SE REALIZARÁ EN NOVIEMBRE

Un hombre operado de corazón por el doctor Marcelo Nahín participará de un certamen para trasplantados

Gustavo Chrzanowski junto al doctor Marcelo Nahín. El primero es el décimo trasplantado de corazón en el Hospital El Cruce Néstor Kirchner de Forencio Varela. El cardiocirujano azuleño es quien encabezó la operación que se realizó el 16 de julio de 2014. GENTILEZA DR. MARCELO NAHÍN El equipo de profesionales que realizó el trasplante, junto a  Chrzanowski.
<
>
Gustavo Chrzanowski junto al doctor Marcelo Nahín. El primero es el décimo trasplantado de corazón en el Hospital El Cruce Néstor Kirchner de Forencio Varela. El cardiocirujano azuleño es quien encabezó la operación que se realizó el 16 de julio de 2014. GENTILEZA DR. MARCELO NAHÍN

Gustavo Chrzanowski fue intervenido quirúrgicamente hace dos años en el Hospital El Cruce Néstor Kirchner de Florencio Varela por un equipo de profesionales a cargo del reconocido cardiocirujano azuleño. Hoy, su vida es completamente diferente y de hecho se prepara para competir en sus Primeros Juegos Argentinos y Latinoamericanos para Trasplantados Mendoza 2016

Gustavo Chrzanowski es de la ciudad de Longchamps. Es trasplantado cardíaco y hace 5 meses volvió a nadar, y del 15 al 20 de noviembre próximo estará representando a Buenos Aires y al Municipio de Almirante Brown en sus Primeros Juegos Argentinos y Latinoamericanos para Trasplantados Mendoza 2016. Cabe recordar que Gustavo, reparador y vendedor de insumos informáticos, tiene 38 años y es padre de tres hijos de 10, 7 y 4 años.

En julio de 2014 fue trasplantado de corazón en el Hospital El Cruce Néstor Kirchner de Florencio Varela. Fue un trasplantado de “diez”, no sólo porque es el décimo trasplante cardíaco que realizan los profesionales del mencionado nosocomio, sino porque al décimo día de la intervención quirúrgica recibió el alta médica, convirtiéndose en el trasplantado que más rápido se recuperó desde que se comenzó a realizar esta intervención en la institución.

El cardiocirujano azuleño, doctor Marcelo Nahin, responsable a cargo del equipo de trasplante y miembro del equipo de Implante, aseguró al recordar el caso que el paciente presentaba una miocardiopatía dilatada isquémico necrótica y contó que “evolucionó muy bien, de entrada sin sangrado con pocas drogas y despertándose al finalizar la cirugía. A las 22.30 ya estaba extubado. La rápida y buena evolución continuó durante todo el posoperatorio, yéndose de alta al décimo día”. El equipo profesional estuvo conformado por el doctor Nahin, la doctora Vanesa Gregorietti (coordinadora); los doctores Eduardo Molinari y Mauro Higa (equipo de Implante); los doctores Eduardo Molinari y Raúl Márquez (equipo de Ablación); Hugo Bardon (perfusionista); Ángela Romina Rodríguez (instrumentadora) y Natalia Ayala (circulante).

 

“Siempre fui deportista y nadador”   

Luego de ser operado en julio de 2014, Chrzanowski -quien participará en la disciplina de Natación- comentaba que los médicos le habían dicho que su trasplante “batió un récord porque fue de cuatro horas. A las dos horas estaba despierto pidiendo agua, al otro día ya estaba comiendo, al cuarto día estaba pedaleando una bicicleta fija y al décimo día recibí el alta”.

“Siempre fui deportista y nadador; enfermé nadando. El 21 de julio de 2011, mientras entrenaba en la pileta de un club Burzaco, sentí un fuerte dolor en el pecho, un dolor único. Me dio miedo, miedo a algo desconocido… salí del agua y cometí mi primer error: me fui a mi casa, no pedí ayuda. Ahí los síntomas se fueron agudizando: dolor en el pecho, frío, calor. Ante este cuadro le dije a mi padre que me acompañe y fui manejando de Longchamps a Adrogué -al Hospital Lucio Meléndez- para terminar mi recorrido en el Hospital Oñativia de Almirante Brown. Durante el trayecto sentía un dolor fuertísimo, y me di cuenta que no tenía mucho tiempo”, explicaba.

“Al llegar al hospital, casi sin fuerzas, me ayudaron a bajar, me llevaron a la guardia y me dijeron ‘estas infartadísimo’. Estuve veinte días internado, de los cuales nueve fueron en terapia intensiva. Entre todos los cuidados que me dieron, me aplicaron un dilatador arterial y empecé a recuperarme”, continuaba su relato.

 

“Tengo muy pocos recuerdos de esos momentos”   

A poco más de dos años de haber sido trasplantado del corazón, Gustavo recuerda lo sucedido luego de la aplicación de aquel dilatador: “A los ocho meses de rehabilitación me sentía espectacular. Era fumador y lo dejé por completo el día del infarto. Empecé a nadar nuevamente, despacio, tranquilo, con las recomendaciones que daba mi médico. En un control, me recomendaron que realizara una ergometría con cámara gamma. Como no tenía una obra social que me asistiera, hice el estudio en el hospital El Cruce de Florencio Varela. Durante ese estudio sufrí tres paros cardiorrespiratorios debido al mal estado de mi corazón, me desmayé. El cardiólogo Diego Herrera y sus colaboradores me rescataron; hoy les estoy muy agradecido por su labor. Tengo muy pocos recuerdos de esos momentos. Me operaron y pusieron bajo la piel un aparato cardiodesfibrilador, que ante cualquier falla del corazón me daba un choque eléctrico”.

Chrzanowski fue desgranando recuerdos hasta llegar al momento del trasplante, luego de ingresar en lista de espera para la operación. Cuando le avisaron que había un órgano fue al hospital donde “me interné el 6 de julio de 2014 y el 16 me operaron”.

 

Volver a nadar 

Su decisión de volver a nadar fue impulsada por Hernán Sachero, trasplantado de un riñón y también nadador, a quien Gustavo conoció en una charla para pacientes trasplantados dirigida por la doctora Gregorietti, y junto con quien transformó la rehabilitación en entrenamiento.

Gustavo competirá en Natación en 50 metros Libre, 50 metros Espalda, 50 metros Pecho y 4 x 50 metros Relevos libre. Su participación en los Juegos para Deportistas Trasplantados tiene como propósito pronunciarse a favor de la donación de órganos y agradecer al donante y a su familia. Además, el deporte ha sido una importante herramienta que contribuyó a mejorar su calidad de vida luego del trasplante.

Los Juegos son organizados por la Asociación de Deportistas Trasplantados de la República Argentina (ADETRA), junto con el Ministerio de Salud de la Nación, el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI); el Ministerio de Educación, Deportes y Recreación a través de la Secretaría de Deportes de la Nación; Mendoza Deportes y el Gobierno de esa provincia.

 

Un poco de historia  

También el doctor Nahín, se refería al cuadro que presentaba el paciente antes de ser intervenido. En tal sentido comentaba que el paciente presentaba una miocardiopatía dilatada isquémico necrótica y contó que “el operativo se inició a la madrugada. El día 16 de julio a las 3 aproximadamente coordinamos con la doctora Vanesa Gregoretti la aceptación del órgano y se inició la cascada de llamadas para armar los equipos de ablación e implante”. En ese marco, “el equipo de ablación partió hacia González Catán a las 8, donde esperaron la llegada de los equipos de otras instituciones, ya que fue una ablación multiorgánica. La misma empezó a las 11 y concluyó a las 13, aproximadamente. El órgano arribó al Hospital Néstor Kirchner a las 14 y el trasplante concluyó a las 18″, recordaba Nahin y agregaba que el paciente “evolucionó muy bien, de entrada sin sangrado con pocas drogas y despertándose al finalizar la cirugía. A las 22.30 ya estaba extubado. La rápida y buena evolución continuó durante todo el posoperatorio, yéndose de alta al décimo día”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *