Un juez condenó a un docente por venderle una pistola a un joven que después se suicidó 

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO 

NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO

Aníbal Álvarez (foto), el titular del Juzgado Correccional número 1 de Azul,  intervino en este proceso. El hombre que fue condenado había sido hallado autor de los delitos de “tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil y entrega de arma de fuego a persona no acreditada como legítimo usuario, en concurso real de acciones”. Un año y ocho meses de prisión en suspenso y el pago de una multa de mil pesos fueron las penas que el magistrado le impuso. Sin contar con autorización legal alguna, en diciembre de 2016 el encausado le vendió a un joven una pistola calibre 22. El arma de fuego, días después, el comprador la utilizó para suicidarse en la casa de esta ciudad donde vivía. El docente se la había enviado desde Necochea en una encomienda, a través de un colectivo de una empresa de transporte de pasajeros.

INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE ESTE DOMINGO.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *