PIDIERON SU DETENCIÓN POR EL CRIMEN

  Un preso mató a otro en la Unidad 7

El hecho ocurrió el pasado sábado en una de las celdas del penal. La víctima era un joven que tenía 27 años. Recibió una puñalada en el corazón. Murió cuando estaba internado en el Hospital Pintos.
Un juez de Garantías de Azul debe resolver un pedido de detención formulado para un preso que está acusado de haber asesinado a otro, hecho ocurrido durante el pasado sábado en la Unidad 7, la cárcel de varones del Servicio Penitenciario Bonaerense con sede en el Barrio El Sol de esta ciudad.
Fuentes allegadas a la instrucción que en Tribunales se está llevando adelante por lo sucedido desde la UFI 22 señalaron que sobre dicho pedido de detención para el imputado debe pronunciarse el juez Federico Barberena, por estos días -a causa de la Feria de verano- actuando como subrogante desde el Juzgado de Garantías número 1 departamental.
Los mismos voceros identificaron al acusado de cometer este crimen en la unidad carcelaria local como Pablo Emanuel Cordero, un joven que tiene 27 años.
En tanto, la víctima de lo que a escala penal se está investigando a través de un sumario caratulado como homicidio simple era otro recluso que se llamaba Eric Alejandro Benítez.
El joven iba a cumplir el mes próximo 28 años de edad y compartía celda en el penal con el interno que ahora está acusado de haberlo matado de una puñalada.
Por un par de zapatillas
Las averiguaciones llevadas a cabo hasta el momento indican que el asesinato se registró en horas de la tarde del pasado sábado, cuando faltaban unos minutos para la hora cinco.
Cordero está señalado como el mismo sujeto que utilizando un cuchillo del tipo “Tramontina” -según se describió en el pedido presentado en el Juzgado de Garantías para que le dicten la detención por el hecho- le aplicó una puñalada “en la zona del corazón” a la víctima.
Para cuando el hecho se produjo Benítez estaba acostado en su cama de la celda mirando televisión.
Al parecer, ante la negativa de la víctima de darle un par de zapatillas, inmediatamente Cordero lo atacó con ese arma blanca que tenía en su poder.
Escenario de este asesinato -el segundo que durante el transcurso del año pasado se produjo en la Unidad 7- fue la celda 101 que está ubicada en el denominado Cuerpo Central 2 del penal con sede en Azul.
Cuando los guardias de la cárcel fueron alertados sobre lo que había sucedido, inmediatamente concurrieron a la celda para auxiliar al herido, a quienes en principio asistieron otros internos que fueron testigos de lo sucedido.
Después de que fue llevado al área de Sanidad del penal, en una ambulancia el joven fue trasladado al Hospital Pintos.
En el centro asistencial municipal, a causa de esa puñalada en el corazón que presentaba, falleció instantes después de ese mismo día sábado, cuando era alrededor de la hora 17.15.
Cordero, el imputado, tiene 27 años de edad y hasta el momento no ha sido indagado por este homicidio que se le imputa, dijeron ayer fuentes judiciales.
Teniendo en cuenta lo sucedido, los mismos voceros informaron que se estaba gestionando un traslado del acusado a otro establecimiento carcelario perteneciente al Servicio Penitenciario Bonaerense.
Si bien hasta ayer el joven continuaba en la Unidad 7, existían versiones que durante el transcurso del día de hoy iban a llevarlo a la Unidad 4, que está en Bahía Blanca.
El preso que fue asesinado era oriundo del Gran Buenos Aires y figuraba con último domicilio en Ezeiza. Estaba a disposición del Juzgado de Ejecución Penal número 2 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora y cumplía una condena de más de ocho años de prisión por un “robo agravado”, según se informó.
En cuanto al presunto homicida, se refirió que es nacido en Pilar y que actualmente cumple una condena de ocho meses de prisión por el delito de encubrimiento, sanción que se le vence el mes próximo y por la que actualmente se encuentra a disposición del Juzgado de Ejecución Penal número 1 del Departamento Judicial de Mar del Plata.

El dato
El asesinato del sábado fue el segundo que se registró durante 2017 en el penal de Azul. El 19 de abril del año pasado se produjo el primer crimen. Estuvo protagonizado por dos presos que estaban “en tránsito”, ya que ese mismo día habían llegado a la Unidad 7 y después iban a ser trasladados a dos de las cárceles del SPB que están en Sierra Chica. Uno de los presos atacó a otro con un cuchillo. Y las lesiones que le provocó derivaron, instantes después y cuando estaba internado en el Hospital Pintos, en su deceso. La celda de admisión del penal fue el lugar escenario de este hecho. José Germán Carabajal, un joven oriundo de la Capital Federal, está acusado de ser el autor del homicidio. La víctima se llamaba Nazareno Nahuel Cruz Rodríguez, que tenía 22 años y había nacido en Ciudadela.

 

¡Deja un Comentario!

2 Comments

  1. Yoli

    3 de enero de 2018 at 8:32 pm

    Buenos muchachos…

  2. CAR 10

    3 de enero de 2018 at 10:57 pm

    Como tenia un cuchillo buenos muchachos las guardias ajajajajajajajaja y quien los controlan por mi q se maten todos así no se mantiene más negros cabeza de termo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *