LUEGO DE LA ÚLTIMA SESION

Transporte público: avances para cubrir toda la ciudad

El martes el Concejo autorizó al Ejecutivo a llamar a licitación para cubrir el sector que quedó vacante cuando la empresa El Libertador dejó de prestar el servicio. La lucha la iniciaron los estudiantes y el Concejo tomó la posta convocando a los sectores involucrados. Hubo un trabajo intersectorial y ahora los resultados están a la vista.

El pasado martes, en sesión, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad autorizar al Departamento Ejecutivo a convocar a licitación pública para la concesión del Servicio de Autotransporte Público Urbano de Pasajeros y los Pliegos de Bases y Condiciones para la prestación del servicio. Esto se dio luego de un trabajo de aproximadamente cinco meses que se concretó en el seno del comité de transporte con la participación de Legislativo, el Departamento Ejecutivo, las facultades con sede en Azul, los estudiantes universitarios y terciarios, y las comisiones vecinales. En representación del Concejo fueron parte de este espacio los concejales Erica Torena y Claudio Molina, quienes ayer dialogaron con este medio y valoraron el trabajo multisectorial que se realizó que derivó en que se actuará en forma ágil y expeditiva para resolver la problemática del transporte público local.

Se trata de un reclamo que comenzaron los estudiantes universitarios al comenzar el ciclo lectivo 2016 porque el colectivo no llegaba al campus.

La Universidad del Centro por un tiempo y en forma provisoria había dispuesto un servicio de combis, pero siempre advirtiendo que se trataba de una excepción porque garantizar el transporte público es una función indelegable del estado, en este caso el municipal.

La lucha de los estudiantes

Los estudiantes convocaron a una reunión multisectorial y de ahí el Concejo convocó al comité que trabajó durante estos meses. Primero para resolver la coyuntura con un servicio provisorio y luego en solucionar la cuestión de fondo con este llamado a licitación para cubrir los sectores que quedaron vacantes cuando la empresa El Libertador dejó de prestar el servicio. “Estuvimos trabajando arduamente durante cinco meses, primero abocados a resolver la coyuntura que era poder restablecer el servicio alternativo al que hacía el colectivo verde para lo cual se firmó un convenio con La Unión. Una vez resuelta esa situación, al firmar el municipio el convenio por 90 días pagando 160.000 pesos por mes, empezamos a trabajar en la cuestión de fondo, que eran los dos objetivos principales que nos habíamos planteado en el comité”, explicó la edil del Socialismo.

La prórroga

Un tema a tener en cuenta que en unos días vencerá el convenio con La Unión que presta el servicio provisorio y seguramente el proceso licitatorio llevará algo más de tiempo con el riesgo que se produzca un bache. Justamente los estudiantes y los referentes de los barrios habían solicitado una prórroga hasta el mes de diciembre de este convenio paliativo, teniendo en cuenta que los plazos del proceso para la concreción de la nueva licitación seguramente serán mayores al estipulado por el contrato actual que vence el próximo lunes 10 de octubre. Claudio Molina explicó que desde el comité se le solicitó al subsecretario de Gobierno, Marcos Turón, que el municipio contemple la posibilidad de una prórroga y “según tenemos entendido el Ejecutivo va a solventar ese tiempo que quedaría sin cobertura”.

Al evaluar la tarea realizada, el concejal del Gen resaltó que “esta es una de las tantas cosas positivas que promueve el Concejo, y digo esto porque muchas veces trasciende lo negativo del Legislativo y estas cosas quedan en el olvido”. Más allá de esto, subrayó la necesidad “de generar este tipo de espacios de participación. Cuando hablamos de diálogo y de consenso, hablamos de generar, consolidar y profundizar estos espacios donde hay diálogo entre en el Concejo, el Gobierno municipal y los actores intervinientes de esta problemática y así los temas se van resolviendo”.

En torno a esto, opinó que “vemos que al Ejecutivo le cuesta impulsar estos espacios participativos tales como el foro de la seguridad, el comité hídrico, el comité para el seguimiento de la obra de pavimento, el fondo educativo, etc. Es el Concejo el que generalmente impulsa la convocatoria de estos espacios participativos”.

Como dato del trabajo que se realizó en materia de transporte público indicó que se realizaron más de 20 reuniones en el recinto en el transcurso de estos meses. Destacó asimismo el rol de la Facultad de Agronomía, de Derecho, de los estudiantes y de las comisiones vecinales. “Esto nos demuestra que cuando se generan mesas participativas se logran resultados concretos”, afirmó el concejal.

Sentar a todos los protagonistas

Acerca de este concepto, Torena agregó que “el espíritu de trabajo del comité era que estemos sentados los diferentes protagonistas para poder entre todos analizar el borrador del pliego que nos elevó el ingeniero Carlos Montagna”. La edil consignó que, al mismo tiempo, la idea era acortar los plazos y que se llegue a un proyecto consensuado para que pueda salir enseguida despachado que fue lo que finalmente pasó.

Molina sostuvo además, al igual que lo mencionó en sesión, que “la contracara de esto fue todo el proceso para el aumento de la tasa urbana municipal donde hubo una mesa de diálogo entre dos actores (Legislativo y Ejecutivo), habíamos acordado determinado incremento y el Ejecutivo rompió con ese diálogo, propuso algo distinto y así terminamos”.

A su vez, manifestó que “esto también demuestra que queremos cooperar con el Ejecutivo en temas concretos”. En este marco, ambos concejales destacaron el rol que cumplió el funcionario Marcos Turón.

Lo que se viene

Torena y Molina anticiparon también ayer que la intención es que el comité siga funcionando. “Esta problemática tiene varias aristas. Ahora estamos resolviendo el tema de los colectivos, pero quedan 3 temas pendientes: los taxis, remises y el transporte interurbano entre las localidades, que es una de las demandas de las localidades porque no hay transporte público que las vincule entre sí”, informó Molina.

En tanto, indicaron que en adelante tendrán también el rol de control de sistema de transporte urbano de pasajeros.

Por otra parte, Torena comentó que “se prevén varias mejoras para el servicio de transporte como la implementación de la SUBE, el tema del trasbordo que va a estar ubicado en la avenida 25 de Mayo, entre Yrigoyen y San Martín. Fue la solución que se encontró para poder acortar los tiempos de los recurridos que era una problemática que se había planteado”. También está previsto el uso de las nuevas tecnologías dotando a los colectivos con GPS, lo que permitirá a su vez un mayor control. “Además permitirá el uso de aplicaciones que los usuarios se puedan descargar a sus celulares y ver a cuántos minutos de la parada está el micro”, puntualizó Torena. Por último aclararon que si bien ellos fueron los representantes del Concejo en este tema, contaron con el aporte de todos los demás concejales.

Por una ciudad más inclusiva

Al Concejo llegó un proyecto consensuado que se analizó en comisión y rápidamente se despachó. No obstante, los concejales realizaron algunas modificaciones vinculados a que el servicio de transporte cuente con unidades aptas para personas con alguna discapacidad motora.

“Estaba prácticamente todo consensuado el pliego que elevó el Ejecutivo, pero hubo un pequeño detalle que lo conversamos con Marcos Turón –subsecretario de Gobierno de la Municipalidad que estuvo participando activamente en el comité- y estuvo de acuerdo vinculado en hacer hincapié en la accesibilidad de los micros para personas con movilidad reducida o tengan algún tipo de discapacidad. Decía que un 20 por ciento de la flota tenía que tener rampas de acceso y la modificación que planteamos fue que, al momento de que comience a trabajar, la empresa que gané la licitación tiene que tener, al menos, un micro y que, de forma progresiva vaya adaptando las demás unidades”, especificó Erica Torena al hablar con este diario.

Al respecto, apuntó que “en algún momento aspiramos a que todos los colectivos puedan tener rampa porque es un derecho para las personas con discapacidad, está previsto en leyes nacionales y provinciales, y aparte hay una resolución bonaerense que establece una exención en el pago de impuestos para los coches que estén adaptados. Entonces me parece fundamental empezar a hacer hincapié en estas cuestiones si queremos tener una ciudad más inclusiva”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *