AUTOMOVILISMO  

Una categoría, un título, cuatro postulantes

 

Las posibilidades de cada uno de los pilotos que pueden consagrarse en la Fórmula A. La Bota tendrá el calce justo para un apasionante capitulo final de temporada.

Informe: Claudio Hospitaleche, del

Blog Competición

Natalio Jugón llega a la definición en La Bota, el 3 de diciembre, con una diferencia interesante de puntos a su favor, aunque no definitoria: ostenta 222 unidades, con 35 en juego y es de 14,50 la diferencia con el binomio Alejandro Quiles – Nicolás Matta, de 16,50 sobre Facundo Miralles y de 23 sobre el acumulativo de Miguel Panelo. Estos dos últimos ya han logrado el campeonato, en el caso de Quiles y Matta no, tampoco Jugón. En esta última prueba de la temporada se cambian las condiciones de correr: ahora hay que clasificar y no hay dudas con respecto a la velocidad de los cuatro a la hora de hacer una vuelta rápida (según los entrenamientos de las carreras disputadas). Jugón y Panelo han sido recurrentes en el primer lugar, también Matta ha tenido sábados donde fue el más rápido, aunque en las dos última carreras no estuvo presente (directamente decidió poner el auto en pista el domingo) y Quiles, en las carreras que le tocó manejar el auto, no desentonó, a excepción de la más reciente en la última donde no pudo sumar ningún punto.

Por lo tanto, el líder del campeonato llega con muchas posibilidades de hacer el uno; tiene el auto, sin dudas uno de los más consistentes hasta aquí en la temporada, y él ha ido evolucionando muy favorablemente a la hora de manejar.

La pregunta es, ¿cuánto puede especular a la hora de correr a partir de los puntos de diferencia que tiene? Estando adelante en la clasificación, ¿qué intentará de no poder mantener una distancia prudencial en la punta de la serie, por ejemplo? ¿Se implicará en una lucha peligrosa o será lo suficientemente pensante como para dejar pasar a los demás?

Sabe perfectamente que siguiendo a sus rivales, los puntos que le descuenten no serán suficientes para que peligre el objetivo. Veremos, falta poco para ser testigos de otra definición apasionante de un campeonato de la Fórmula A.

Facundo Miralles no tiene alternativas, sí o sí debe ganar todo. Si bien ha sido protagonista a lo largo del año (aunque faltó en una carrera, que hoy es definitoria por los puntos perdidos), en las últimas participaciones ha tenido toques polémicos con algunos pilotos, caso Panelo en la anterior y Huarte en la última, donde tenía la gran posibilidad de ganar y sacarse ese estigma que lo preocupa. Porque si no gana, no es campeón, más allá de los puntos que logre.

De lo que no hay dudas, es que hará todo lo posible para ganar todo y esperar a como llegue Jugón para saber si le puede arrebatar la corona. Tiene el auto, la experiencia, es rápido y contundente cuando gira, por ejemplo, en la punta, es muy difícil pasarlo.

Ya está decidido que Nicolás Matta defina el torneo del binomio. Salvo en la última carrera donde se le rompió el motor y quedó muy atrás, las otras en las que participó ganó. Nadie puede dudar que es uno de los mejores pilotos de la categoría, sino el mejor, por todo lo que ya sabemos, pero para esta definición tiene un pequeño plus sobre el resto: es uno de los pilotos que mejor sabe leer una carrera mientras la corre, esto le permite administrar el auto llevándolo de la mejor forma posible sin que lo superen; y sabe cuándo tiene que atacar y busca el mejor lugar para hacerlo sin realizar maniobras de riesgo. Será muy interesante verlo en la pista, en una definición de campeonato de la cual en la categoría, creo recordar, nunca disputó.

Miguel Panelo pelea por segunda vez un torneo. Ya fue campeón en 2015, dice que es el último año que corre completo; por lo tanto, si bien es el que más lejos está en los puntos, va a tratar de hacer lo mejor posible. En La Bota hizo la pole para la carrera de dos pilotos. Esto lo habilita a ser un protagonista a tener muy en cuenta, su auto va muy bien y tiene un gran potencial, que es básico para intentar la heroica.
Estos son los que pueden salir campeón, pero no podemos olvidarnos del resto de los que quieren ganar la última del año y tienen con qué pelear, caso Magno, Vizzolini, Carballo, Bossi, Albarracín y López, por nombrar a algunos. Podría haberlo puesto al “Chato” Huarte también, pero decidió no correr en esta carrera, su auto estará presente en las manos de Santiago Louge.
Están todos los condimentos como para que esta definición sea apasionante, da gusto ver a los Fórmula A girar en La Bota con la paridad que hoy ha alcanzado la especialidad. Esperemos que mucha gente de Azul viaje ese domingo a ver la carrera y apoyar con su presencia a cada uno de sus pilotos preferidos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *