FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

Un azuleño que vendía drogas fue condenado


Había sido aprehendido en mayo del año pasado, cuando policías allanaron un departamento del Barrio Pedro Burgos, el lugar desde donde comercializaba estupefacientes al menudeo. Un juez lo condenó a cuatro años de prisión y al pago de una multa de dos mil pesos.
Un azuleño fue condenado a cuatro años de prisión y a pagar una multa de dos mil pesos, tras la realización de un juicio abreviado en un Tribunal local donde fue hallado autor de una infracción a la Ley de Estupefacientes.
Fuentes judiciales informaron que por el caso se había tramitado un proceso abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 2.
El hombre condenado en esta primera instancia fue identificado por voceros del TOC 2 como Pablo Ariel Ugartemendía, de 32 años de edad.
En el juicio intervino el juez Gustavo Abudarham, quien halló al encausado autor penalmente responsable del delito de tenencia ilegitima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas al consumidor.
El juez dio por probado que Ugartemendía, entre octubre de 2016 y mayo del año pasado, “comercializaba estupefacientes” desde un departamento ubicado en el Barrio Pedro Burgos de esta ciudad donde se domiciliaba. Y según se especificó también en el fallo, vendía al menudeo cocaína y marihuana.
Allanamiento y aprehensión
Un llamado telefónico anónimo a la Policía había sido el que diera lugar al  inicio de la instrucción de esta causa penal.
Esa investigación derivó en que el 18 de mayo del año pasado policías hicieran un allanamiento en el departamento que habitaba el imputado con su pareja.
En ese entonces, según quedó probado en el juicio abreviado, el hombre que resultó días atrás condenado “tenía ilegítimamente bajo su guarda y disposición, con fines de comercialización”, droga que la Policía incautó durante la realización del ya mencionado procedimiento.
En el fallo se detalló que se encontraron “siete envoltorios de nylon conteniendo clorhidrato de cocaína con un peso de 2,1 gramos”. También, en el freezer de una heladera, “una bolsa de nylon con una sustancia color verde pardusca de picadura de marihuana, con un peso de 11 gramos”; y en una biblioteca, dentro de “un balde plástico de masilla Durlock”, varios recortes de nylon usados para armar las dosis de droga. Además, en un recipiente de Telgopor los policías hallaron más bolsas de nylon con cocaína. Y fue incautada una balanza de precisión de las que se utilizan para fraccionar los estupefacientes, del mismo modo que teléfonos celulares.
El procedimiento incluyó que en el baño del departamento allanado en aquella ocasión se encontraron más recortes de nylon y un tubo plástico con “vestigios de clorhidrato de cocaína”.
Dinero en efectivo en billetes de baja denominación también fue secuestrado durante este allanamiento que, al mismo tiempo, derivara en la aprehensión del ahora condenado en este juicio abreviado.
“De lo expresado anteriormente y analizando en forma conjunta y razonada las constancias probatorias antes mencionadas, especialmente que el domicilio en donde se comercializaba estupefacientes pertenecía a Pablo Ariel Ugartemendía y que en poder del nombrado se encontró envoltorios conteniendo estupefacientes de los comprendidos en la Ley 23.737, todo ello conduce directa e inequívocamente a señalar al nombrado como autor material y penalmente responsable del hecho que se le imputa”, sostuvo en el dictamen de este juicio abreviado el juez que condenó al azuleño por vender drogas al menudeo.
 El dato
Las penas impuestas en este juicio abreviado fueron las mismas que las partes acordaron al momento de peticionar la realización de ese proceso. Para el encausado sólo se valoró una circunstancia y del tipo atenuante: que no registraba antecedentes penales computables.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *