“Trasmitirle toda la pasión que uno siente por este deporte”

Con esas palabras el Head Coach del club de Remo explicó su relación con los entrenadores y jugadores de rugby de la institución. Entrevistado por EL TIEMPO, el formador marplatense consideró que este proyecto –donde confluyen la formación deportiva y la integridad personal– ha sabido fortificar el desarrollo del rugby en la institución de la avenida Pellegrini, con lo cual sus desafíos pasan por lograr incrementar la cantidad de jugadores.

De la costa del mar a la vera del arroyo. Fernando Reche, el director general de rugby de club de Remo.
NACHO CORREA


El rugby es un deporte que se maneja, al igual que tantos otros, con reglas y códigos muy especiales. En casi todos los clubes donde se practica se busca, en primer lugar, el crecimiento personal, trampolín para pretender ek desarrollo deportivo. El club de Remo sigue con esos parámetros y con la conducción de Fernando Reche –mentado como “Head Coach”– estos se han intensificado mucho más.
En su primer año al frente al rugby remero, este marplatense ha ido realizando distintos cambios, de los cuales puede considerarse como más sustancial el método de entrenar; Reche ha implementado una forma de trabajar y de verticalizar la enseñanza a través de este método” para que todas las divisiones entrenen de la misma manera.
En su charla con EL TIEMPO, el entrenador con pasado en Comercial de Mar del Plata y Ferro de Olavarría, entre otros, mostró ser un apasionado de la ovalada, y explicitó que su objetivo como entrenador líder es “tratar de trasmitirle toda la pasión que uno siente por esta deporte” a los jugadores y entrenadores remeros.
Además, en el diálogo Reche realizó un balance de todo este tiempo al frente del rugby de Remo y dio a conocer cuáles serán las metas para este año, la primordial:“el gran desafío para toda la estructura del rugby del club es seguir aumentando la cantidad de jugadores de rugby infantil”
–Ya pasó el primer año al frente del rugby de Remo ¿Cumpliste las expectativas que tenías cuando tomaste el cargo?
– Sí, la verdad en este año que llevo trabajando como coaching general del club de Remo, lo que hicimos en un principio fue tratar de poner un método de enseñanza en el rugby del club y verticalizar la enseñanza a través de este método.
Que desde el plantel de Primera División hasta el kinder, que son los más chiquitos, puedan entrenar de la misma manera y brindándole herramientas a los entrenadores para que puedan desarrollarse y trabajar sobre un sistema.
–¿Cómo fue aplicar esa matriz en la Primera División y en los más chiquitos?
–Respetando en cada división los parámetros que aplicamos y también respetando la evolutiva del crecimiento de los jugadores. Fuimos adaptando en función de los que vemos.
Este proyecto lo arrancamos en marzo, es un plan de formación a largo plazo para hacer que los jugadores del rugby del club lleguen al plantel superior, o cuando se vayan a jugar a Buenos Aires lleguen más ricos en sus destrezas y que puedan competir de la mejor manera. Eso es lo que se refiere a lo deportivo.
Lo que es rugby formativo, que abarca desde los más chiquitos hasta un Sub17, se trabaja en un desarrollo táctico para que el jugador sepa interpretar estratégicamente lo que es el juego.
Con el plantel superior implementamos este año, en varias oportunidades, filmar los partidos y trabajar sobre un análisis del juego; esto estuvo bastante bueno, a uno como entrenador le deja cosas desde lo táctico y lo técnico, en tanto que a los chicos se los puede corregir mostrándole en lo que fallaron dentro de la cancha.
Yo creo que hay que hacer siempre foco, y más en este deporte. Nosotros trabajamos mucho en el aspecto humano, lo humano y lo formativo es tanto o más importante que formar a los jugadores rugbísticamente. Creo que nuestro lema o deber en el rugby del club es formar buenas personas que jueguen bien al rugby. Ese es nuestro camino y sobre eso tenemos que apuntalarnos permanentemente.
–Funcionás como un director general del rugby del club de Remo ¿Cómo es tu relación con cada uno de los entrenadores?
–La verdad que la mejor. Los días que estoy en Azul estoy permanentemente trabajando en el campo alrededor de lo entrenadores para tratar de trasmitirle toda la pasión que uno siente por esta deporte, buscando que los chicos lo puedan copiar. Lo han hecho muy bien durante este año.
Además, una vez por mes realizamos un coaching: juntamos a todos los entrenadores del club en un espacio cerrado y desarrollamos el tema o la destreza a trabajar durante los próximos dos meses.
“Nunca nos pusimos objetivos por resultados”    
–¿Primero convenciste a los entrenadores de tu idea o fuiste directamente al jugador?
–Fue en conjunto, simultáneo. Cuando el jugador nota que hay organización, que la propuesta es clara y que los entrenamientos se disfrutan, eso lo atrae. Con los entrenadores pasa lo mismo: cuando ven que tienen herramientas para entrenar a sus equipos, también disfrutan de sus prácticas.
–¿Qué análisis haces evolutivamente de lo que fue Remo dentro del ámbito de la competición? De manera general y dejando de lado un poco los resultados
–Creo que en general el balance es bueno, podría haber sido mucho mejor, pero en general fue bueno por ser el primer año. El crecimiento cuantitativo que tuvo el rugby infantil fue bastante importante, cerramos el año con alrededor de 200 jugadores. El rugby juvenil compitió con sus dos categorías jugando de buena manera.
En tanto que el plantel superior quedó entre los 10 mejores equipos de la UROBA, creo que eso es un mérito importante. Se armó Primera e Intermedia durante todo el año, tanto de local como de visitante. Se culminó con un viaje por los cuartos de final a Pico con casi 40 jugadores, presentando las dos categorías. Creo que el balance es bastante positivo, con mucho por mejorar.
–En base a lo último que dijiste, que hay mucho por mejorar ¿Qué desafío guía tu actividad de cara a 2018?
–El gran desafío para toda la estructura del rugby del club es seguir aumentando la cantidad de jugadores de rugby infantil, ojalá podamos terminar el año con 280 jugadores, eso sería un gran desafío. Creo que esa puede ser una buena propuesta.
En juvenil es seguir desarrollando a los jugadores en sus destrezas, técnicamente, tácticamente y estratégicamente para tener jugadores de rugby más desarrollados, porque acá todo es más competitivo.
En el plantel superior trataremos de forjar un buen grupo, que cada vez haya más entusiasmo y que lo entusiasme para competir y que el rugby del club sea vertical, que sea todo uno. Que los jugadores del plantel superior entrenen rugby infantil y juvenil y así poder armar una comunidad de rugby que se tenga mucho sentido de pertenencia.
Se ha trabajado mucho en el sentido de pertenencia y creo que la filosofía del rugby trata de esto: es formar buenas personas que jueguen bien al rugby. Para lograr eso, antes hay que hacer foco en la parte personal del jugador y que se sienta cómodo en el club, que juegue al rugby y que haga amigos y que el resultado deportivo sea una consecuencia de haber hecho todo eso.
Durante este año nunca nos pusimos objetivos por resultados, porque sabemos que los resultados uno no los puede medir. Sí que los objetivos estén puestos en metas a corto plazo, en acciones de juego, en acciones del club, como pueden ser el tercer tiempo, o de solidaridad con la institución. Gestos que hacen humanamente a un jugador de rugby y como consecuencia de tener buenas personas, tener buenos jugadores de rugby y que vengan los resultados deportivos.
RUGBY: JUVENILES DE REMO VIAJARON A SUDÁFRICA 

La división Juvenil Menores de 16 de club de Remo viajó a Sudáfrica para realizar una gira de trece días por uno de los países potencias mundiales de este deporte. En este periodo los chicos remeros jugarán tres rondas encuentros.
La delegación remera estuvo integrada, además del equipo y entrenadores, por padres y colaboradores, para disfrutar de l país que obtuvo dos Copas del Mundo y que siempre es protagonistas de los torneos que es organizado por la International Rugby Board (IRB).
Los cotejos programados son tres en total y en todas las ocasiones se disputarán dos partidos por jornada, lo que hace un total de seis encuentros frente a los mejores equipos de Sudáfrica.
Pero no todo serán partidos, los chicos además tendrán tiempo para conocer al país africano y tendrán una visita a la cárcel donde estuvo preso Nelson Mandela. Y asistirán a una práctica que encabezará el entrenador Jacques Nienaber
El cronograma de esta histórica gira será la siguiente
Jueves 1 de marzo
Viaje en bus privado hacia el aeropuerto Internacional de Johannesburgo, para tomar el vuelo con destino a Port Elizabeth.
Sábado 3 de marzo
Los azuleños debutarán en la gira frente a los equipos de Itembilehle School.
Miércoles 7 de marzo
Segundo partido de la gira frente a los conjuntos de President High School.
Viernes 9 de marzo
Los  Juveniles realizaran la excursión a la Robben Island y su famosa cárcel donde estuvo preso Nelson Mandela.
A las 15 horas: se trasladarán al President High School para una clínica de Coaching (práctica en cancha) dictada por Jacques Nienaber
Sábado 10 de marzo
Ultima ronda de partidos de la gira frente a Collegians, se disputará en el Collegians Rugby Club.
Lunes 12  de marzo 
Arriban al Aeropuerto de Ezeiza
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *