Un moto encuentro para destacar


Algunos lo consideran el mejor del país y no solamente por la trayectoria, sino por la calidad de las motos que llegan, por la organización, el respeto hacia la comunidad por parte de los moteros y viceversa; entre otras cuestiones. Se está desarrollando en el Camping Municipal y continúa hasta mañana lunes.   
Continúa el XXIX Encuentro Mototurístico Azul en el Camping Municipal el cual se colmó de gente que llegó de diferentes lugares tanto de Argentina como de países limítrofes y hasta hay un matrimonio de alemanes. Esta actividad está organizada por la Agrupación “Quijotes del Camino”.
Los stand tanto en el acceso al paseo como en la ex cancha de rugby, espectáculos musicales por la noche, destrezas y una serie de alternativas, se pueden disfrutar durante estas jornadas.
También se encuentra la cantina y puestos de comida en el camping que están trabajando a pleno.
De esta manera el Viernes Santo EL TIEMPO estuvo en el concurrido encuentro y dialogó con algunos de los moteros y gente que simplemente paseaba por el camping.
Es importante destacar que hasta el viernes a la tarde se registraron 1.300 motos según integrantes de la asociación organizadora. También es beneficioso para este tipo de actividades que el clima acompañe y esta vez lo hizo ya que ese mismo día se registraron 30 grados de sensación térmica.
Todos los entrevistados coincidieron en un aspecto: El moto encuentro de este año es uno de los mejores del país.
Entrevistas
“Esto recién empieza”: Mariano, de San Vicente estaba exponiendo aceites lubricantes para motocicletas y uso hogareño. Hacía un par de años había dejado y ahora volvió después de ocho años.
“A este encuentro fue el primero que vine en el año 1999”, recordó mientras atendía a la gente.
Acerca de cómo le está yendo expresó que “esto recién empieza, espero que mañana (por ayer) repunte porque observo que está viniendo gente constantemente, así que espero que mejore todo”.
Al mismo tiempo agregó que “si bien yo tenía contacto con los moteros de acá después de tantos años, lo había perdido. Así que ingresé a la página de Facebook y cuando llegué a Azul me fui para el otro lado del puente y me di cuenta que mi mercadería es más vendible en este acceso”.
Por último comparó los encuentros de motos a los cuales va y el de Azul, asegurando que “la diferencia más notable es la cantidad de gente y la organización. Este es un encuentro que tiene muchos años y se nota la diferencia. En otros lugares, por ejemplo, se hacen en zonas alejadas al radio céntrico pero el motero que viaja va para todos lados. Me ha pasado de encontrarme con caras conocidas que me dicen ´¿pero vos no vendías otra cosa?`, (risas)”.
“Este es un de los encuentros más lindos”: Víctor, de Rosario viene todos los años a ofrecer indumentaria de cuero, a Azul.
“Esto es parte de mi producción, yo soy quien la fabrica, hago los diseños, las costuras, todo, y voy a los principales encuentros de motos del país”, señaló.
Agregando que “este es un de los encuentros más lindos que hay de todo el calendario de moto encuentros, así que cuídelo porque están quedando pocos. Llegué el jueves y estoy trabajando bien. Son prendas que le vienen bien al motero”.
“Le dan la posibilidad al público de entrar gratis”: Gustavo de San Cristóbal, Santa Fé, recorrió 900 kilómetros para llegar a este encuentro de motos en Azul. Él tiene un cargo jurídico en la Municipalidad de dicho lugar y se viste durante toda la semana de saco y corbata. Se sacó ese atuendo con el único objetivo de hacer lo que más le gusta: estar en un encuentro de motos comercializando sus productos.
Se encuentra ofreciendo remeras y pañuelos de bandas de rock. “Vine el miércoles a la noche y a esta ciudad vengo todos los años, exceptuando el pasado año. Pero volví con el calor aunque es mi momento de relax”.
Sobre un balance en general, destacó que “lindo, muchas motos, mucha gente y algo se vende”.
Culminó que “generalmente cuando recorro voy al centro del país hacia el norte. Pero está bueno venir acá porque le dan la posibilidad al público de entrar gratis y la plata la gastan acá. En otras ciudades cobran y a veces hay quienes no pueden disfrutar”.
“Este encuentro es un ejemplo para Pehuajó”: Patricia estaba sobre su impresionante moto junto con su marido Sandro que hace 33 años decidió que la moto sea su estilo de vida. Ambos de Pehuajó.
Ella contó que “es la segunda vez que venimos, aunque recorremos todo el país. Este encuentro es un ejemplo para Pehuajó porque en nuestra ciudad es un desastre para con los moteros. En cambio acá podemos estar tranquilos, charlar, que anden los chicos, que disfruten todos. A la noche miramos los espectáculos musicales, o sea todo lo que Azul ofrece no lo rechazamos”.
“Este encuentro es fabuloso”: Franco, de Bahía Blanca llegó con la prestigiosa agrupación Bigotes del Camino (cuenta con 123 integrantes) que se fundó hace 4 meses en el encuentro de Barker en honor a “Quijotes del Camino”, de Azul, ya que son amigos de sus integrantes.
“Hace 25 años que vengo a este encuentro y lo veo cada vez mejor. El jueves llegaron 10 y hoy alrededor de 35”, sostuvo.
Sobre las actividades que realizan contó que “recorrimos la ciudad, hemos ido a los pubs, anoche nos comimos un rico asado hecho por mí y la pasamos bien. Acá siempre se la pasa bien. Este encuentro es fabuloso, uno de los mejores del país, a mi me gusta por muchos motivos: hay mucha gente, muchas motos y además de calidad de las mismas porque un encuentro de motos también es eso. Particularmente encuentro gente de diferentes puntos del país y amigos que hace uno o dos años que no veo los encuentro acá porque Azul es el punto de encuentro ya que venimos muchísimas agrupaciones del país”.
Para terminar contó que “traje mucha gente que era la primera vez que venía y quedaron fascinados y recién estamos arrancando porque faltan muchos días, porque quizás nos vayamos el martes”.
“No habíamos abierto y ya teníamos pedidos”: Marina, de la cantina del encuentro de motos en el Camping Municipal, fue sorprendida y no quería saber nada con que la entrevisten pero finalmente habló. Es importante destacar que dicho lugar tiene precios sumamente accesibles.
“El jueves abrimos y estamos vendiendo muchísimo. No cerramos, trabajamos de corrido las 24 horas. Vienen los moteros y la comunidad que llega al paseo. No habíamos abierto y ya teníamos pedidos. Gracias a Dios tenemos buenas ventas”.
“La calidad de las motos es notable”: La pareja conformada con Ruben y Belén recién había llegado al Camping.
“Venimos a todos los encuentros, nos gustan las motos, hay más cantidad que otros años, sobre todo de afuera, una mejor organización y más conciencia con el tema del casco”.
“La calidad de las motos es notable, es muy diferente a lo que fue el año pasado, nos gusta y venimos a ver las destrezas”, coincidieron los chicos.
“Ojalá podamos disfrutar todos, los que nos vienen a visitar, los chicos pequeños, todos”, culminó Ruben.
“Este encuentro mejoró en relación al año pasado”: Hernán y Valeria estaba con su pequeño hijo. Al igual que la pareja anterior recién llegaban al Camping aprovechando el Viernes Santo.
Hernán aseguró que “siempre venimos, nos gustan las motos en general. Además vivimos cerquita así que decidimos pasar. Se nota que este encuentro mejoró en relación al del año pasado”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *