CARTA DE UN TAMBERO A MACRI

Un asesor en lechería publicó sus opiniones en Facebook y le respondió el ministro Buryaile

 

Según el especialista, cierran dos tambos por día, la deuda del sector asciende a 5.000 millones de pesos y la ayuda anunciada no alcanza.

 

Un asesor en lechería, publicó en Facebook una carta dirigida al presidente Macri a través de la cual planteó la difícil situación de los productores lecheros y reclamó una asistencia mayor para el sector.
<
>
Un asesor en lechería, publicó en Facebook una carta dirigida al presidente Macri a través de la cual planteó la difícil situación de los productores lecheros y reclamó una asistencia mayor para el sector.

RAFAELA (SF). El ingeniero agrónomo Miguel Rocchia, asesor en lechería, publicó en su página de Facebook una carta dirigida al presidente argentino Mauricio Macri

-que luego fue reproducida por el diario rafaelino La Opinión– para plantear la dramática situación de los productores lecheros, por lo cual reclamó una asistencia mayor para el sector que la anunciada en Venado Tuerto, con 40 centavos de subsidio al litro de leche cruda.

La carta llegó a conocimiento del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien se contactó con Rocchia para debatir la cuestión y expresarle la “preocupación” del gobierno por la lechería. “Me dijo que en estos momentos es su prioridad, a pesar de los distintos frentes que reclaman asistencia. En la actualidad productores frutihortícolas de Neuquén y Río Negro están regalando y tirando la fruta, por ejemplo”, contó Rocchia a La Opinión.

Según el ingeniero agrónomo, el ministro le confió que “sus objetivos principales son los mercados externos y destrabar las negociaciones con los supermercados. Insistió que las Industrias también están en problemas por lo tanto la prioridad es consensuar con el supermercadismo incluso para proteger al consumidor, el otro gran perjudicado y lograr un precio que permita al productor salir adelante”.

Finalmente Buryaile le pidió “encarecidamente” a Rocchia “que el mensaje sea de optimismo a pesar de la cruda realidad, que el gobierno desea que ningún productor más venda su vacas para pagar sus cuentas, y que están trabajando fuertemente para que pueda verse una solución lo más pronto posible. En cuanto tengan los elementos le dirán la verdad al pueblo argentino, su intención es transparentar toda la cadena láctea”, dijo el asesor sobre la charla.

Por su parte, Buryaile informó también sobre esta reunión en Facebook, donde publicó que desde el Ministerio trabajan “para mejorar las condiciones de la cadena láctea y  brindarle todo el apoyo que necesita para poder revertir la situación por la que atraviesa”.

La carta 

“Sr. Presidente: Soy un Ingeniero Agrónomo de la cuenca lechera santafesina con domicilio en la ciudad de Rafaela. Desde el año 1980 me he dedicado a asesorar y dirigir establecimientos lecheros ubicados en la zona de influencia de esta ciudad.

Con gran pesar le digo que desde el fin del gobierno de Alfonsín a la fecha han cerrado casi 25.000 tambos con el desplazamiento de más de 100.000 familias a los centros urbanos, en donde sin programas de adecuación a las nuevas reglas han dependido de los subsidios, tan proclives al peronismo.

Estos últimos años han sido un verdadero infierno para la actividad, sólo han perdurado los que con otros ingresos han mitigado los quebrantos, casi dos tambos por día han cerrado sus tranqueras en estos 12 años nefastos.

Las medidas que anunció en Venado Tuerto, con todo el dolor del alma se lo digo, no sirven para detener el cierre, cuatro de mis clientes me anunciaron esta semana que en el próximo mes rematarán su explotación.

Tanta ha sido la destrucción que ya no alcanza con créditos blandos, que no les darán porque sus pasivos arriesgan sus propiedades, tampoco el precio que, también con gran  pesadumbre le comento, no servirá para detener esta realidad.

Presidente, con todo respeto, dígale al Ministro que es necesario comunicar a los tamberos del país que, por favor, no cierren sus establecimientos porque el país los necesita produciendo, generando trabajo y motorizando a sus comunidades. Es necesario que cada productor lechero presente al Ministerio el estado de su pasivo porque es necesario conocer cuanto deben a los bancos, proveedores y demás, también obligar a blanquear sus deudas con los usureros de la región.

Estimo que no estará lejos de 5.000 millones de pesos. Este pasivo debe ser refinanciado en forma urgente no sólo para evitar que más tambos cierren sino también evitar que arrastren a sus proveedores. Dígale también que ponga a trabajar en estos menesteres a los profesionales del INTA, para que vayan a comerse algunas moscas al campo mientras desculan las deudas y puedan presentar un plan para sacarlos de esta extrema realidad.

Esta situación se llevará puesto a los últimos tamberos que viven únicamente de ella, por eso le ruego que solicite a su Ministro actúe en consecuencia.

Atentamente. Ing. Agr. Miguel Ángel Rocchia. Especialista en producción lechera.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *