UN PLAN DE LUCHA QUE NO CESA

Tuvo un alto acatamiento el paro de los municipales nucleados en el STMA

 

Se llevó a cabo ayer una medida de fuerza impulsada por esa organización, la cual consistió en un paro con movilización al Municipio. Entre otras cuestiones, el plan de lucha se relaciona con la equiparación del salario de los empleados con el del Intendente y los concejales; entrega de ropa; pase a planta permanente y el llamado a junta de ascensos calificación disciplina y médica. En diálogo con EL TIEMPO, el titular del gremio, Luciano Varela, contó que posteriormente -en una audiencia realizada en la Delegación Azul del Ministerio de Trabajo- “algunos temas se resolvieron, como por ejemplo el de la junta de calificación y ascensos, que se puso fecha para el 31 de agosto”. Por otro lado, el dirigente informó que se fijó una nueva reunión para el viernes a la mañana. “Vamos a esperar hasta ese día cuando vamos a parar y movilizar nuevamente a la espera de una respuesta”, explicó.

 

“Bertellys habla del un paro político. Ahora… ¿Es mentira que los empleados municipales cobran 6.000 pesos y  él 100.000? ¿Es mentira que hace dos años que no le dan una categoría a los empleados? ¿Es mentira que el 90% de los empleados municipales no tiene ropa? ¿Es mentira?...no, no es mentira nuestra. Y la gente lo sabe”, expresó Varela en diálogo con este diario. NICOLÁS MURCIA Se realizó ayer una nueva medida de fuerza impulsada por el STMA. “Fue muy grata la sorpresa por la enorme cantidad de gente que acompañó la marcha”, dijo Luciano Varela, titular del gremio. También tuvo lugar una audiencia en la sede local del Ministerio de Trabajo. FOTOS NICOLÁS MURCIA
<
>
“Bertellys habla del un paro político. Ahora… ¿Es mentira que los empleados municipales cobran 6.000 pesos y él 100.000? ¿Es mentira que hace dos años que no le dan una categoría a los empleados? ¿Es mentira que el 90% de los empleados municipales no tiene ropa? ¿Es mentira?...no, no es mentira nuestra. Y la gente lo sabe”, expresó Varela en diálogo con este diario. NICOLÁS MURCIA

Tal como estaba programado, se llevó a cabo ayer una nueva medida de fuerza impulsada por el Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul (STMA). Según se informó, adhirieron a este reclamo -que consistió en un paro con movilización al Municipio- un más que importante número de empleados afiliados a esa organización.

En este escenario, el STMA reclama por: equiparación salarial con el Intendente y los concejales; entrega de ropa; pase a planta permanente y el llamado a junta de ascensos calificación disciplina y médica, entre otras cuestiones.

De acuerdo con lo dado a conocer desde la organización gremial que llevó adelante la medida de fuerza, se concentraron más de 250 trabajadores  en la sede del sindicato para luego realizar una marcha por el radio céntrico y finalizar en el veredón municipal, donde fueron recibidos por el subsecretario de Gobierno Marcos Turón, quien “no dio ninguna respuesta”. Fue así que los representantes gremiales solicitaron que se haga presente el intendente Hernán Bertellys o -en su defecto-  el secretario de Gobierno, Alejandro Vieyra. “Ninguno se hizo presente, ni tampoco se comunicaron”, se explicó. Posteriormente, en horas cercanas al mediodía, desde la Delegación Azul del Ministerio de Trabajo se llamó a una audiencia, donde participaron por parte del STMA, el secretario General, Luciano Varela, y el secretario de Organización, Pedro Benedicto; mientras que en representación de la Municipalidad asistió el subsecretario de Planificación y Control de Gestión Walter Surget. En ese marco, el  funcionario de la cartera laboral notificó a la parte empleadora del reclamo planteado.

En la oportunidad, los dirigentes del STMA manifestaron los requerimientos realizados oportunamente por expedientes presentados ante el Municipio, que son los que a continuación se detallaron:

-Para la equiparación salarial una suma fija no remunerativa de $1.200 a todas las categorías desde el ingresante hasta el subdirector de carrera esto con el objetivo de mantener a todos los trabajadores por encima del Mínimo Vital y Móvil hasta el 31 de diciembre del corriente año, suma que a partir del 1 de enero de 2017 se incluirán en los básicos de las categorías detalladas en cantidad 300 módulos

-En cuanto a los contratos a destajos se propone que los mismos se formulen con un proporcional del sueldo al régimen horario de 25 ó 20 horas según el caso y en la medida que por la antigüedad corresponda, pasaran a planta permanente, eliminándose esta forma de contratación paulatinamente

Paso seguid, el funcionario municipal manifestó que la junta de ascenso calificación disciplina y médica se conformará para el 31 de agosto del corriente año. En cuanto a la propuesta de la entidad sindical señaló que trasladará la misma al Ejecutivo Comunal con el objetivo de ser analizada  y que se llevará una respuesta a la audiencia pautada para el viernes. Asimismo, Surget solicitó que se levanten las medidas de fuerza adoptadas.

El STMA aceptó la fecha del 31 de agosto del corriente para la conformación de la junta, quedando a decisión de la asamblea de trabajadores la continuidad o no de la medida de fuerza adoptada. De esta manera se fijó una nueva audiencia para el día viernes a las 9 horas.

Por último se remarcó que, finalizada la audiencia, “sin cortar el diálogo, este gremio y los trabajadores en asamblea, decidieron pasar a un cuarto intermedio para continuar  con un  paro y movilización el día viernes a partir de las 8 horas, a la espera de la respuesta en la sede local del Ministerio de Trabajo”.

“No tuvimos noticias de nadie”

Para conocer mayores detalles de lo acontecido ayer, EL TIEMPO dialogó con Luciano Varela, titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul.

En principio Varela expresó que “fue muy grata la sorpresa por la enorme cantidad de gente que acompañó la medida de fuerza”.

El dirigente refirió que luego de movilizarse por las calles del radio céntrico, la marcha finalizó en el veredón municipal.

“Fuimos recibidos por Marcos Turón, quien  tiene muy buena voluntad y siempre está abierto al diálogo pero no tiene poder de decisión. Todo muy lindo pero nosotros queríamos charlar los reclamos -que son muy claros- con funcionarios que tengan poder de decisión”, señaló el gremialista.

De igual forma, Varela apuntó que “le pedimos que llamara a Vieyra o a Bertellys, pero no sabemos si los llamó o no, pero no tuvimos más noticias de nadie”.

A la espera de una nueva audiencia

Sobre la audiencia en Trabajo, el titular del STMA informó que “algunos temas se resolvieron, como por ejemplo el de la junta de calificación y ascensos, que se puso fecha para el 31 de agosto”.

Respecto a las propuestas presentadas por el sindicato –las cuales se mencionaron anteriormente-, Varela consideró que “Walter Surget se encargará de transmitirle a quienes corresponda nuestros pedidos y el viernes a las 9 de la mañana nos van a  responder”.

“Se metió en el campo de los agravios personales porque no tiene respuestas”

Sobre la relación que mantiene el gremio con el intendente Bertellys, el secretario general del STMA subrayó que el jefe comunal “tiene que dar respuestas. Se metió en el campo de los agravios personales porque nuestro reclamo es justo y él no tiene respuestas para darnos”.

“Agravió personalmente, principalmente a nuestro conductor (en referencia a Omar Varela), pero en ningún momento dijo que respuestas nos va a dar respecto a la ropa o sobre el salario. Los trabajadores pueden esperar tres, cuatro, cinco días, pero los aumentos a ellos les llegan en media hora”, dijo también.

A su vez, el dirigente del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul planteó que “Bertellys habla del un paro político. Ahora… ¿Es mentira que los empleados municipales cobran 6.000 pesos y  él 100.000? ¿Es mentira que hace dos años que no le dan una categoría a los empleados? ¿Es mentira que el 90% de los empleados municipales no tiene ropa? ¿Es mentira?…no, no es mentira nuestra. Y la gente lo sabe”.

“Eso habla de su cobardía”

En otro tramo del diálogo con este matutino, Luciano Varela subrayó que “Bertellys tendrá que hacerse cargo de dos cosas. Primero del paro de hoy (por ayer), ya que le avisamos cuatro días antes y no estaba para dar la cara ante los  trabajadores. Eso habla de su cobardía. También se tendrá que hacer cargo de lo que pueda pasar de acá en adelante, ya que trata a la gente de tonta en sus declaraciones”.

También,  el dirigente gremial expresó que “está clarísimo” que el Intendente “utilizó a nuestro gremio para ser votado y después hizo lo que quiso. Esas cosas pasan”.

“Nosotros no lo apoyamos a Hernán Bertellys como figura personal; apoyamos un proyecto político inmerso en una ideología política peronista. Le tocó ser a él y demostró lo que era yéndose al lugar en el que está ahora”, expuso el gremialista azuleño, quien paso seguido añadió que “si el hubiese sido un poco más hombre y nos hubiese atendido, podríamos haber dialogado para intentar solucionar todos estos temas, que son de los trabajadores y que están por encima de cualquier ideología política”.

“Bertellys, con su discurso, no sólo nos utilizó a nosotros sino también a todo el peronismo al momento de ser votado, para después pegar el salto sin consultar a nadie”, opinó.

Compás de espera hasta el viernes

Por último Varela hizo hincapié en que “seguimos demostrando que nuestro gremio dialoga. Vamos a esperar hasta el viernes, cuando vamos a parar y movilizar nuevamente a la espera de una respuesta. Ese día probablemente esté presente la FESIMUBO, razón por la cual habrá compañeros de toda la provincia solidarizándose con el reclamo de los trabajadores de Azul”.

“ESO EN EL BARRIO ES DE COBARDE”

Ante los dichos vertidos por el intendente Hernán Bertellys en el noticiero del cable local, a través de un parte de prensa, desde el STMA se remarcó que lo único que busca el jefe comunal “son descalificaciones personales. Y lo que hace es ningunear, desacreditar y desvirtuar el justo reclamo de los trabajadores intentando hacerles creer a la sociedad que este plan de lucha es político”.

En ese sentido, desde la organización gremial repreguntaron:

“¿Político? ¿Es mentira q los empleados municipales cobran 6000 pesos y el Intendente 100.000 pesos? ¿Es mentira que los concejales cobran 26.000 pesos? ¿Es mentira que no se le entregó la ropa al 90% de los empleados municipales? ¿Es mentira que hay contratos destajos que cobran 2.500 pesos? ¿Es mentira que hace más de dos años que no se recategoriza a los empleados?

“Intendente municipal no juegue con los trabajadores municipales que no les alcanza la plata para vivir por la inflación y tarifazos que propuso su gobierno. Tenga más respeto y por lo menos tenga la sutileza de atender y dar la cara con los trabajadores. Eso en el barrio es de cobarde”, se mencionó también en el texto.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *