TENÍA 25 AÑOS

Un azuleño fue encontrado muerto en la Unidad 2 de Sierra Chica a causa de lo que habría sido un suicidio

 

Llamado Lucas Ezequiel Bassano, estaba detenido desde marzo de este año, procesado por el robo de un cuatriciclo. En la celda donde permanecía, la cual había sido incendiada, el joven fue encontrado muerto el pasado lunes, después de que se ahorcó.

 

Un joven oriundo de esta ciudad murió mientras permanecía privado de la libertad en la Unidad 2, una de las cárceles que está en la localidad olavarriense de Sierra Chica y pertenece al Servicio Penitenciario Bonaerense.

El azuleño estaba solo en una celda de ese establecimiento carcelario cuando el lunes pasado en horas de la noche fue hallado sin vida, situación que dio lugar al inicio de un sumario penal tendiente a determinar con certeza los motivos de su deceso.

Según las primeras averiguaciones de los investigadores y el resultado de la autopsia a la que el cuerpo del joven había sido sometido, los motivos de su muerte estarían ligados a un suicidio.

El joven que falleció tenía 25 años y se llamaba Lucas Ezequiel Bassano, cuyos restos fueron inhumados ayer en el Cementerio Municipal de esta ciudad, luego de la autopsia a la que el cuerpo fue sometido en el marco de ese sumario penal que se está instruyendo.

En ese expediente judicial -en principio caratulado como “averiguación de causales de muerte”– interviene la ayudantía fiscal de Delitos Carcelarios con sede en Olavarría y perteneciente al Departamento Judicial Azul, la cual está a cargo del Dr. Lucas Moyano y depende de la UFI 10 que, también en la vecina ciudad, conduce la Dra. Viviana Beytía.

El hecho que se está investigando se produjo poco antes de la hora 21 del pasado lunes en una de las celdas donde estaba el azuleño, ubicada en el pabellón 4 del penal que está en Sierra Chica.

Ante gritos y ruidos que se escucharon en el sector, personal de la unidad acudió a la celda en la que Bassano permanecía, donde se observó que se estaba produciendo un incendio.

En la parte trasera de ese lugar el joven fue hallado muerto instantes más tarde, luego de que se había colgado del cuello con una soga, elemento que en uno de sus extremos fue atado a la ventana de la celda.

Personal médico comprobó que el joven no tenía signos vitales. Y según se presume ahora, fue el mismo quien antes de suicidarse provocó en forma intencional un incendio en esa celda donde estaba solo.

La autopsia a la que el cadáver del joven fue sometido sirvió para determinar que su muerte había obedecido a ese ahorcamiento, según lo que voceros ligados a la investigación del caso señalaron. Y a través de esa misma intervención se pudo establecer que el cuerpo no presentaba signos de violencia ni de golpes.

La celda donde fue hallado muerto el azuleño se preservó hasta la realización de diferentes pericias, contando para ello con la participación de personal de Policía Científica, además de que al lugar fueron convocados los bomberos.

Procesado

Lucas Ezequiel Bassano había sido detenido en Azul el pasado 22 de marzo, acusado del robo de un cuatriciclo que un mes antes se registró en esta ciudad.

La medida cautelar se había hecho efectiva contando con una orden dispuesta desde un Juzgado de Garantías local, en el marco del sumario que se estaba instruyendo por la sustracción de ese cuatriciclo que se le imputaba.

Ese expediente había sido caratulado como robo agravado de vehículo dejado en la vía pública.

El ilícito que se le atribuía a Bassano había ocurrido el 26 de febrero de este año, cuando el cuatriciclo fue sustraído de una vivienda ubicada en el Barrio del Carmen.

Una mujer de 41 años, damnificada por el hecho y propietaria del vehículo, había sido la misma que denunció el caso en sede policial, señalando en esa presentación que hiciera en la comisaría primera que el cuatriciclo estaba estacionado en la parte delantera de su vivienda cuando fue robado.

La propiedad donde el hecho se produjo está situada en Leyría entre General Paz y Falucho.

El cuatriciclo, marca Motomel y de 110 cc, había sido robado poco antes de la hora dos del ya mencionado viernes 26 de febrero, en momentos que la mujer estaba en la casa y escuchó ruidos que provenían del sector delantero de la propiedad.

El rodado estaba “en una entrada tipo porche”, según había sido referido en la denuncia que un mes después se tradujo en la detención del joven que el pasado lunes fue hallado muerto en la Unidad 2 de Sierra Chica.

Las averiguaciones que en ese entonces llevaron a cabo efectivos policiales sirvieron para que, días más tarde, el cuatriciclo fuera recuperado.

Según lo que fuera informado, el vehículo fue hallado en una casa ubicada en la calle Lamadrid de Villa Piazza Norte.

El hombre que lo tenía en su poder señaló a los policías que concurrieron a su domicilio que al cuatriciclo lo había comprado de buena fe, aunque al ser informado de que era de procedencia ilícita entregó el rodado.

Para aquel entonces, la Policía ya había identificado a Bassano como el presunto autor del robo del cuatriciclo, lo que hizo que durante el pasado mes de marzo se ordenara su detención. Misma medida cautelar que en carácter de procesado lo tenía privado de la libertad en Sierra Chica cuando el pasado lunes en horas de la noche fue hallado muerto en esa celda donde permanecía.

El dato

Ni bien se produjo su detención, Bassano había estado privado de la libertad también en la Estación de Policía Comunal de Tapalqué, el lugar desde donde luego se dispuso su traslado a Sierra Chica. En la comisaría con sede en la vecina ciudad, el joven había protagonizado un incidente donde se provocó lesiones en sus brazos.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *