ENTREVISTA CON GISELE BUSTAMANTE

Una azuleña se recibió como directora coral y sueña con poder traer un espectáculo a su ciudad

La entrevista se realizó sobre el escenario del Teatro Español, lugar donde algún día Gisele Bustamante espera poder presentarse con una propuesta artística propia. La directora de coro y corista, azuleña de nacimiento y actualmente radicada en La Plata, fue entrevistada por EL TIEMPO. En www.diarioeltiempo.com.ar se encuentra disponible el videoreportaje que se realizó con la profesional.
<
>
La entrevista se realizó sobre el escenario del Teatro Español, lugar donde algún día Gisele Bustamante espera poder presentarse con una propuesta artística propia. La directora de coro y corista, azuleña de nacimiento y actualmente radicada en La Plata, fue entrevistada por EL TIEMPO. En www.diarioeltiempo.com.ar se encuentra disponible el videoreportaje que se realizó con la profesional.

Gisele Bustamante es una azuleña que desde hace más de catorce años está radicada en la ciudad de La Plata. Días pasados, durante una de las visitas que hace en el año a sus familiares en Azul, esta profesional de 34 años le contó su historia a EL TIEMPO. Es que Gisele, que es recibida de la carrera de Dirección Coral y además trabaja como corista en distintos grupos, egresó de la Escuela de Estética “Juanito Laguna”, establecimiento por el que guarda el mejor de los recuerdos, según expresó. En la nota con este diario la mujer dio cuenta del Concierto de Tesis en Dirección Coral que presentó este año, con obras de “Motetes”, de Johann Sebastian Bach (1685-1750).

Respecto de la obra elegida para la tesis, en la cartilla que se hizo entrega a quienes asistieron al concierto coral que dirigió la azuleña se indicó que “Compuestos entre 1713 y 1730 los motetes de Johann Sebastian Bach, conforman uno de los corpus más sólidos de la música coral de todos los tiempos”.

Más adelante se menciona que “En el tiempo en el que Bach escribió sus motetes, esta forma musical estaba ya considerada como arcaica, como un género que no podía evolucionar mucho más; de hecho, no era el motete sino la cantata, la que ya hacía años ocupaba el mayor tiempo de dedicación de los compositores de música religiosa de la época y la que se había convertido en la forma musical principal de la liturgia luterana. A pesar de ello, Johann Sebastian Bach se permitió abordar de una manera magistral, la composición de un motete al más puro estilo alemán; esto es, con la inclusión predominante de corales, con partes a tres, cuatro y cinco voces, con dobles coros, con protagonismo exclusivo de la parte vocal y con la utilización de instrumentos solamente como contínuo o como duplicación de las voces, características éstas últimas que lo diferenciaban del motete francés o italiano escrito frecuentemente en estilo concertato”.

Y cierra con una definición de la profundidad de las composiciones de Bach. “Su música alcanza la perfección, la coherencia y la solidez compositiva conteniendo una inmensa carga espiritual y expresiva que traspasa cualquier distancia temporal y cultural, e igualmente se muestra directa, poderosa y emotiva”. (Ver aparte una de las piezas de J.S. Bach que se incluyó en la tesis)

Directora y cantante

El escenario del majestuoso Teatro Español de Azul fue el epicentro de la entrevista que este matutino tuvo con Gisele Montenegro. Allí, en un lugar donde la azuleña sueña con presentarse para poder dar cuenta de sus dotes como directora coral y cantante, nos contó desde sus inicios en un tradicional establecimiento de instrucción en las artes de esta ciudad, hasta sus labores de la actualidad.

“Siempre me gustó cantar. Como había arrancado desde muy chica en la Escuela de Estética, si iba a seguir dirección coral pensaba en continuar con esa actividad (cantar), que es bastante similar por el tema de ensayos y de cantar en los coros, que es lo que siempre me gustó”, indicó Bustamante, quien luego de una primera incursión en el año 2000, terminó dos años más tarde radicándose en la ciudad de La Plata, cuando obtuvo su título y algo más, como “directora coral y, de profesión, cantante”.

Respecto de su función como directora explicó que divide su labor en dos facetas: la logística, donde define el repertorio y analiza qué voces tiene y cuáles necesita incorporar; y lo que tiene específicamente que ver con el aspecto musical, con ensayos y trabajos específicos con los coristas.

“He cantado dos veces acá (el Teatro Español de Azul); dependiendo de las obras que uno elija es el lugar ideal. De todas formas el cantante encuentra una acústica más amable en una iglesia”, señaló Gisele.

Volver al pago “sin golpear”

Bustamante asegura que está “encantada” de volver a esta ciudad, donde tiene a la mayor parte de sus seres queridos. “A mí me gusta venir siempre; tengo a buena parte de mi familia y, aparte, me encanta la ciudad. Sigo viviendo en La Plata y me gusta eso, pero me encanta volver”, afirmó.

En el mismo sentido dijo que en Azul participó de la presentación, en un par de ocasiones, del Coro Nacional de Jóvenes, donde trabaja también. “Es re lindo venir a la ciudad a mostrar lo que una hace”, agregó.

Aún no tuvo la oportunidad de venir a esta ciudad como directora coral, lo que espera poder concretar cuando surja alguna propuesta en ese sentido. En cuanto al objetivo que la llevó a estudiar como directora de coro, expresó: “Eso surgió en este último año, porque siempre estuve más ligada a cantar. La carrera la hice para adquirir más conocimientos y tener un título por la similitud que tiene con el hecho de cantar. Son cosas que van de la mano, pero lo de ser directora me empezó a gustar a lo último. De hecho, cuando hice la tesis lo disfruté bastante”.

A pesar de sus “cortos” 34 años, Gisele ha incursionado en la docencia, según nos contó, como Adscripta en la Facultad de Bellas Artes de La Plata, y con clases particulares de canto.

Una huella imborrable en la formación

Cuando se la consulta por sus inicios en el aprendizaje musical, Bustamante recuerda con nostalgia su paso por la Escuela de Estética “Juanito Laguna”, donde tuvo como docentes a Juan Carlos Maddío y Estela Cerone.

“De chica escuchaba música siempre y en la escuela de estética estábamos todo el tiempo pintando o actuando y las clases de música eran las que más me gustaban, siempre. Esto vino con mi naturaleza, no me lo propuse”, asegura, para subrayar la huella que ese establecimiento educativo dejó en su formación académica y humana. “Tengo recuerdos muy lindos del lugar. Siempre se extraña un poco. Si bien hace mucho que me fui, me da como nostalgia acordarme de esos momentos. Es un espacio increíble para los chicos”, afirmó, para establecer elocuentes diferencias temporales con aquellos años.

“Yo arranqué a los 7 años y era otra época. Sin querer ser despectiva pero ahora está un poco todo más ‘contaminado’. Calculo que hoy los chicos no escuchan tanta música como cuando yo era chica. Es un espacio que hay que valorar y donde es interesante seguir gestando ideas. Es un lugar al que yo le guardo mucho cariño”, concluyó.

EL DATO

El videoreportaje realizado a Gisele Bustamante, directora de coro y corista azuleña radicada actualmente en la ciudad de La Plata, se encuentra disponible en www.diarioeltiempo.com.ar

NO TE DEJO SI NO ME BENDICES (J.S.BACH)

No te dejo si no me bendices

Jesús mío

Porque tú eres mi Dios y mi Padre

y no abandonarás a tu hijo

gracias a tu corazón paternal .

yo soy un pobre terrón de tierra

y no conozco consuelo en ella.

Te doy gracias, Cristo, Hijo de Dios,

porque me das a conocer tantas

cosas por tu divina palabra;

dame también fortaleza

para la bienaventuranza de mi alma.

Gloria, honor y alabanza a ti

por toda la bondad que has demostrado

y te pido humildemente

que no permitas verme rechazado

eternamente de tu presencia.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *