Un enero “caliente” para los bancarios

Con distintos frentes de conflicto, los trabajadores del sector se encuentran negociando el aumento paritario para el presente año ante las cámaras empresarias del sector. Por otra parte, se continúa con la  conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, por la modificación en la ley al régimen previsional del BAPRO.

José Luis Iturralde, secretario general de la Bancaria en el ámbito local, se refirió a la situación del sector. ARCHIVO/NACHO CORREA


El gobierno de la provincia de Buenos Aires promulgó ayer, la ley modificatoria del régimen previsional vigente para los empleados del Banco Provincia. La misma busca elevar la edad jubilatoria de manera escalonada desde los 60 a los 65 años y establece un nuevo mecanismo de variación salarial.
Cabe recordar que dicha Ley fue votada en diciembre último en la Legislatura bonaerense, ante una gran movilización de los bancarios que se manifestaron fuera del recinto y aprobada de manera exprés.
La norma fue publicada en el Boletín Oficial bonaerense, siendo éste el último acto administrativo antes de su aplicación. Es decir que las reformas entrarían en vigencia próximamente, de no mediar alguna otra alternativa que pueda surgir de la conciliación obligatoria que se está desarrollando entre las partes -el Estado y la Asociación Bancaria- dispuesta por el Ministerio de Trabajo de Nación. La aplicación de la medida deberá aguardar entonces el desenlace del trámite legal.
En dialogo con EL TIEMPO, José Luis Iturralde, secretario general de la Bancaria en el ámbito local, se refirió a la situación que por el momento no avizora una solución inmediata. Así, señaló que “se está dentro de la conciliación obligatoria, en una mesa de negociación por lo tanto se retrotrae la aplicación efectiva de la ley hasta se sustancie el acuerdo o nó de la negociación”.
Así explicó que ante la información de la promulgación de la nueva ley jubilatoria para el personal del BAPRO, se siguen los pasos correspondientes. “Técnicamente la ley va avanzando, se promulga y  se publica en el Boletín Oficial como dice la reglamentación legislativa interna y la ley de administración. Pero como hay un conflicto, y una presentación que hace la provincia  a la Bancaria para que cedamos ante el mismo y se negocie, esa consideración retrotrae todo al inicio, antes de la aprobación y de una futura aplicación de la nueva ley jubilatoria. Hoy se está negociando entre las partes. Una vez finalizado ese paso, se vendrá con lo que se acuerde,  se evaluará y se decidirá si se aprueba o rechaza”. Adelantó que  “si se rechaza, el conflicto seguirá y cada uno ira por su lado. En nuestro caso evaluaremos las medidas a tomar y el gobierno de la provincia tendrá que resolver la situación”.
De este modo, la ley sigue los pasos administrativos que corresponde. Una vez finalizada la instancia de conciliación, habrá que ver si se efectiviza la nueva norma aprobada, si se modifica o  se vuelve al esquema anterior. “Dentro de este plazo de negociación hay una comisión de trabajo. Cuando se finalice se elevará un informe  y si se está de acuerdo se firmará y si nó se profundizará el conflicto”.
La medida judicial termina técnicamente entre el 18 y 19 de enero. “Estamos llegando al final de este proceso –dijo. Luego habrá por parte de las comisiones de trabajo una presentación sobre las conclusiones y propuestas a las que han arribado y se presentará ante el ministerio que deberá tomar una decisión”.
Sobre las expectativas en la resolución del problema expresó que “no quiero adelantar un resultado. No obstante si la conciliación fue pedida por el Ministerio de Nación, que es un organismo cercano al gobierno y a la provincia, uno avizora que un marco de negociación quieren tener. Nosotros tenemos nuestra postura y hay que ver cuál es la de ellos. Todavía se está trabajando en las comisiones y no hay un informe final” concluyó.
Negociación paritaria
En el inicio del año también La Bancaria está llevando adelante las negociaciones paritarias del sector. En las primeras reuniones realizadas con las cámaras empresarias,  no se ha podido llegar a un acuerdo siendo el porcentual de aumento ofrecido por la patronal, insuficiente.
“Desde la Bancaria se rechazó el 9% propuesto y el próximo martes 23 de enero habrá una nueva reunión –comenzó diciendo Iturralde. De no haber una oferta seria y responsable el 1 de febrero vamos a convocar a un paro nacional bancario en todo el país”.
Así agregó que “enero es un mes caliente en temperatura y este gobierno quiere que sea también un mes caliente en la lucha”.
Expresó que el porcentaje ofrecido está por debajo de las metas de inflación que el propio gobierno prevé para el 2018. Además, según lo señalado por el dirigente gremial, no contemplan distintas situaciones laborales que se dan en el territorio nacional. “El sector financiero es el que más ganó, inclusive en las crisis. Dentro de esa realidad que conocemos son las peticiones que realizamos”. Respecto a lo que estiman desde la Asociación como una cifra acorde a la realidad que se vive dijo que “nosotros no planteamos un porcentaje, recibimos el ofrecimiento que se hace desde la patronal y en base a eso se acepta o se rechaza. Creemos que si prevén una inflación del 15%, la paritaria tiene que estar más cerca del 20 o del 22%”.
A su vez adelantó que “Si esto sigue así, se convocará a un paro nacional bancario para el 1 de febrero próximo”.
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *