DESDE EL 2011

Un Centro de Estudiantes reúne camino recorrido y proyectos

Alumnos e integrantes del Centro de Estudiantes dialogaron con este medio y contaron su función, las actividades que realizan y los proyectos que tienen para el ciclo 2016.
<
>
Alumnos e integrantes del Centro de Estudiantes dialogaron con este medio y contaron su función, las actividades que realizan y los proyectos que tienen para el ciclo 2016.

Desde hace algunos años la Escuela Secundaria N° 1 “Elisa V. de Ramongassie” formó este espacio para que los alumnos se sientan representados por esta entidad de participación ciudadana dentro de una institución. Han realizado varias actividades, trabajan todos juntos y tienen muchas propuestas para este año.

 

Los estudiantes secundarios de nuestra ciudad se han organizado en pos defender y promover los derechos de cada uno de los integrantes de las instituciones educativas y, además, realizar actividades en conjunto para fortalecer los lazos entre ellos. Desde el año 2011, alumnos de la Escuela Secundaria N° 1 “Elisa V. de Ramongassie” se organizaron para trabajar y proteger los derechos de los estudiantes. Hasta ese entonces, habían pasado muchos años sin funcionamiento y gracias al apoyo que recibieron de la Profesora Elsa Ledesma, es que despertaron hacia una nueva etapa de proyectos. De este modo se conformó nuevamente el Centro de Estudiantes, con la participación de los alumnos de los tres turnos que funcionan en el establecimiento.

El trabajo desde aquél entonces ha sido contínuo y, cada mes de noviembre, se renuevan las autoridades para que exista un recambio democrático.

A lo largo de estos años han realizado diversas actividades y tienen proyectos para el ciclo 2016. Para conocer algunas propuestas EL TIEMPO dialogó con alguno de los integrantes del Centro.

El presidente de la comisión actual, Sebastián Chacón, contó que hace un par de años había empezado a colaborar con la organización hasta que el año pasado, junto con sus compañeros, decidió estar al frente del grupo. “Primero ayudamos a los chicos que estaban en el centro el año pasado y nos incluyeron enseguida”, dijo.

Una de las premisas del Centro es mejorar de a poco las instalaciones del edificio donde funciona la escuela. “Lo primero que hicimos fue pintar los pizarrones, empezar a mejorar de a poco las distintos espacios y los baños”.

El tema del edificio es algo que los motiva a trabajar aún más. “La idea es hacer murales en cada uno de los salones” y esto se debe a que “pasamos muchas horas en la escuela y queremos que sea más lindo a la vista de todos”, señaló.

La idea es que se renueve la pintura en general, en un trabajo en conjunto con la cooperadora, pero la inquietud tiene que ver con el bienestar de los estudiantes y de todas las personas que circulan por la escuela.

 Creciente participación –

Además, es importante para los chicos fortalecer la identidad y la imagen de pertenencia de la institución. Por este motivo, organizaron un concurso del que participaron todos los estudiantes con la intención de crear un logo y en este sentido, Fiorella Sottosanti, contó que “estuvo muy buena la elección del logo, le hicimos algunas modificaciones. Pero tuvo éxito porque los chicos se re coparon”.

A raíz de la elección de logotipo que representa a la institución también decidieron hacer una remera y buzo optativo “y los chicos se re sumaron y de a poco la fueron usando cada vez más. Esperamos que el año que viene los chicos se sumen un poco más”.

Más allá de fortalecer el vínculo entre todos los estudiantes de la institución, la idea es también despejar dudas de cada uno de ellos, de cada curso y problemáticas en común. En relación con esto, Mariana Selvaggi contó que “hay delegados en cada curso y ellos transmiten en las inquietudes de cada salón”.

En este sentido, hicieron varias reuniones y charlas con los estudiantes “para que tengan en claro la función del Centro, que una de ellas es ser intermediarios entre la dirección y los estudiantes”, aspecto que parece sencillo y sabido pero “no lo es tanto, porque algunos son tímidos a la hora de transmitir cosas que les pasan”.

Al ser una escuela relativamente chica, el trato es personal “y los directivos entienden la situación particular de cada uno y nosotros tratamos de que eso lo sepan”, contó Sebastián.

Mejorar la convivencia

Si bien hay algo de resistencia a participar en el Centro, de a poco los chicos se suman para colaborar más allá de no estar en la lista electa el año pasado. En este sentido, Julián, Camila y Franco contaron cómo se sumaron a la labor. Julián relató que es el delegado de su salón y, “de a poco, fui ayudando porque la idea es sumar”. Franco contó que su ingreso al Centro fue a partir de una iniciativa de la bibliotecaria “y los chicos me dijeron enseguida que sí”. El caso de Camila es distinto. Ella es nueva en la escuela y se sumó “porque estar en este espacio crea experiencias que nos hacen ayudar a los demás”.

Una de las problemáticas que más les preocupan a los chicos del Centro es el bullying. La idea es hacer una serie de charlas y talleres de las cuales participarán los directivos y el equipo de orientación escolar, “porque una de las cosas que queremos que se mejore es la convivencia para que cada uno respete al otro y sepan que somos todos distintos”, explicó Camila.

El bullying en la Secundaria Básica es uno de los problemas más comunes. “Son chicos que tienen historias distintas y que recién entran a la escuela”, dijo Sebastián, quien junto con los demás referentes estudiantiles pretende “que se calmen los ánimos”.

La idea es trabajar con los más chicos de la escuela porque “es ahí donde está el problema de la convivencia. A medida que van creciendo y se conocen más las diferencias, se achican son todos buenos compañeros”.

Además, ya planificaron para el mes de septiembre una actividad con estudiantes de todas las escuelas secundarias de Azul con el objetivo de concientizar sobre el medio ambiente.

LAS AUTORIDADES

En el mes de noviembre se llevó a cabo la elección de autoridades en el Centro de Estudiantes de la Escuela Secundaria N° 1 “Elisa V. de Ramongassie”. Esta vez tuvo la particularidad de que sea a través del voto electrónico, siendo consagrado presidente Sebastián Chacón; vice: Elías Ramírez; secretario: Michael Lamoure; tesorera: Fiorella Sottosanti; vocales: Mariana Selvaggi, Wanda Cuevas, Antonella Monticelli, Federico Montes de Oca, Loana Ocanto y Marianela Oroquieta; asesora: Prof. Elsa Ledesma; y alumnos colaboradores: Julián Pereyra, Franco Castex, Camila Bermay y Michele Lamoure.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *