ABRIRÍA EN TRES MESES

Un frigorífico en Cacharí emplearía a 30 personas

Según indicó a este diario Alberto Luco, las instalaciones del frigorífico están a punto para comenzar a trabajar.Alberto Luco es un empresario de la carne que en los próximos meses estaría abriendo un matadero y frigorífico en Cacharí.
<
>
Alberto Luco es un empresario de la carne que en los próximos meses estaría abriendo un matadero y frigorífico en Cacharí.

Se trata del Frigorífico American Meat S.A., cuyo propietario es Alberto Luco, un empresario de la ciudad de Dolores. Ayer, en diálogo con este diario, señaló que el matadero y frigorífico pasó hace pocas semanas una inspección y que ahora resta conseguir las habilitaciones. Indicó que emplearía a 30 personas en forma directa y a 50, indirecta. En su camino para conseguir la bajada de luz al edificio, tuvo fuertes críticas hacia la CEAL. Agradeció al titular de Empleo y Producción de la comuna, no así al intendente Bertellys, de quien dijo que “jamás” los contactó.

En tres meses aproximadamente, comenzaría a funcionar el Frigorífico American Meat S.A., en la localidad de Cacharí. El titular de la firma es el empresario de la ciudad de Dolores, Alberto Luco, quien ayer al hablar con este diario indicó que está en la etapa de tramitar las habilitaciones ya que el edificio se encuentra en condiciones para ya empezar a trabajar.

Señaló además que daría trabajo a 30 personas de manera directa y a 50 de forma indirecta, y que el frigorífico abastecerá únicamente al mercado interno.

Hace más de 12 años, el Frigorífico Cacharí dejó de funcionar en la vecina localidad. Aquel cierre fue un golpe muy fuerte para sus habitantes ya que fueron más de 20 vecinos los que quedaron desocupados. En 2008 Luco compró las instalaciones. Entre 2009 y 2010 intentó reabrirlo pero las trabas que puso el entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, hicieron que finalmente desista de su intención, a pesar de que había realizado una fuerte inversión en las instalaciones.

Según comentó al hablar con este diario, los años pasaron y hace unos meses el subsecretario de Empleo y Producción del municipio, Juan Arruti, tomó contacto con él y la idea de ponerlo en marcha volvió a tomar impulso.

En ese sentido, se mostró agradecido con el funcionario comunal y también con Gastón de Dominicis, quien está apoyándolo en esta tarea. No así con el intendente Hernán Bertellys, sobre el que dijo que no lo conocen y que “es raro que nunca nos haya llamado”.

Fuertes críticas tuvo también hacia la Cooperativa Eléctrica, ya que sostuvo que durante tres meses tuvo que pelear para que le diesen luz al edificio.

Algunas trabas    –

Luco se definió como un empresario de la carne “de toda la vida”. Por esto, señaló que “en 2008 compré el frigorífico, pero no lo puede abrir porque en ese momento Guillermo Moreno había hecho una mesa nucleando a los frigoríficos y ellos decían quiénes abrían y quiénes no, para que no hubiese competencia. Algunos pedían que yo no abriese”.

No obstante esto, ya había hecho obras en el edificio y lo dejó en condiciones para ponerlo en marcha.

Comentó que en ese entonces Gastón de Dominicis -que era el delegado de Cacharí, hoy es prosecretario del Concejo Deliberante- “me ayudó mucho”, pero las trabas que ponía la Secretaría de Comercio Interior de la Nación eran mucho más fuertes que cualquier intento y voluntad de abrir el frigorífico. En ese contexto, y viendo que nada podía hacer, abandonó la idea.

“Con el tiempo, Gastón me siguió llamando para que lo abriera, pero yo había desistido del tema”, comentó.

En abril pasado el que lo llamó fue Juan Arruti. Con esa comunicación telefónica volvió a tomar impulso en él la idea de reabrirlo.

Comenzó con los trámites y chocó con “un gran palo en la rueda”, tal como definió las gestiones que debió hacer ante la Cooperativa Eléctrica de Azul.

Según comentó, durante tres meses tuvo que lidiar para que le diera luz, cosa que logró recién el último jueves. “Si no hubiese sido por Arruti, no sé si me la daban”, advirtió.

Asimismo, recordó también que para darle la luz, en un principio la CEAL “me pidió 300 mil pesos y después bajó a 150 mil, sólo para darme la luz, porque yo tuve que comprar hasta las cajas ya que ellos no ponen absolutamente nada”.

Empleos directos e indirectos    

Consultado cuánta gente podría emplear, indicó que “30 personas en forma directa y alrededor de 50 de manera indirecta. Además vamos a abrir una cadena de carnicerías”.

Sobre si esas personas serán de Cacharí, apuntó que “ojala puedan ser de ahí, si es que hay mano de obra” especializada en ese trabajo.

En este punto advirtió que “hasta que no tenga la habilitación, no voy a emplear a nadie”.

De acuerdo a lo que consignó, el frigorífico trabajará para consumo interno y explicó que “hoy tenemos distribución en Buenos Aires y ampliaríamos para lo que es Azul, Olavarría, Rauch, Las Flores, Bolívar. Tenemos la modalidad de venta de troceo al público, es decir que se vende la media res en tres o cuatro cortes a un precio accesible. Por ejemplo, nosotros tenemos todos los cortes a 80 pesos. Como se vende al por mayor, se juntan dos o tres familias y compran”.

La idea es, en principio, faenar 800 vacunos por semana y con el tiempo “seguramente hagamos una ampliación para cerdos, porque ya tenemos todo listo”, dijo.

Habilitaciones    

Consultado cuándo podría comenzar a funcionar el frigorífico, Luco señaló que por el atraso que tuvo por la Cooperativa Eléctrica, ahora podría estar en marcha “en  aproximadamente 90 días”.

Lo que resta son trámites administrativos, ya que aseguró que el edifico está en condiciones porque “en 2008 cuando lo compré hice obras importantes, como las piletas de afluentes en una hectárea y media, el túnel de congelado y todo lo que se necesitaba” y en estos años dijo que “lo fui manteniendo”.

Además, hace poco tiempo tuvo la primera inspección de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca “que me observó y todo está perfecto. Ahora tengo que ir con los planos y los arquitectos para que me den el número de habilitación, que calculo no va a tardar mucho. Además, me falta el RUCA” -Registro Único de la Cadena Agroalimentaria-.

Por último, el empresario indicó que “espero que este gobierno no ponga las trabas del anterior y me habilite, porque creo que se ha roto todo ese tema que había antes, que daban las habilitaciones a dedo”, lo que redundaría en más empleos para Azul.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *