“QUERÍAMOS SOLUCIONAR TODO DE BUENA FE”, SOSTUVO

Un abogado de Las Flores reclama una deuda a una comerciante local

 

La situación se relaciona con un conflicto que la propietaria de un negocio que está en De Paula entre Belgrano e Yrigoyen mantiene con su mamá, que le vendió mercadería que le habría sido pagada con “cheques sin fondos”. El abogado afirmó que piensa denunciar a la comerciante por lo que aparenta ser una estafa.

Cheques que serían sin fondos. Según el abogado sostiene, los usó la comerciante para pagarle a su madre.
NICOLÁS MURCIA

Un abogado de Las Flores afirmó ayer que su madre se convirtió en víctima de una estafa que le atribuye a la propietaria de un comercio de esta ciudad, una mujer que -según contó el hombre a este diario- le pagó con cheques sin fondos mercadería que su mamá le vendió para después comercializar en su local.

El abogado estuvo ayer en Azul en horas de la tarde y concurrió al comercio de la mujer a la que acusa, ocasión en la cual se produjo un insólito episodio. Según contó, al no poder entrevistarse con ella y sólo mantener una comunicación telefónica con el esposo de la mujer, su intención fue posteriormente recuperar esa mercadería que su madre le había vendido a la azuleña.

Pero mientras estaba en el local, se hizo presente personal policial, ante un llamado que alertaba sobre la existencia de un robo en el negocio, ilícito que en realidad no era cierto.

En la puerta del comercio, acompañado por su hermano, el abogado se entrevistó con policías a los que les refirió la situación.

Llamado Robertino Cheminet y de 35 años, el abogado también dialogó con EL TIEMPO sobre esa situación que después, según señaló, tenía previsto denunciar.

“Mi mamá tiene una empresa familiar a través de la cual confeccionan manteles, delantales, paneras, adornos para la casa y de decoración, todos artículos en tela. Hace aproximadamente dos meses se acercó a Azul y le vendió mercadería a una mujer que tiene su negocio en De Paula 577”, el mismo local al que ayer el abogado había concurrido con intenciones -según dijo- de recuperar esa mercadería.

“Cheques sin fondos”

“Este es un local donde venden todo lo que es decoración para la casa. En una primera oportunidad mi mamá le vendió también mercadería y la dueña del negocio se la pagó, por lo que no hubo problemas. Pero en esta segunda ocasión, que le vendió 32.000 pesos en mercadería, la misma le fue pagada con varios cheques. Esos cheques, de 3800 pesos cada uno, empezaron a rebotar”, agregó el abogado sobre esa situación.

Ante la deuda generada, acompañado por un hermano suyo ayer a la tarde Cheminet viajó desde Las Flores a Azul, al negocio que está en De Paula entre Belgrano e Yrigoyen. Tenía intenciones de recuperar la mercadería y entrevistarse con la dueña del comercio.

Según señaló, esa mujer le pagó a su mamá “con cheques sin fondo”.

“Y sabemos que esta gente es de Azul. Conocemos la casa donde viven, que está frente al Balneario, porque en una ocasión esa mujer -a la cual identificó con nombre y apellido- la atendió a mi mamá en ese domicilio, cuando fue a entregarle la mercadería que le había vendido”.

Según contó, el problema se suscitó con esa segunda entrega de mercadería que su madre le hiciera a la mujer, la cual le pagó con cheques que después, “a partir de octubre y en diferentes fechas, comenzaron a ser rechazados cada vez que mi mamá los usaba para pagar a terceros, a proveedores de ella”.

Más adelante sostuvo que, en su afán por cobrar la deuda o en su defecto -que fue lo que vino a hacer ayer y tampoco logró- recuperar la mercadería, concurrió a Olavarría, “donde esta gente tiene también un local”.

En la vecina ciudad, según dijo, “al llegar con mi hermano encontramos que el negocio estaba cerrado”.

“Nos entrevistamos con gente de la cuadra donde estaba ese local, que nos contó que hacía aproximadamente un mes que el negocio estaba cerrado. Y nos enteramos también que a las empleadas, según esta gente nos dijo, no les habían pagado y que a menudo iban al lugar proveedores para reclamar por deudas”.

Presencia policial  

En la previa a que llegara a Azul, el abogado contó que “me estuve mensajeando con el marido de esta mujer, que siempre decía que iba a arreglar esa deuda que mantiene con mi mamá”.

“Cuando llegamos acá con mi hermano -afirmó por lo ocurrido ayer a la tarde- la idea era desde el mismo negocio llamar a los dueños para que vinieran y devolvieran esa mercadería que no había sido pagada. Nosotros la queríamos retirar en presencia de ellos”.

Según dijo, fue una empleada la que los atendió “muy educadamente”. La misma que -de acuerdo con lo narrado por el abogado- después le dijo que no tenía el teléfono para llamar a los dueños.

“Pero me prestó el teléfono fijo, desde donde yo lo llamé a Alejandro, que es el esposo de la dueña del local. Cuando le pedí que viniera al negocio, cortó la comunicación”.

Lo curioso, siempre de acuerdo con lo referido por Cheminet, sucedió después.

Hubo un llamado al celular de la empleada efectuado por “la dueña del local” e instantes más tarde se hizo presente personal policial en el negocio.

“Cuando la Policía llegó, dijeron que habían ido porque estaban robando en el local. Yo conté la situación, mostré los cheques y los oficiales me dijeron que esto ya lo vivieron con otros proveedores que se están acercando y están pasando por la misma situación”, agregó el abogado florense.

Finalmente, sostuvo: “No quise hacer la denuncia porque la idea era poder resolver esto de una manera amistosa. Sólo queríamos llevarnos la mercadería que no fue pagada y solucionar todo de buena fe. Pero ahora sí. Teniendo en cuenta esto que pasó, vamos a hacer la denuncia”.

 El dato

La situación descripta por el abogado Cheminet derivó en que su familia tuviera que hacerse cargo de esas deudas que no pudieron ser cubiertas con esos cheques al parecer sin fondos. “Gracias a Dios hemos podido pagarlas. Pero todo esto le ha traído aparejado problemas de presión a mi mamá”, indicó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *