ANOCHE, EL EXPERTO DIJO QUE MANTIENE SUS PRESUNCIONES

Un geólogo se refirió a la posible presencia de diamante en el cordón serrano azuleño

Raúl Méndez Escobar deslizó esa hipótesis en una nota que le concedió a este diario en 1997 y en la víspera, al ser consultado telefónicamente, ratificó su postura, la que se basa en estudios oportunamente realizados. “En el ámbito serrano, donde existe una serie de rocas con orígenes diferentes, es posible a través de estudios geológicos de los afloramientos rocosos, encontrar minerales y rocas de indiscutible valor económico”, expresó el profesional. “El celular siempre lo tengo encendido”, anticipó anoche, a fin de ponerse a disposición de una eventual convocatoria para retomar las investigaciones de campo. 

La nota concedida por el geólogo Raúl Méndez Escobar a EL TIEMPO en marzo de 1997 donde se refirió a la probable existencia de oro y diamante en el cordón serrano de Azul.


“El oro es rentable en todos lados y el diamante, más”, expresó el geólogo Raúl Méndez Escobar durante una entrevista con EL TIEMPO publicada el domingo 16 de marzo de 1997, una vez conocido el apartamiento de Mario Markovina al frente de la Dirección Provincial de Minería.
Méndez Escobar, quien estuviera varios años radicado en esta ciudad, efectuó estudios de afloramientos rocosos ubicados en un campo cercano a Pablo Acosta y al cual se accede por la Ruta Provincial N° 80. El dueño del establecimiento rural accedió a una propuesta que le hicieron las autoridades que en aquel entonces estaban a cargo del Centro Empresario de Azul.
El geólogo tuvo resultados positivos en lo que tiene que ver con la búsqueda de rocas ornamentales (migmatitas, rocas de mezcla con dos orígenes: magmático y metamórfico). Si bien los análisis no habían finalizado cuando se realizó aquella entrevista, ya que debían ser sometidas a distintos ensayos, Méndez Escobar aseguró que estaba frente a rocas que “no son muy comunes” y que se denominan “granito negro”.
El profesional, que abona la misma teoría sostenida –entre otros- por el ex director provincial de Minería bonaerense (fallecido hace 18 años), Mario Markovina, sostuvo que no podía descartar que en esta zona hubiera yacimientos de rocas de primera categoría, como tienen -y en cantidad- en el sur del continente africano.
De ahí que Méndez Escobar respondiera a la pregunta de si sería rentable la exploración y extracción de minerales preciosos aún cuando éstos estuvieran a gran profundidad con la expresión: “El oro es rentable en todos lados y el diamante más, todavía. La cuestión es ver si se puede encontrar la misma calidad de esos diamantes, porque la pureza del mineral hace a la rentabilidad”, precisó.
En el informe que oportunamente elaboró, el geólogo fue contundente en cuanto a las posibilidades concretas de hallar rocas valiosas. “En el ámbito serrano, donde existe una serie de rocas con orígenes diferentes, es posible a través de estudios geológicos de los afloramientos rocosos, encontrar minerales y rocas de indiscutible valor económico. Todo esto guarda relación con los yacimientos de oro y diamantes explotados en Sudáfrica ya que nuestras sierras fueron hermanas gemelas originadas en los tiempos precámbricos, es decir mucho tiempo antes de la separación de América y África. Ante esta realidad, es menester informar a la comunidad de las características de las rocas que pueden tener interés económico y su ubicación dentro del Código de Minería de la Nación”, indicó.
Méndez Escobar reforzó su convencimiento sobre la presencia de rocas ornamentales en las sierras de Azul y dio cuenta de las posibilidades de comercialización que tienen esas piedras. “En nuestro ambiente serrano se encuentra una gama de rocas que tienen aptitud para usos ornamentales, y se hallan distribuidas conformando fajas de distinta calidad y tamaños. Las rocas referidas son de origen ígneo y metamórfico de edad precámbrica, es decir, son las rocas aflorantes más antiguas de la provincia de Buenos Aires, dijo, y enumeró variedades como Gris Bandeado, Verde Tandil y Gris Austral.
Indicó que ya en aquel entonces esas piedras tenían demanda de países como Alemania, Italia, Japón, EE.UU, España, Singapur e Indonesia, mencionando las posibilidades que la presencia de estos minerales generarían para Azul. “Rocas ornamentales son producidas por provincias como Córdoba, San Luis y San Juan, pero la provincia de Buenos Aires juega un papel ampliamente favorable debido a la disponibilidad de materia prima de buena calidad, proximidad a los mayores centros de industrialización, adecuada infraestructura y mano de obra”, expresó Méndez Escobar.
Indicios más que importantes
En su informe, el geólogo Méndez Escobar especificó cuáles son los indicios que lo llevaban a presuponer sobre la existencia de oro y diamante en las sierras azuleñas.
Los principales yacimientos de oro, explicó, aparecen vinculados a rocas intrusivas de la edad precámbrica. “Nuestras sierras están conformadas en gran parte por rocas graníticas y de edad precámbrica”, detalló.
Respecto del diamante mencionó que, como yacimiento primario, se halló conformando un mineral accesorio a una roca eruptiva básica en olivino denominada kimberlita, en la localidad de Kimberley, Sudáfrica y de edad precámbrica. “…en nuestro medio no se ha encontrado dicha asociación. No obstante, se ha encontrado la presencia de rocas que tienen el mismo origen bajo condiciones físico-químicas un tanto diferentes y que nos inducen a pensar en la posibilidad de encontrar rocas gemelas en nuestras sierras”, indicó.
En cualquier caso, advirtió que al margen de la presencia de rocas ornamentales, “no significa que no existan otras que por su belleza y calidad superen a las existentes” y que “para ello es necesario realizar los estudios geológicos que tiendan a dicho objetivo”.
“EL CELULAR SIEMPRE LO TENGO ENCENDIDO”
Anoche, Raúl Méndez Escobar fue contactado desde nuestra mesa de trabajo.
Cuando se le preguntó al geólogo qué continuidad había tenido el tema luego de aquella publicación, respondió con total franqueza: “No sentí comentarios y nadie se ‘prendió’; nadie lo tomó en cuenta”.
“Ese tema –de la posible existencia de rocas ornamentales, oro y otras piedras preciosas- a mí me interesó muchísimo porque lo que dije para el diario es la verdad; no es ficticio. La diferencia puede ser que habría que hacer investigación de mayor detalle de nuestras sierras, porque las similitudes son tan pero tan grandes con Sudáfrica que vale la pena intentar la investigación”, explicó.
El profesional, que está radicado nuevamente en Argentina pero no en Azul, afirmó que “la tectónica de placas perfectamente define ambas similitudes y todo el cordón serrano de Sudáfrica coincide perfectamente con el nuestro; son formaciones primas hermanas”.
Méndez Escobar no esquivó responder a un cuestionamiento polémico, que pasa por las críticas que puedan surgir de grupos ecologistas preocupados por el impacto que la minería puede tener en el medio ambiente.
“No va a producir ningún cambio. Es explotación a cielo abierto, no hay problemas de contaminación. Sólo el cambio de fisonomía de los cerros. Habría que hacer estudios de medio ambiente una vez que la iniciativa tome cuerpo pero la incidencia no va a ser bajo ninguna circunstancia importante”, indicó.
Comentó que, a mediados de los 90’, llegaron potenciales inversores españoles que rápidamente terminaron desalentados por los vaivenes políticos. Una delegación que encabezaron las máximas autoridades comunales locales viajaron a ese país de la península Ibérica para asistir a la Feria Internacional de Rocas Ornamentales, aunque poco y nada tuvieron la oportunidad de hacer.
Si algo dejó en claro es su interés por prestar colaboración para una eventual segunda etapa investigativa y de exploración que se pueda llegar a orquestar.
“En este momento, a pesar de mi edad, tengo en el país equipos de geofísica de última generación para hacer estudios con mayor amplitud de lo que se hizo en su momento y detectar lo que puede haber en subsuelo. Estoy en condiciones de poder reiniciar ese camino porque me interesa mucho. El celular siempre lo tengo encendido”, concluyó.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *