ECOS DE UNA MOVIDA SOLIDARIA  

Un domingo difícil de olvidar para los cacharienses  

 

 

Una vez más una comunidad toda puso sobre sus hombros lo que correspondía hacer a otros para que en este caso, la salud pública no sea solamente un slogan y sí una política que incluya a todos por igual, dejando de ser tan solo una frase manoseada y utilizada por algunos políticos, en especial cuando se aproximan las elecciones. Así fue que la jornada realizada para ayudar al Hospital Municipal “Dr. Casellas Solá” se vio coronada por el éxito. Se recaudaron más de 75.000 pesos y se recibieron innumerables donaciones de comestibles y artículos de limpieza.

 

Silvia Duarte, Pablo Florín y Adriana Lema entregaron ayer los “números” de lo que se recibió en concepto de donaciones y la recaudación por los bonos vendidos y el servicio de cantina. DANIEL JUÁREZ A pesar del calor reinante el domingo, los vecinos se acercaron desde la mañana al predio de Avenida San Martín y Paso para dejar sus donaciones o comprar bonos. DANIEL JUÁREZ
<
>
Silvia Duarte, Pablo Florín y Adriana Lema entregaron ayer los “números” de lo que se recibió en concepto de donaciones y la recaudación por los bonos vendidos y el servicio de cantina. DANIEL JUÁREZ

CACHARÍ (De nuestro corresponsal). El domingo 17 de enero de 2016 quedara grabado en la memoria de los Cacharienses como un día donde toda una comunidad  volvió a demostrarse que entre todos se pueden  lograr objetivos nobles, esos objetivos que se impregnan de solidaridad.

Ejemplos de solidaridad sobran en este pueblo, pero, vamos a recordar solo dos.

Uno de ellos fue cuando un integrante del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cacharí necesitaba muchos dadores de sangre por una cruel enfermedad y por medio de una fundación de Buenos Aires se armó el operativo de donación en el cuartel y fueron centenares de personas las que ofrecían su sangre en pos de que se recuperara el bombero. Este servidor público, al poco tiempo pudo salir de ese mal trance y hoy sigue integrando el cuerpo activo.

La otra fue a mediados del  año 2012 cuando las lluvias fueron intensas en toda la zona y la comunidad se vio rodeada de una masa inmensa de agua que buscando su curso natural amenazaba con inundar el pueblo. En esos días se vivieron momentos muy difíciles ante el peligro de inundación, y fueron todos los empleados municipales, bomberos, integrante de las fuerzas vivas, a quienes se sumaron muchos vecinos que ofrecieron sus maquinas, quienes lograron evitar el ingreso del agua a la planta urbana trabajando sin descanso las 24 horas de cada día.

Todos por el hospital     

La movida de este domingo no fue por ninguna causa puntual de alguna enfermedad cruel, ni tampoco por algún fenómeno natural. Simplemente fue para suplir la desidia de nuestros gobernantes de turno que hicieron que el centro de salud de la localidad llegara  al límite, con una alarmante escasez en sus insumos por no poder comprarlos debido a que no se pagaba a los proveedores, por la falta del envío de los fondos necesarios por parte de los ineficaces gobernantes que nunca se preocuparon por saber lo que estaba pasando, para tratar de dar una solución, aunque sea mínima.

Una vez más una comunidad toda puso sobre sus hombros lo que correspondía hacer a otros para que, en este caso, la salud pública no sea solamente un slogan y sí sea una política que incluya a todos por igual, dejando de ser tan solo una frase manoseada y utilizada por algunos políticos, en especial cuando se aproximan las elecciones.

Desde las 10 de la mañana fue incesante el tránsito de vecinos por la Avenida San Martín y Paso para dejar sus donaciones, comprar uno o decenas de bonos -se sabe de muchos vecinos que dejaron cifras de tres ceros en dichos bonos-.

La del domingo fue una jornada muy calurosa que no mermó el entusiasmo de todo el personal de salud de Cacharí, de a poco se fueron sumando vecinos para colaborar en distintas tareas hasta que llegó el atardecer donde el cierre era un festival artístico. Subieron al escenario infinidad de artistas no solo locales sino también llegados y autoconvocados de otros lugares para colaborar con el hospital. Al personal lo superó la gran cantidad de gente que se dio cita, tal es así que al promediar la noche ya no quedaba más nada para comer y beber,  la jornada se extendió hasta las 3 de la mañana de ayer lunes.

Testimonios   

Muchos vecinos se mostraron dispuestos a colaborar, pero también a dejar un mensaje de que estas cosas no pueden pasar más.

Paulina comentó al momento de entregar una colaboración que “es muy importante colaborar con nuestro hospital aunque también es importante que sepamos qué hacen nuestros gobernantes con nuestros impuestos para que esto no vuelva a ocurrir”. A su vez Jorge reflexionaba: “Cuando uno se entera de que hay que colaborar con el hospital no hay excusa que valga para dar una mano, todos sabemos lo que significa para nuestro pueblo en especial el material humano que hay ahí”.

“Nunca nos imaginamos que esta idea lograra una muestra tan grande de solidaridad de la gente”    

Silvia Duarte, Adriana Lema y Pablo Florín ayer lunes entregaron el balance de lo que se recibió en concepto de donaciones y la recaudación del dinero recolectado. Ante todo agradecieron a la comunidad por todo el apoyo, a los comerciantes que donaron casi todo para el servicio de cantina y de parrilla, a los voluntarios que trabajaron junto con ellos durante todo el día, a los artistas y a todos en general.

Al respecto, Silvia comento que “nombrar a cada uno sería lo lógico pero seguramente ante tanta gente que ayudó sería injusto olvidarnos de alguien por eso este agradecimiento a todos en general”.

Por su parte Adriana dijo que “anoche (por el domingo) cuando empezamos a cargar todo para traerlo al hospital, es como que nos empezó a caer la ficha de la gran cantidad de cosas recibidas, fue increíble, nunca nos imaginamos que esta idea lograra una muestra tan grande de solidaridad de la gente”. Pablo que es el administrador del centro de salud, agregó a su turno que “cuando empezamos a pagar cosas que se tuvieron que comprar para la jornada nos encontramos que los comerciantes, o no nos cobraban, o nos cobraban la mitad y todo lo que pagábamos era al costo que ellos reciben la mercadería, estamos muy contentos y felices por todo el apoyo recibido para el hospital que, en definitiva, es de todos”. Por último mencionó que “todos los que quieran seguir colaborando, las donaciones seguirán recibiéndose en el hospital y los que residen en otros lugares pueden comunicarse las 24 horas al teléfono fijo 02281-481036 que nosotros buscaremos la manera de que las donaciones lleguen aquí”.

Para tener en cuenta  

Una vez más la comunidad de Cacharí se vistió con sus mejores galas y demostró nuevamente su solidaridad. Seguramente se seguirán escribiendo en la historia de la localidad momentos como estos, que permitan enorgullecernos, solamente con pensar que otra vez, una comunidad tan chica demostró la vigencia de aquello de que la unión hace la fuerza.

No obstante, sería también importante que esto sea tenido en cuenta por quienes gobiernan, porque así como una comunidad se une en pos de su bien común, no es de extrañar que algún día se una para decir basta a tanta desidia, abandono y desinterés mostrado, en muchas ocasiones, por las autoridades de turno, aquellas que tienen sus confortables despachos en la ciudad cabecera.

Algunos números   

El monto total de dinero recaudado por todo concepto ascendió a la suma de 75.777 pesos.

COMESTIBLES: 70 paquetes de fideos (guiseros y soperos); 22 paquetes de arroz; 2 latas de choclo; 6 latas de arvejas; 53 kilogramos de azúcar; 31 cajas de leche en polvo; 9,5 litros de aceite; 14 litros de leche descremada; 24 cajas de té; 15 cajas de gelatina; 5 cajas de flan; 3 cajas de mate cocido; 10 kilogramos de harina; 9 cajas de puré de tomate; 6 cajas de paté; 7 latas de atún; 12 latas de lentejas; 9 latas de merluza; 1 paquete de sal gruesa; 1 frasco mermelada.

ARTÍCULOS DE LIMPIEZA: 90 litros de lavandina; 41 litros de desodorante para pisos; 45 litros de detergente; 18 trapos de piso; 9 rejillas; 70 paquetes de bolsas de residuos; 16 kilogramos de jabón en polvo; 100 jabones blancos en pan; 12 jabones tocador; 1litro de Vivere; 16 packs x 4 unidades de papel higiénico; 6 paquetes de algodón; 2 bolsas de pañales x 30 unidades.

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *