ANOCHE

Un delincuente robó cuatro mil pesos en un comercio

 

El local donde el ilícito se produjo es una frutería y verdulería situada en Avenida 25 de Mayo entre Aldaz y Justa B. Gallardo. Del hecho resultó víctima una joven que estaba atendiendo el comercio. El autor del robo afirmó que estaba armado. Mediante amenazas, pero sin exhibir en ningún momento el arma de fuego que supuestamente portaba, logró apoderarse del dinero con el que después se dio a la fuga.

 

El comercio donde anoche un sujeto cometió un robo, hecho durante el cual se apoderó de cuatro mil pesos en efectivo.
NACHO CORREA
<
>
El comercio donde anoche un sujeto cometió un robo, hecho durante el cual se apoderó de cuatro mil pesos en efectivo. NACHO CORREA

Un comercio situado en la prolongación norte de la Avenida 25 de Mayo de esta ciudad se convirtió anoche en escenario de un singular robo, cuando un delincuente ingresó diciendo que portaba un arma de fuego entre sus ropas y logró así apoderarse de unos cuatro mil pesos con los que después se dio a la fuga, informaron fuentes policiales.

Por el caso, anoche en la sede de la comisaría primera se estaban iniciando las primeras actuaciones, en el marco del sumario penal que ahora se instruye, después de que en sede policial le estaba siendo tomada la denuncia a la mujer que resultó víctima de este robo: una joven que tiene 25 años.

De acuerdo con lo referido por los voceros de seguridad, el hecho se produjo en una frutería y verdulería que está situada sobre Avenida 25 de Mayo, entre las calles Aldaz y Justa B. Gallardo.

En ese comercio, cuando ayer era alrededor de la hora 21.30, ingresó un sujeto con fines de robo.

Según lo que fuentes policiales mencionaron, el delincuente estaba solo y actuó a cara descubierta, aunque llevaba puesta una gorra que servía para ocultar parte de su rostro.

La joven que en ese entonces estaba atendiendo el negocio se convirtió en la víctima de este robo.

El delincuente le dijo que entre sus ropas portaba un arma de fuego y hacía constantes ademanes tendientes a intimidarla para que le entregara la plata.

De esa manera, logró que la mujer le diera unos cuatro mil pesos en efectivo, el dinero obtenido de la recaudación del día.

En esas circunstancias, el ladrón no dejaba de reiterarle que estaba armado, aunque en ningún momento -según lo que fuentes policiales indicaron- le apuntó con ese arma de fuego que decía tener.

Ni bien se apoderó del dinero el delincuente huyó, sin que la víctima pudiera precisar si se movilizaba a pie o en algún vehículo.

El dato

Al observar cuando huía, desde una ventana del comercio, que la mujer asaltada había tomado un teléfono celular para dar cuenta de lo sucedido a la Policía, el ladrón ingresó nuevamente al local para amenazarla. “Le dijo que si llamaba a la Policía le iba a pegar un tiro”, señaló un vocero de seguridad. De esa manera, logró que la joven no pudiera denunciar inmediatamente ese robo que había sufrido.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *