EN UN MISMO JUICIO

Un azuleño fue absuelto en una causa por drogas y condenado por la tenencia ilegal de un revólver

 

El fallo de este debate se anunció anteayer en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1. Por la posesión del arma de fuego, al encausado le impusieron una pena de seis meses de prisión en suspenso y otra consistente en el pago de una multa de 1.000 pesos. El arma había sido hallada durante un allanamiento en la vivienda del acusado, procedimiento donde también se encontró cocaína. Pero en el juicio no quedó probado que esa droga era utilizada para la venta al menudeo por parte del imputado, por lo que el fiscal actuante en el debate desistió de acusarlo.

Un  juicio oral desarrollado en un Tribunal de esta ciudad finalizó anteayer con la condena para un trabajador rural a una pena de seis meses de prisión en suspenso y a otra consistente en el pago de una multa de 1.000 pesos, después de que fuera hallado autor del delito tenencia de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización.

Además, en el juicio que se llevó a cabo en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1 el Dr. Gustavo Borghi -juez que intervino en el debate- absolvió al encausado del delito de “tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas” que también se le imputó, después de que el representante del Ministerio Público Fiscal desistiera de acusarlo de una infracción a la Ley de Estupefacientes por la que el joven había sido procesado.

En su alegato, el Fiscal había solicitado la absolución del acusado por esa infracción a la Ley 23.737 que se le imputó, ante la falta de prueba suficiente que sirviera para dar por acreditada la materialidad de un hecho que, finalmente, en el juicio no quedó probado.

El joven que fue condenado por la tenencia de un arma de fuego y absuelto por una infracción a la Ley de Estupefacientes en este juicio que finalizó el pasado miércoles fue identificado por voceros judiciales como Gaspar Nazareth Álvarez, un azuleño que tiene 29 años.

Si bien cuando el 8 de mayo de 2014, en la casa donde se domicilia el encausado, ubicada en cercanías a la Unidad 7 de esta ciudad, se encontraron tres envoltorios de cocaína durante un allanamiento, no quedó probado en el juicio que ese tipo de sustancia estupefaciente Álvarez la tenía para la venta al menudeo, como así tampoco que fuera de su propiedad.

Ese mismo procedimiento había derivado en el hallazgo y posterior secuestro por parte de efectivos policiales de un revólver calibre 32.

El arma de fuego fue encontrada en el interior de un automóvil Renault 19, lugar donde -según el juez que intervino en este debate- el encausado la tenía “bajo su guarda y disposición”.

El revólver estaba cargado con seis proyectiles intactos al momento del hallazgo y Álvarez “no se encontraba legalmente autorizado para su tenencia en ninguna de sus categorías”, escribió en el fallo el juez del TOC 1, lo que derivó en que fuera condenado a las sanciones anteriormente señaladas.

El dato

Teniendo en cuenta que el encausado fue condenado en este juicio a una pena de prisión de ejecución condicional, como pautas de conductas les fueron dictadas, por el plazo de dos años, las siguientes obligaciones: fijar residencia y someterse al cuidado del Patronato de Liberados de la Provincia de Buenos Aires.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *