FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

Un hombre fue condenado a cuatro años de prisión por tenencia y venta de drogas

 
El tipo de delito tratado en ese proceso judicial implicó también que al encausado el juez que lo condenó le impusiera el pago de una multa de mil pesos. En septiembre de 2016 policías habían allanado en esta ciudad una casa ubicada sobre la calle Maipú, el lugar donde el imputado fue aprehendido luego de que en su poder se incautaran más de 80 gramos de marihuana que tenía para vender al menudeo.
 

La droga y los teléfonos incautados durante lo que fue ese procedimiento en el que un hombre había sido aprehendido, un azuleño que días atrás fue condenado en un juicio abreviado a cuatro años de prisión y al pago de una multa de mil pesos.
ARCHIVO/EL TIEMPO


Una pena de cuatro años de prisión y otra consistente en el pago de una multa de mil pesos le impuso un juez a un azuleño que fue condenado por una infracción a la Ley de Estupefacientes, luego de que un allanamiento realizado en su vivienda de esta ciudad había derivado en el hallazgo de marihuana que tenía para vender en pequeñas dosis.
La condena para el encausado fue el resultado de un juicio abreviado que se había tramitado a través del Tribunal Oral en lo Criminal número 2 de Azul a fines del mes pasado, informaron ayer a EL TIEMPO fuentes judiciales.
El hombre condenado en ese proceso fue identificado por voceros del TOC 2 como Mariano Tapia, actualmente de 33 años de edad.
En el juicio abreviado, proceso donde intervino en forma unipersonal el juez Carlos Pagliere (h), el azuleño fue hallado autor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, según lo mencionado en el fallo.
Las características del hecho, “la calificación otorgada al mismo, las circunstancias atenuantes valoradas” y el acuerdo de pena entre las partes –“por el que el suscripto no puede imponer una pena superior a la solicitada por el Fiscal”, según explicó el juez en el dictamen- derivaron en la condena para el hombre por un hecho que había ocurrido en esta ciudad en 2016.
Sin valorar circunstancias eximentes, agravantes ni atenuantes, el juez le impuso al encausado la misma pena que la acordada por las partes en la previa a que desde el Ministerio Público Fiscal fuera solicitada la realización de este proceso abreviado.
Allanamiento y aprehensión
En horas de la tarde del 8 de septiembre de 2016 policías pertenecientes a la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de Azul allanaron la casa donde el hombre condenado en este juicio abreviado vivía con su pareja, ubicada sobre la calle Maipú de este medio, en cercanías a la Plaza “Juan Manuel De Rosas”, el paseo público conocido también como “La Tosquera”.
Teniendo en cuenta el resultado de aquel allanamiento donde el encausado había sido aprehendido, en el fallo el juez Pagliere (h) señaló que el día de realizado el procedimiento “Mariano Tapia detentó ilegítimamente bajo su guarda y disposición, con fines de comercialización al menudeo, la cantidad de 83,4 gramos netos de cannabis sativa (marihuana), entre flores en estado natural y colillas de cigarrillos de sustancia vegetal combustionada, sustancia ésta comprendida en las previsiones de la Ley 23.737”.
La droga, se mencionó también en el fallo, había sido encontrada “dentro de un placard” de una de las habitaciones de la vivienda convertida en el escenario de aquel allanamiento.
La investigación que derivara en la aprehensión de Tapia se había iniciado desde la Policía, contando con datos que indicaban que el hombre comercializaba al menudeo droga en esa casa donde después resultaría aprehendido.
De esa manera, se reunieron diferentes pruebas que luego derivaron en la realización del allanamiento el día ya referido, ocasión en la cual se hallaron e incautaron esos más de ochenta gramos de marihuana.
Antes de ingresar a la vivienda para hacer el allanamiento, los policías observaron ese día a dos personas que se dirigieron a lo de Tapia a comprar droga.
Eso hizo que ambos fueran interceptados cuando salían de la casa del hombre condenado recientemente en este juicio abreviado, incautándose en poder de uno de ellos algo más de un gramo de cocaína.
“Toda la prueba expuesta, especialmente el allanamiento, registro y secuestro, permite tener por acreditada la tenencia de sustancias estupefacientes ilícitas (83,4 gramos netos de marihuana) por parte de Mariano Tapia, las cuales detentaba con fines de comercialización, ultrafinalidad que se acredita por la cantidad secuestrada, la diligencia de ‘comprador previo’ (que fueron interceptados con sustancia estupefaciente), los mensajes de texto recogidos de los celulares secuestrados y los movimientos compatibles con la comercialización de estupefacientes observados en el domicilio”, escribió el juez del TOC 2 en la resolución.
“La participación criminal del nombrado en carácter de autor se encuentra
acreditada mediante la presencia e identificación del encausado Mariano
Tapia en el acta de allanamiento, registro y secuestro, quien habitaba de modo permanente en el domicilio de calle Maipú N° 133 de la ciudad de Azul donde fueron hallados los 83,4 gramos netos de cannabis sativa (marihuana) y donde se apreciaron los movimientos compatibles con la venta de sustancias estupefacientes”, indicó también en el dictamen Pagliere (h).
La carencia de antecedentes penales computables fue valorada para el hombre sometido a este juicio abreviado como una circunstancia atenuante a esa condena de primera instancia que le fuera impuesta.

El dato
El juez Carlos Pagliere (h) ordenó, tal como habitualmente sucede en estos casos, “disponer el decomiso de la sustancia estupefaciente secuestrada, consistente en 83,4 gramos netos de cannabis sativa (marihuana), y proceder a su destrucción”, teniendo en cuenta para eso lo que la ley dispone.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *