UN MENOR QUE AYER QUEDÓ EN LIBERTAD

El adolescente de 16 años que está procesado por un robo y un hurto que se registraron días atrás en dos domicilios de esta ciudad recuperó ayer la libertad.

En una audiencia realizada en Tribunales no prosperó el pedido que desde la Fiscalía que interviene en esa causa penal había sido formulado para que al menor le fuera dictada la prisión preventiva como el presunto autor de ambos hechos.

Federico Barberena, magistrado que como subrogante interviene también en este sumario penal desde el Juzgado de Garantías Perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, ordenó liberación del acusado.

Desde el pasado lunes el adolescente permanecía privado de la libertad, primero en carácter de aprehendido y después como detenido, en el Instituto Lugones de este medio.

Según fuentes allegadas a la instrucción de este expediente judicial, el Juez de Garantías entendió que el menor no evidencia peligros procesales en libertad, por lo que consideró inconveniente el dictado de su prisión preventiva y, en consecuencia, se inclinó a favor de disponer su soltura.

Además, de la mano de esa liberación para el acusado de estos hechos se hicieron gestiones para que sea internado durante un tiempo en una comunidad terapéutica, señalaron también los voceros judiciales consultados por EL TIEMPO.

Según lo investigado, el adolescente que fue liberado ayer y otro chico -de 14 años e inimputable para la Ley Penal de Menores argentina- habían cometido el robo y el hurto en dos domicilios de esta ciudad, ilícitos que se registraron durante las primeras horas del lunes último.

La causa penal que se instruye desde la UFI 17 -la Fiscalía a cargo de Mariela Viceconte- está caratulada como hurto agravado por escalamiento y robo agravado por efracción, en concurso real.

A ambos menores de edad implicados en esos ilícitos la Policía los había arrestado en San Martín entre Maipú y 1° de Mayo durante las primeras horas de la mañana del pasado lunes 31 de diciembre del año anterior.

En ese entonces los adolescentes tenían dos mochilas en cuyos interiores se encontraron diferentes elementos que formaban parte de las cosas que habían sido sustraídas instantes antes en una vivienda y, después, en un departamento.

En principio, el adolescente que ayer quedó en libertad resultó aprehendido por el personal policial que intervino en estos hechos.

Posteriormente, su aprehensión fue convertida en detención por el mismo Juez de Garantías que ayer no dio lugar al pedido presentado para que lo procesara con prisión preventiva.

Según se estableció, uno de los ilícitos -al parecer cometidos por los dos menores de edad- tuvo como escenario la casa de esta ciudad donde se domicilia una mujer.

En esa propiedad, situada en Necochea entre Olavarría y Perón, los autores de lo que fue ese robo ingresaron por una ventana, tras forzar la traba de un postigo de dicha abertura.

Una vez en el interior, y luego de provocar un importante desorden, ambos se apoderaron de diferentes elementos de valor con los cuales después huyeron.

Ese robo se produjo alrededor de la hora 0.30 del lunes que pasó. Y además de dinero en efectivo, a la damnificada le sustrajeron -entre otros elementos- dos teléfonos celulares y una cámara digital de fotos.

De acuerdo con lo averiguado por los investigadores, instantes después ambos menores continuaron el raid delictivo en otro domicilio.

En esa segunda ocasión, ese lunes cometieron un hurto en un departamento, ilícito que se produjo en momentos que un hombre y sus hijos estaban durmiendo en el interior de ese inmueble.

Al departamento ingresaron por una puerta balcón que estaba abierta, después de que hasta ese lugar los autores de este hecho llegaron por los techos de viviendas linderas.

Ese segundo episodio delictivo se registró alrededor de la hora 5.30 en un departamento que está en Maipú entre Roca y Avenida Perón.

Una consola de videojuegos, dos teléfonos celulares, un par de zapatillas y unos quinientos pesos fueron los elementos hurtados.

Instantes más tarde, en la calle, la Policía arrestó a ambos menores y recuperó gran parte de lo sustraído durante lo que fueron el robo en la casa y el hurto en el departamento.

Ese mismo lunes, el adolescente de 14 años de edad después fue entregado a sus progenitores. Pero no sucedió lo mismo con el único menor que figura imputado en la causa penal que se inició por esos hechos: fue aprehendido, estuvo detenido y ayer recuperó la libertad.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *