EL PAIS › EN UN PRIMER MOMENTO EL GOBIERNO CELEBRO LA CAPTURA DE LOS TRES PROFUGOS

Un verdadero papelón en equipo

<
>

“Felicito a todo el equipo y a las fuerzas de seguridad por la captura de los prófugos”, escribió Macri en Twitter a las 14.39. Bullrich atribuyó luego el error a “falsa información” que recibieron. En la Justicia afirmaron que el dato equivocado lo dio el Gobierno.

Casi siete horas demoró ayer el gobierno nacional en reconocer como errónea la información sobre la recaptura de los tres prófugos del penal de General Alvear que el presidente Mauricio Macri, su vice Gabriela Michetti y la gobernadora María Eugenia Vidal difundieron por Twitter. Pasadas las 20.40, desde el aeropuerto de Sauce Viejo, la ministra Patricia Bullrich admitió que se enteraron mientras volaban a Santa Fe (poco después de las 14) de que el único detenido era Martín Lanatta. Sugirió que alguien a quien prefirió no identificar puso “una pista falsa” para “que no se logre el objetivo”, vinculó el episodio con “ramificaciones que tiene el delito en las estructuras políticas, judiciales y de las fuerzas de seguridad”, y paradójicamente pidió que “no nos detengamos en este hecho” porque “el camino está lleno de piedras y espinas”. Vidal, en la mesa pública de Mirtha Legrand, habló anoche de un “error deliberado (sic)”. El juez Sergio Torres aclaró que el dato de las recapturas frustradas lo recibió por la mañana en “una comunicación oficial de funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación” y prefirió hablar de “información que por alguna desinteligencia demostró no ser verídica”. La misma fuente del error invocaron los fiscales federales Jorge Di Lello y Diego Iglesias, que habían difundido la noticia desde el portal de la Procuración.

“Acabo de hablar con la gobernadora de la Prov de BA para transmitirle mis felicitaciones y mi admiración por haber capturado a los prófugos”, lanzó la primicia Michetti a las 12.57. Visiblemente emocionada, felicitó “a Ritondo también!”, a la policía de Santa Fe, al secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y “muy especialmente” a Bullrich “por su colaboración”.

“Estamos muy contentos y nos vamos a Santa Fe”, gritó Bullrich en la puerta del ministerio cerca de las 14. “Logramos el objetivo, el presidente está orgulloso”, dijo y se escabulló en un auto mientras los periodistas preguntaban sin suerte. Minutos después se difundió que había viajado a Santa Fe con Burzaco, con Vidal y con el secretario de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

“Felicito a todo el equipo y a las fuerzas de seguridad por la captura de los prófugos”, escribió Macri a las 14.39 desde su quinta de Malvinas Argentinas. “El trabajo en conjunto fue fundamental. La lucha contra el narcotráfico es una tarea que nos tiene que comprometer a todos. Queda mucho trabajo por delante”, agregó. Al rato se sumó Vidal: “Hoy dimos el primer paso en nuestra lucha contra el narcotráfico y la corrupción. Es el resultado del trabajo en equipo entre el Gobierno de la Pcia., el Gobierno Nacional y el de la Provincia de Santa Fe. Vamos a seguir trabajando juntos, sin descanso, contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

El ex gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti y el actual, Miguel Lifchitz, convalidaron la noticia. “Mi reconocimiento a los hombres y mujeres de la Policía de la provincia de Santa Fe que capturaron a los tres prófugos”, escribió Bonfatti a las 13.33. “Buen trabajo de la Policía de Santa Fe para atrapar a los prófugos”, apuntó Lifchitz 14.23. “No hay que sobreactuar, sólo destacar una actuación correcta y efectiva de la policía. Ahora se debe reactivar la causa efedrina”, agregó. Pasadas las 15, en TN, el juez Torres dijo que “la detención de los tres prófugos” era “un triunfo de la institucionalidad, del trabajo en equipo”.

“Aquí detuvimos sólo a Martín Lanatta”, aclaró poco después de las cuatro el jefe de la policía de Santa Fe, Rafael Grau, acompañado por el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías. Pasadas las 18.30. el jefe de la Policía Federal, Rubén Di Santo, confirmó que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci continuaban prófugos. “Siguen siendo intensamente buscado”, dijo en la puerta de la comisaría de Cayastá.

“De alguna manera se ha hecho pública una información que recibimos, desde nuestra evaluación falsa, que llevó a pensar que eran tres los detenidos”, arrancó Bullrich, y prometió “una investigación muy profunda” porque “pudo haber significado darles tiempo para alejarse”. Burzaco habló de “una falsa información para desviarnos del foco”.

–¿Por qué se falla en una información tan sensible? –les preguntaron.

–Se falla es una manera de expresarse –relativizó Bullrich. Habló de la “pista falsa”, las “ramificaciones” y dijo que no podía informar el origen del dato porque “lo que haríamos es dar la pista de lo que vamos a investigar a fondo”. “Tenemos los indicios”, apuntó. “No quiero comenzar acusando sino investigando”, dijo para justificar su silencio.

–¿Cuándo se enteraron que la información era falsa?

–Muy rápido, estábamos volando hacia Santa Fe –respondió, y agregó que tras salir del Ministerio se subieron a un helicóptero de Prefectura.

–¿No hay autocrítica? ¿No salieron demasiado temprano a celebrar una triple recaptura cuando no tenían chequeado lo suficiente el dato?

–Imagínese, tuvimos una mañana muy importante desde muy temprano, estuvimos mucho tiempo trabajando sin que nadie se enterase, ya sabíamos que Lanatta estaba siendo capturado –siguió Bullrich–. Luego parece que esto que pasó arruinó el día. Nuestra autocrítica es que quizás todavía no conocemos bien las fallas del sistema, pero no nos va a volver a pasar.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *