EN COLÓN

Un orfebre azuleño reconocido en la Fiesta de la Artesanía

 

Se trata de Juan Diab que hace más de 12 años que se dedica de manera incansable a crear piezas con metales de primer nivel y con alto contenido estético. Este importante festival entrerriano el artesano obtuvo la Rueca de Plata al mejor Artesano Calificado, el premio máximo.

Juan Diab contó detalles de su trabajo y el consecuente premio recibido en la Fiesta de la Artesanía en Colón.
JOSE BERGER
Momento en que Juan Diab, acompañado de autoridades, recibe el premio a mejor Artesano Calificado.
<
>
Juan Diab contó detalles de su trabajo y el consecuente premio recibido en la Fiesta de la Artesanía en Colón. JOSE BERGER

Juan Diab es un orfebre artesano de nuestra ciudad que se dedica incansablemente a elaborar hermosas piezas con distintos metales. En este marco, ha expuesto y comercializado sus verdaderas obras de arte en distintos encuentros nacionales e internacionales y ha sido premiado en diversas oportunidades.

En este marco, hace algunos días estuvo en la Fiesta Nacional de las Artesanías que se lleva a cabo en Colón, Entre Ríos. Esta vez fue con su stand a esta fiesta que hace 32 años que se realiza y participan artesanos de todo el país y de las naciones limítrofes.

En este sentido, Diab obtuvo el primer premio como Artesano Calificado por el jurado y la tan anhelada rueca.

Esta no es la primera vez que participa de este encuentro, ya que lo hizo aproximadamente hace diez años “con la Escuela de Orfebrería de la Olavarría. En ese entonces ganaron la primera mención que es el premio máximo que se le entrega a los stands institucionales”.

Pero después de mucho tiempo se animó a ir solo “en donde obtuve dos años seguidos primeras menciones y este año pude ganar La Rueca”. Este es un premio más que importante para la trayectoria de Juan “porque lo hago con mucha dedicación”.

Este año participaron de la misma categoría que el azuleño, alrededor de 500 artesanos de distintos puntos “con una gran variedad de trabajos”. Es decir, que “es muy difícil conseguir la ruega al artesano calificado porque se compite con distintas categorías que pueden ser trabajos en cuero hasta tejidos, es una variedad muy amplia”.

En todos estos años “es la primera vez que una Rueca llega a nuestra ciudad, nunca nadie con anterioridad porque no hay rubros, ahí estamos todos juntos contra todos”. El jurado está compuesto no sólo por artesanos sino también por gente que estudia el trabajo manual, curadores, artistas y personalidades destacadas “por eso fue muy importante para mí”.

Juan se dedica de manera apasionada a la platería, pero también tiene su trabajo. “Pero le meto muchas horas al trabajo artesanal, es algo que me encanta hacer y por eso me siento muy contento que de alguna manera reconozcan el trabajo que hago”, explicó.

En ese momento “lo viví con mucha emoción cuando me enteré de la premiación. Si bien desde la organización lo hacen de manera muy protocolar en un almuerzo muy emotivo”.

A la noche “me convocaron para darme la ruega delante de todo el público y es algo muy lindo ya que es un festival muy importante en donde uno conoce un montón de personas”. Además “no tenía en mente ganar nada, uno confía en lo que hace y le dedica mucho pero que lo valoren es algo increíble”.

Muchas horas de trabajo e investigación llenan los días de Juan con el objetivo de poder concretar piezas más que importantes. Pero “tengo un maestro excepcional como lo es Armando Ferreyra que me enseñó todo lo que sé”.

Hace 12 años que se dedica a la orfebrería “pero siempre me interesó mucho. Te hace conocer un mundo muy lindo con un circuito muy interesante donde se ven piezas muy hermosas”.

Desde entonces ha sido premiado en distintos eventos y participado de otros tantos. Sin dudas piezas de primer nivel de la mano de este azuleño seguirán recorriendo el país.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *