Un mayor y dos menores de edad habían sido aprehendidos por un hurto y un robo

A un adolescente que tiene 17 años lo arrestaron ayer a la mañana. Tenía en su poder una bordeadora que instantes antes fue sustraída en una casa. El viernes por la noche, en tanto, se registraron dos aprehensiones más: un varón de 16 años y otro de 23. Ambos están acusados de haberle robado ese día doscientos pesos y un teléfono celular a un joven que fue atacado a golpes por dos sujetos que andaban en una moto, hecho que había ocurrido en cercanías al Balneario Municipal.

La moto y el teléfono forman parte de un ilícito que había ocurrido el pasado viernes por la tarde, cuando a un joven le sustrajeron, en cercanías al Balneario, su celular y doscientos pesos. Los autores de ese hecho fueron dos sujetos que circulaban en una moto. Acusados de cometerlo figuran ahora un mayor que tiene 23 años y ayer estaba detenido y un menor de 16. En la otra imagen, una bordeadora. Fue recuperada en poder de un adolescente de 17 años que está acusado de haberla sustraído, ayer a la mañana, de una casa ubicada en la calle Sarmiento.
SECCIONAL PRIMERA AZUL/PBA


Dos menores y un mayor de edad habían sido arrestados, en el marco de dos episodios delictivos registrados en esta ciudad, uno de ellos durante la tarde del viernes y el otro en las primeras horas de la mañana de ayer.
De acuerdo con lo informado desde la Seccional Primera local, por uno de esos hechos se inició un sumario penal en principio caratulado como hurto agravado por escalamiento, después de que ayer a la mañana un adolescente de 17 años fuera aprehendido cuando llevaba una bordeadora que había sido sustraída instantes antes de una vivienda.
Policías del Comando de Patrullas arrestaron al menor cuando era alrededor de la hora siete, según se indicó.
Instantes antes, había sido observado por un testigo que iba caminando por Sarmiento, cuando saltaba un paredón para ingresar con fines de robo a una casa ubicada sobre la mencionada calle, entre España y Leyría.
De ese domicilio los voceros policiales dijeron que había sido sustraída una bordeadora, herramienta que los efectivos de seguridad incautaron en su poder una vez que fuera arrestado, medida cautelar llevada a cabo en Salta y Malvinas, en Villa Piazza Norte.
Un robo
El otro ilícito había derivado en los arrestos de un menor y de un mayor, quienes ahora están acusados de haberle sustraído a un joven un teléfono celular, hecho que en horas de la tarde del viernes que pasó se produjo en cercanías del Balneario Municipal.
Según señaló el denunciante en sede policial, durante el robo que sufrió había sido agredido a golpes de puño por dos sujetos que circulaban en una moto, quienes después -además del teléfono- le sustrajeron doscientos pesos.
El hecho había ocurrido en Urioste y Moreno, cuando la víctima iba caminando con un amigo.
Por ese caso se está instruyendo un sumario penal que en principio fue caratulado como “robo agravado”.
En ese expediente, al igual que por el primero de los delitos referidos, interviene la Fiscalía perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil departamental que está a cargo de Mariela Viceconte.
La Policía informó que el menor que había sido arrestado por ese hecho tiene 16 años. E identificó al mayor de edad que también fue aprehendido como Cristian Emanuel Crescitelli, de 23 años.
Luego de una denuncia radicada en el Destacamento Balneario, horas más tarde de ese mismo día viernes la Policía individualizó, contando para eso con los datos brindados por el joven asaltado, a los presuntos autores del robo.
De esa manera, tanto Crescitelli como un adolescente de 16 años fueron aprehendidos por la Policía, sospechados de ser también -según lo que se informó ayer por parte de los voceros de seguridad- “autores de diversos hechos delictivos de similares características y modus operandi” al que fuera materia de esta investigación, los cuales habían ocurrido con anterioridad en esta ciudad.
Una vez localizados en la zona del Balneario, los policías del Comando de Patrullas intentaron identificar a ambos, quienes se dieron a la fuga en la moto en la que circulaban.
Esa situación derivó en una persecución que finalizó con los arrestos de los jóvenes, circunstancia durante la cual la moto en la que circulaban -una Honda Titán de 150 cc y de color azul- fue incautada y quedaron los dos en principio acusados de una desobediencia.
Del robo quedaron acusados después de que policías del Gabinete de Investigaciones de la Primera, contando con apoyo de efectivos del Destacamento Balneario, se dirigieron hasta la vivienda donde se domicilia el mayor de los jóvenes aprehendidos anteayer.
Al ingresar a esa casa, contando con la anuencia de la persona que los atendió, recuperaron el teléfono celular sustraído, el cual después en sede policial la víctima de lo que fue ese ilícito reconoció como de su propiedad.

El dato
Mientras que el adolescente acusado del robo ocurrido anteayer en la zona del Balneario fue entregado luego a sus progenitores, el mayor continuaba anoche -ya en carácter de detenido y después de que había sido llevado a sede judicial para ser indagado- en la Seccional Primera local, dijeron voceros de esa dependencia policial.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *