UN ALBAÑIL ES EL SOSPECHADO

Un hombre denunció que le sustrajeron plata de su casa

El damnificado vive en el Barrio del Carmen. Según señaló en sede policial, de su vivienda habían sido sustraídos 35.000 pesos. Después, durante un allanamiento en el domicilio del presunto autor de este hurto, policías recuperaron parte de ese dinero.

Policías recuperaron parte del dinero que un hombre denunció días atrás que le había sido sustraído de su domicilio de esta ciudad, una casa ubicada en el Barrio del Carmen.

De acuerdo con lo señalado ayer por voceros de seguridad allegados a la investigación del caso, un albañil es el principal sospechado de haber cometido lo que ahora -en formato de un sumario penal- se investiga desde una Fiscalía local como un hurto.

Ese hombre, para cuando el ilícito se produjo, estaba realizando tareas en la vivienda que fuera escenario de este hecho, que está situada en Arenales entre San Luis y Mendoza.

Damnificado por ese hurto resultó un distribuidor de mercadería. El hombre, de 48 años y llamado Daniel Darío Divitto, denunció en sede policial que de su casa le habían sido sustraídos 35.000 pesos en efectivo, un dinero que no era de él, ya que estaba relacionado con la actividad laboral que desarrolla.

Policías pertenecientes al Gabinete de Investigaciones de la Seccional Primera local trabajaron en el caso.

En la denuncia que formuló, el damnificado del hurto señaló que la plata la tenía guardada en un placard y que de ese lugar, sin que constatara violencia alguna, le había sido sustraída.

Además, en esa presentación que hiciera en sede policial por lo sucedido el hombre mencionó que para cuando el dinero le fue sustraído había un albañil trabajando en su casa, quien se encontraba realizando “reparaciones en el quincho”, dijeron ayer fuentes policiales a EL TIEMPO.

Eso hizo que las primeras sospechas de los investigadores, como el presunto autor de este ilícito, apuntaran hacia ese hombre.

Posteriormente, contando con una orden dispuesta desde uno de los Juzgados de Garantías con sede en los Tribunales de Azul, policías allanaron la vivienda del albañil que ahora está sospechado de cometer ese hurto.

En su casa, ubicada en el Barrio Alfonsina Storni de este medio y en cercanías al Cementerio Municipal, los efectivos de seguridad hallaron e incautaron diez mil pesos en efectivo.

Ese dinero, según se cree, formaría parte de los 35.000 pesos que días antes le habían sido sustraídos de su vivienda al hombre que denunciara este hurto.

“Eran dos fajos de billetes de cien pesos los que encontramos. En total, eran diez mil pesos. Estaban en un estante, ocultos entre la ropa. En la habitación matrimonial de la casa donde el albañil se domicilia”, señaló ayer a EL TIEMPO uno de los policías que participara en la realización de ese procedimiento.

Por el momento el sospechado de cometer este hurto, que tiene 51 años y de quien su identidad no fue informada por los investigadores, no está procesado por ese ilícito que, según se cree, cometió en la casa del damnificado, un hombre que lo había contratado para que le reparara el quincho.

El dato

Tras el hallazgo del dinero en su casa, el albañil fue notificado de la formación de la causa penal que se está tramitando por lo sucedido. Un expediente judicial en el que interviene la UFI 13 departamental que está a cargo del fiscal Javier Barda.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *