ARQUEOLOGIA

Trabajos en el yacimiento “Las Patas” de Claromecó

El docente y antropólogo local Miguel Mugueta se encuentra realizando la tarea de investigación junto al Dr. Carlos Abruñeiras en el yacimiento ubicado en cercanías de El Caracolero, en la zona costera del Partido de Tres Arroyos.

Carlos Abruñeiras (el descubridor) y Miguel Mugueta  investigador y docente de la UNCEN, trabajando en el lugar. FOTO LA VOZ DEL PUEBLO.


El antropólogo azuleño Miguel Mugueta realizó días pasados, trabajos de campo en el yacimiento “Las Patas”, en cercanías de El Caracolero, en la zona costera del Partido de Tres Arroyos. En esta tarea, lo acompañó Juan Carlos Abruñeiras, el odontólogo capitalino que fue el descubridor del sitio en el verano de 2007.
Puntualmente, el trabajo consistió en tomar moldes de alta precisión y calidad, mediante la utilización de siliconas denominadas “exaplast”, justamente similares a las que usan los odontólogos para tomar impresiones dentales.
Durante fines de diciembre y los primeros días de enero, se desarrolló la primera etapa de  este trabajo. Al respecto Mugueta indicó que “creo que es importante que el descubridor de las ignitas intervenga, y que sea parte del proceso de investigación” al referirse al acompañamiento del Dr. Abruñeiras.
Con Avila y fomentistas
El antropólogo también destacó que se presentó ante el director del Organismo Descentralizado Carlos Ávila, con el fin de informarle de todos los trabajos que piensa hacer.
También se reunió con la Sociedad de Fomento de Claromecó con el objetivo de organizar una charla abierta sobre el tema que se concretará el próximo 20 de enero. Mugueta aseveró que “informar a la comunidad es una tarea esencial, para inculcar el sentido de identidad a la gente. La historia de la humanidad, su registro, sus evidencias, no son propiedad de la ciencia. Los científicos debemos trabajar para que los resultados y avances sean de todo el conjunto social”. 
Nuevos estudios
Por otra parte, el docente de la UNICEN indicó que estará vinculándose con biólogos de la Universidad del Centro a la que él pertenece, para trabajar con técnicas de isótopos estables. Esto serviría para conocer el paleoambiente de hace 30.000 años antes del presente.
Conocer la flora, fauna y minerales de lo que fue una laguna donde los primeros humanos que habitaron la Pampa realizaron incursiones de caza. Conocer esto es fundamental en la investigación.
Asimismo, se está trabajando en recuperar muestras para volver a fechar o datar las huellas en el laboratorio del Museo de La Plata (UNLP) y en el laboratorio Beta Analitic de los Estados Unidos.
Sostuvo el antropólogo que “tengamos en cuenta que los recientes fechados de la Universidad de San Diego en sitios de California dan una antigüedad del poblamiento americano en más de 100.000 años. Ya años atrás la arqueóloga brasilera Guidon para el sitio conocido como Piedra Furada, arrojaba dataciones de 35.000 años antes del presente. Obviamente todos estos datos e investigaciones, van produciendo un nuevo debate en las ciencias antropológicas acerca de quiénes, cuándo y cómo eran los primeros grupos humanos que poblaron el continente americano”.
Sobre la investigación
Respecto a las tareas que se vienen realizando el azuleño señaló que “Los trabajos de campo en la costa desde Orense a Reta nos van orientando en la interpretación de los primeros grupos humanos de cazadores recolectores que seguramente no solo desarrollaron logísticas de nomadismo para realizar incursiones de caza donde se concentraría la fauna pleistocénica; sino que podríamos formular hipótesis de campamentos o espacios residenciales permanentes que proponen un sedentarismo en aquellos grupos que seguramente vieron otras posibilidades de obtener recursos marinos con proteínas que cambiaron sus conductas alimenticias. El nuevo proyecto incluye la apropiación de un patrimonio cultural y un significado identitario por parte de las comunidades costeras contemporáneas que presentan no solo el desafío arqueológico sino un relato social por demás importante”.

El yacimiento “Las Patas”, en cercanías de El Caracolero, en la zona costera del Partido de Tres Arroyos, donde se lleva adelante la investigación arqueológica desde 2007.


 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *