota periodística se habla del levantamiento del 50 % aproximadamente de las cabinas de peaje de todos los corredores nacionales. En un cálculo que hemos realizado serían unas 2.500 personas que quedarían en la calle si esta información fuera verídica”, dijo a EL TIEMPO Adriana Cubaile, quien tiene a su cargo el área de Prensa de SUTPA. FOTOS FACEBOOK SUTPA
<
>
“En la nota periodística se habla del levantamiento del 50 % aproximadamente de las cabinas de peaje de todos los corredores nacionales. En un cálculo que hemos realizado serían unas 2.500 personas que quedarían en la calle si esta información fuera verídica”, dijo a EL TIEMPO Adriana Cubaile, quien tiene a su cargo el área de Prensa de SUTPA. FOTOS FACEBOOK SUTPA

La iniciativa del Gobierno Nacional que pretende eliminar algunas cabinas de peaje existentes en las rutas nacionales, generó incertidumbre por la falta de información en el gremio que nuclea a los trabajadores del sector.

Ante este escenario planteado, EL TIEMPO consultó ayer a Adriana Cubaile, quien tiene a su cargo el área de Prensa del Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA), quien -entre otras cosas- informó que el gremio se declaró en estado de alerta y movilización.

Preocupación e incertidumbre

En principio Cubaile dio a conocer que estaba prevista para ayer una reunión con autoridades de Vialidad Nacional en la que se iba a dialogar sobre el tema en cuestión, razón por la cual en la jornada de hoy podrían tener mayores precisiones.

“Hasta ahora lo único que tenemos es la noticia que salió publicada en el diario La Nación del jueves pasado. Nada más que eso sabemos”, dijo la dirigente de SUTPA.

Asimismo destacó que los empleados del peaje se encuentran muy preocupados ante este trascendido, el cual les ha generado un panorama de incertidumbre de cara a su futuro laboral.

Por ese motivo y “basándonos en esa información, que decía que provenía de fuentes oficiales” desde SUTPA se decretó el estado de alerta y movilización “de todos los trabajadores del peaje, no solamente de los que se desempeñan en los corredores nacionales”.

“Unas 2.500 personas quedarían en la calle”

Por otro lado, Cubaile señaló que “en la información periodística se habla del levantamiento del 50 por ciento aproximadamente de las cabinas de peaje de todos los corredores nacionales”.

“En un cálculo aproximado que hemos realizado serían unas 2.500 personas que quedarían en la calle si esta información fuera verídica. Es un espanto. Esperemos que esto no sea así, porque en ningún momento se mencionó esta posibilidad en ninguna de las reuniones que venimos manteniendo desde hace mucho tiempo con Vialidad Nacional y el OCCOVI, que es el Órgano de Control de las Concesiones Viales”, señaló en ese aspecto la encargada del área de Prensa de SUTPA.

“Que las obras se hagan, pero con los trabajadores adentro”

En otra parte de la entrevista con este matutino, Cubaile hizo hincapié en que “entendemos que algunos corredores, como es el CV1 (Ruta 3, 226), están en mal estado y es prioritario hacer obras para la seguridad de la gente, pero estamos convencidos de que estas obras no tienen que ser a costa del despido de los trabajadores”.

“Nosotros estamos a favor de que se realicen las obras necesarias en los corredores, pero pedimos que se hagan con los trabajadores adentro. En definitiva, queremos y exigimos que esta gente siga en sus puestos de trabajo mientras se realizan las obras”, concluyó la dirigente de SUTPA.

“EL RESULTADO DE 10 AÑOS DE DESIDIA DE UN ESTADO AUSENTE”

En el comunicado publicado en las redes sociales por SUTPA se destaca, entre otras cosas, “el mal estado de estas rutas nacionales son el resultado de 10 años de desidia de un estado ausente. Ahora este Gobierno pretende que el costo de transformar esta red de 8.000 kilómetros en autopistas, autovías o rutas seguras, se realice dejando a estos trabajadores y sus familias en la calle”.

Asimismo se destaca que “nuestro sindicato viene desde hace un tiempo manteniendo reuniones con las autoridades de Vialidad Nacional y el OCCOVI para lograr una definición sobre los contratos de estos corredores – vencidos ya hace un tiempo. La prórroga de dichos contratos a las empresas concesionarias, que vence en abril de 2018, fue lograda en base a estas reuniones. Cabe aclarar que en ninguna de ellas se hizo mención a esta posibilidad ayer anunciada”.

“Hemos sido los primeros en denunciar el mal estado de la infraestructura de rutas y accesos y entendemos la necesidad de las obras, pero estas mejoras deben hacerse con la gente en sus puestos de trabajo. Los trabajadores no somos responsables del incumplimiento de las empresas y la falta de control de los organismos estatales”, se destaca también.

A su vez se expresa que “en un contexto en que los indicadores de empleo en la Argentina no han dado muestras de mejoras y en el cual los funcionarios de este Gobierno dicen tener como prioridad revertir estos porcentajes, la información difundida ayer carece de toda lógica. Las autoridades correspondientes deben aclarar y comprender que ponen en juego el futuro de 2.500 familias, en un país con un 35% de empleo informal y más del 30% de pobreza”.

“Agotaremos las instancias necesarias para que seamos incluidos en la toma de las decisiones que afectan el futuro de miles de trabajadores y sus familias. No permitiremos que avasallen los derechos de los trabajadores por los que tanto hemos luchado”, se concluyó.

“EN AZUL SON 60 FAMILIAS LAS QUE VIVEN DEL PEAJE”

ARCHIVO EL TIEMPO

El referente de SUTPA en el ámbito local, Diego Colman, también dialogó ayer con este medio. Al brindar datos acerca de la situación en Azul expresó que “son 60 puestos de trabajo; 60 familias  las que viven del peaje”.

De igual forma Colman hizo hincapié en que “nosotros no estamos  en contra de las obras, al contrario, siempre hemos apoyado y también hemos alzado nuestra voz diciendo que las obras de infraestructura en las rutas argentinas son necesarias. Además hemos acompañado cada vez que hubo iniciativas de ese tipo”.

A su vez, Colman manifestó que “estamos en un período electoral y esta parecería una medida ‘simpática’ para el usuario, que no tenga que pagar más peaje. Pero en realidad el servicio que se brinda es esencial”.

En ese sentido Colman ejemplificó: “Supongamos que una mujer va manejando por la ruta con sus dos hijos y tiene un desperfecto mecánico entre Las Flores y Cacharí; no tiene señal o tiene que llamar a su seguro (si es de otra provincia o de una ciudad más lejana su seguro se tiene que comunicar con la grúa que está más cercana). Serían unas tres o cuatro horas las que pasarían; y si va con chicos peor. Entonces, con el servicio que brinda el peaje de seguridad vial, le pasa lo mismo a esa señora, mira el ticket del peaje y llama a un 0-800 ó al *711 y sin señal se comunica con el comunicador a la estación de peaje, y a los 30 minutos a más tardar tiene un móvil de seguridad vial asistiéndola”.

Además consideró que “el peaje sale 25 pesos, mucho menos que un café o un atado de cigarrillos. Cuando uno paga el peaje está abonando el servicio, no es que le está dando plata al Gobierno”. Colman también dejó en claro que “ese servicio también implica la conservación y el mantenimiento de la traza. Las obras son una obligación del Estado, pero si ni el gobierno anterior ni el actual han realizado las obras, no es culpa del trabajador del peaje ni del servicio que se brinda”. Ante lo mencionado, afirmó que “estamos de acuerdo con la autovía y con todas las mejoras de infraestructura que sean necesarias, pero con los trabajadores adentro”.

Por último Diego Colman informó que se presentará una nota al Concejo Deliberante local para poner en conocimiento a los ediles que integran el Legislativo que “60 puestos de  trabajo van a correr riesgo sino se toma una medida al respecto”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *