ESTÁ PRESO EN LA UNIDAD 2 DE SIERRA CHICA

Un changarín será juzgado por un femicidio

En agosto de 2015 una mujer fue hallada asesinada de un golpe en la cabeza en el Monte Zabalza, en Chillar. El acusado del crimen es su ex pareja. El próximo 8 de mayo el hombre será sometido a un juicio por jurados.

Cuando el próximo 8 de mayo un changarín identificado como Luis Ángel Torres comience a ser juzgado en los Tribunales de Azul, ese proceso al que será sometido no sólo estará vinculado con el femicidio de su ex pareja. En ese juicio con jurados donde figura como imputado, el hombre -que tiene 61 años- también será acusado de haber reducido a la servidumbre a su ex concubina y del delito continuado de “secuestro coactivo”. Y al jurado popular integrado por doce ciudadanos que intervenga en el debate le bastará sólo con encontrar “culpable” del crimen al hombre para que eso se traduzca en que lo condenen a prisión perpetua.

El juicio se llevará a cabo a través del Tribunal Oral en lo Criminal número 1. Contará con la participación del juez Gustavo Borghi y las partes estarán representadas por el fiscal Guillermo Vaticano y la defensora Oficial Mariana Mocciaro, informaron a EL TIEMPO voceros de ese tribunal con relación a este proceso que ya tiene fecha confirmada de realización.

En ese contexto, y teniendo como escenario la sala de la Cámara Penal que está en el tercer piso del edificio de Tribunales y se utiliza habitualmente para los juicios por jurado, ya están fijadas dos fechas de audiencias: el ya referido lunes 8 de mayo y el día siguiente, es decir, el martes 9 de ese mes.

Torres está privado de la libertad en la Unidad 2, la cárcel del Servicio Penitenciario Bonaerense situada en la localidad olavarriense de Sierra Chica. Actualmente con prisión preventiva confirmada, había sido aprehendido el jueves 13 de agosto de 2015.

Ese mismo día, en el Monte Zabalza de Chillar -ubicado sobre un camino vecinal que une a esa localidad con la de Tedín Uriburu- tapado con ramas y hojas hallaron el cadáver de su ex pareja.

La víctima de este femicidio tenía 52 años y se llamaba Nancy Beatriz González. La buscaban desde el sábado anterior a que su cuerpo fuera encontrado.

Al por entonces jefe de la Subcomisaría de Chillar -el subcomisario Rafael Ábalo, hoy a cargo de la Policía Local- le llamaba la atención que a la mujer no solía verla en el pueblo como habitualmente sucedía. Además, tampoco había ido a votar durante el domingo en que se llevaron a cabo las elecciones primarias de aquel año 2015.

Cuando policías se entrevistaron con Torres tras el hallazgo del cadáver, el changarín estaba escondido desde hacía varios días en un galpón abandonado que pertenecía a una cerealera, en las afueras de Chillar.

En aquella ocasión, el hombre le dio a la Policía una versión distinta con relación a las causas que habían derivado en el deceso de su ex concubina, con quien admitió haber estado en el Monte Zabalza.

Según se pudo establecer luego, Torres tenía intenciones de mantener en ese lugar relaciones sexuales con ella, después de que se habían separado meses atrás, luego de convivir durante más de trece años.

La mujer había denunciado al encausado por amenazas y violencia de género, situación que derivó en ese entonces en que la Justicia de Azul le impusiera al changarín una prohibición de acercamiento.

La autopsia sirvió para determinar que su deceso databa de varios días antes a que el cuerpo fuera encontrado. También, que la muerte había obedecido a un fuerte golpe que la mujer recibió en la parte posterior de su cabeza, el cual le fue aplicado con el trozo de la rama de un árbol.

Ese elemento fue incautado en el mismo predio -de alrededor de ocho hectáreas de extensión- durante un rastrillaje que policías llevaron a cabo días después a que el cuerpo de la víctima fue hallado.

Uno de los testimonios que comprometen al imputado fue el que durante la investigación brindó un vecino de Chillar, quien le había dicho a la Policía que observó a Torres acompañar a la mujer cuando ambos iban en dirección al monte donde después la víctima fue asesinada de un golpe.

 

El dato

“Reducción a la servidumbre, secuestro coactivo (delito continuado), homicidio agravado de una mujer con la que ha mantenido una relación de pareja cometido por un hombre mediante violencia de género y con alevosía” es la calificación que tiene la causa penal donde Torres figura como imputado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *