UN AUTO SUBIÓ A LA VEREDA DE LA CATEDRAL Y CHOCÓ CONTRA LA PARED DEL SALÓN CULTURAL

El mismo auto. En una imagen que circuló por redes sociales, incrustado contra la pared del Salón Cultural. En la otra, en el estado que quedó a causa de este insólito choque.
<
>
El mismo auto. En una imagen que circuló por redes sociales, incrustado contra la pared del Salón Cultural. En la otra, en el estado que quedó a causa de este insólito choque.

El mismo auto. En una imagen que circuló por redes sociales, incrustado contra la pared del Salón Cultural. En la otra, en el estado que quedó a causa de este insólito choque.

Un accidente de tránsito de singulares e insólitas características se produjo en las primeras horas de ayer en la zona de céntrica de esta ciudad.

Por motivos que ahora se están tratando de determinar en el marco del sumario penal que se inició por lo ocurrido, un automóvil en el que iban cinco jóvenes subió a la vereda de la Iglesia Catedral “Nuestra Señora del Rosario” y desde ahí terminó estrellándose contra una de las paredes del Salón Cultural.

La violenta colisión, además de que produjo daños en el rodado implicado en el hecho, derivó en que tres de los ocupantes del vehículo tuvieran que ser trasladados al Hospital Pintos con lesiones que al parecer no revestían gravedad, mientras que los demás jóvenes -entre ellos el conductor- no sufrieron heridas.

Dos de esos ellos, después de que fueron atendidos en el hospital, no quedaron internados. Y el otro permanecía ayer a la tarde en el centro asistencial municipal en observación y sin que las lesiones que presentaba pusieran en riesgo su vida, de acuerdo a lo que fuentes de la comisaría primera local informaron.

Los mismos voceros policiales indicaron que por el hecho se inició un sumario penal caratulado como lesiones culposas, expediente judicial en el que interviene el fiscal Javier Barda, titular de la UFI 13 departamental.

Ayer, minutos antes de las cinco, se produjo este accidente de tránsito. A esa hora, un Fiat Palio modelo Adventure era conducido por un joven con domicilio en esta ciudad y al que la Policía identificó como Tomás Francisco Alegre, que tiene 18 años.

Según los voceros de seguridad, el joven perdió el control del rodado al doblar desde Colón hacia San Martín, lo que hizo que el auto subiera a la vereda de la Catedral -situada en una de las esquinas de esas mismas calles- y que desde allí terminara chocando contra una de las paredes laterales del Salón Cultural.

En el automóvil circulaban cuatro jóvenes más. Todos ellos figuran con domicilios en Olavarría e instantes antes el azuleño -según un vocero policial señaló- los había hecho subir al rodado para llevarlos, al parecer, a un boliche.

La Policía identificó a esos jóvenes como Lautaro Villar, Luciano Oscar Gamberini, Juan Ignacio Dumerauf y Tomás Recofsky. Todos tienen la misma edad: 20 años.

Mientras que Villar y Gamberini habían sufrido lesiones de carácter leves, según lo dictaminó un médico de Policía, y no quedaron internados; quien permanecía en observación en el centro asistencial municipal de Azul era Recofsky.

El azuleño que conducía el automóvil -que después la Policía incautó con fines periciales- fue notificado por el personal de seguridad que intervino en lo sucedido de la formación de la causa penal que lo involucra.

Desde la Seccional Primera se indicó que el joven “se negó a la extracción sanguínea” que habitualmente se les hace a los conductores de vehículos automotores implicados en accidentes de tránsito.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Car10

    julio 17, 2017 at 11:09 pm

    No se dejo ??? Qhdp q son la policia Los jueces y la re concha de la lora aca cualquiera hace lo q quiere y haci estamos todos hdp no tienen cara hay q matarlo abtodos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *