UN REVÓLVER, UNA CONDENA

Un juicio oral que se hizo en un Tribunal local finalizó con la condena para un cachariense, informaron ayer fuentes judiciales. En febrero de 2015, policías habían hallado en su auto un revólver calibre 38, a escala penal considerado “un arma de guerra de uso civil condicional”, que el imputado no contaba con la autorización legal para llevar. En el debate que se hizo en el Tribunal Oral en lo Criminal 2, una jueza le impuso al encausado una condena de dos años y cuatro meses de prisión en suspenso. Y otra, por el doble de tiempo de esa pena, que lo inhabilita especialmente para portar armas de fuego.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *