Un auto que presentaba varias irregularidades

Un automóvil fue secuestrado en cercanías a un establecimiento rural del Partido de Azul, informaron fuentes policiales.

Entre varias irregularidades que presentaba, en uno de sus cristales tenía grabado un número de patente que se correspondía con el de un vehículo que registraba un pedido de secuestro después de que había sido robado en octubre del año 2016

De acuerdo con lo señalado, en el hallazgo y posterior secuestro de ese rodado, un Ford Falcon de color verde, intervinieron policías del Comando de Prevención Rural de Azul y de Tandil.

El auto fue encontrado durante el domingo que pasó, en ocasión de que los efectivos de seguridad realizaban un recorrido por esta jurisdicción.

El vehículo fue interceptado en cercanías a un establecimiento rural llamado “Las Dos Ene”, que está ubicado sobre la Ruta 226, a la altura del kilómetro 218.

Según lo que se informó, la patente que el auto tenía colocada era “duplicada”. Y cuando se le pidió la documentación del Falcon al hombre que lo conducía, que tiene 58 años y la Policía identificó como José Ángel Montoya, también presentaba diferentes irregularidades.

Posteriormente los policías, al revisar el parabrisas y la luneta, constataron que ambos vidrios estaban grabados con dos números distintos de patentes.

Uno de esos números, al ser cotejado vía informática, se correspondía con el de un vehículo que poseía un pedido activo de secuestro desde el 13 de octubre de 2016, en el marco de una causa penal caratulada como robo de automotor que se tramita desde una fiscalía perteneciente al Departamento Judicial de Quilmes.

En ese expediente -señalaron voceros del CPR Azul- como denunciante y damnificado por la sustracción del rodado figura un hombre llamado Martín Alejandro Barreiro.

Además, una vez que el auto fue trasladado a sede policial, un perito verificador de la DDI Azul constató que el chasis del Falcon tenía una “numeración apócrifa” y que también estaba adulterado el número de identificación del motor.

Por el hallazgo y posterior secuestro del automóvil las actuaciones penales que se iniciaron desde el Comando de Prevención Rural Azul fueron posteriormente remitidas a la UFI 1, la fiscalía a cargo de Marcelo Fernández en turno durante el pasado domingo.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *