COLUMNA DEL PARTIDO OBRERO LOCAL

Una delegación de Azul participó del Congreso Nacional de la UJS

 

<
>

Días atrás sesionó el Congreso Nacional de la Unión de Juventudes por el Socialismo (UJS) del Partido Obrero. El mismo se desarrolló en la Facultad de Medicina de la UBA y asistieron más de 1500 jóvenes, mostrando que la UJS es la única corriente juvenil de izquierda que tiene representación en todo el país.

Se pusieron en pie 15 comisiones temáticas, que abarcaron la lucha por el boleto, medio ambiente, salud, la problemática de la mujer trabajadora, institutos terciarios, cultura, deporte, universidad y secundarios.

El día sábado por la noche se realizó una marcha contra la prisión de lujo de Pedraza, autor intelectual del crimen de nuestro compañero Mariano Ferreyra quien fuera beneficiado con la prisión domiciliara días atrás. El reclamo sigue vigente para que Pedraza vuelva a prisión común, de donde nunca debió haber salido.

Situación política

El congreso sesionó en un marco de grandes luchas. El ascenso de un gobierno de centroderecha encabezado por un empresario como Mauricio Macri que es el fiel representante de los grandes monopolios y grupos económicos nacionales y extranjeros plantea una ofensiva en regla contra las conquistas históricas del pueblo argentino, y en particular contra la juventud. Se están redoblando los intentos por privatizar la educación y en una reforma que imponga la más completa flexibilización de las relaciones laborales. Este “modelo” es el que firmaron con Mc Donald´s: trabajo precario con salarios de $4.500, de los cuales $1.000 pone el Estado. Para esto cuentan con aliados claves que le permiten llevar adelante esta ofensiva: la burocracia sindical y los partidos patronales.El kirchnerismo reciclado juega un papel fundamental. La intentona de armar un “frente ciudadano” para enfrentar al macrismo no pasa de la incongruencia. Lejos de polarizar con la derecha pasaron a asumir su programa. Esto lo demuestra la candidatura de Daniel Scioli y toda su campaña presidencial que fue armada sobre la promesa de arreglar con los buitres, para volver a endeudar al país y devaluar fuertemente el peso. Las agrupaciones juveniles como La Cámpora se alinearon detrás de esta candidatura con el verso de estar luchando contra la derecha, pero en realidad terminaron demostrando su carácter antipopular.

Dejando de lado todas las banderas de la “resistencia con aguante” que duro unos pocos meses, los K pasaron de las palabras a los hechos. Por eso no les tembló el pulso a la hora de votar un nuevo endeudamiento del país. El cacareo en la Cámara de Diputados, se transformó en guiño y apretón de manos para la gente de Cambiemos en la Cámara de Senadores donde votaron el paquete de los buitres sin chistar. Ellos también son responsables del ajuste contra el pueblo argentino.

Una perspectiva, una salida 

A nuestro entender la experiencia realizada es concluyente. Pretender derrotar a Macri con un “frente ciudadano”, como postuló Cristina Kirchner desde los Tribunales de Comodoro Py, es un camino de derrota para los trabajadores y de sobrevida para el macrismo. El carácter reaccionario del “frente ciudadano” nos lo recuerda todos los días Alicia Kirchner en Santa Cruz, que quiere imponer un ajuste, con represión incluida, a los trabajadores que están virtualmente en huelga general enfrentando el ajuste que llevan adelante en las provincias.

El planteo estratégico que levanta la UJS es el del Frente Único, sobre la base de una política de unidad con la clase obrera, es decir, de independencia de clase. La UJS convoca a todas las agrupaciones combativas de la juventud a dar la lucha por la recuperación de los centros y federaciones estudiantiles, a defender los que ya fueron recuperados y a ponerlos en pie allí donde todavía no existen. Es el método para conquistar el boleto gratuito, defender el derecho al trabajo y a la educación pública.

Nuestra intervención en la ciudad

Con respecto a la situación que atraviesa Azul queda claro que no es muy diferente a la del resto del país. Con un tarifazo en regla que golpea el bolsillo de las familias trabajadores, con despidos y suspensiones en la industria y el cierre de comercios, Azul se apuntala para ser una ciudad fantasma, si no se revierte esta tendencia.

Hacemos el llamado para apoyar todas las luchas en curso, como por ejemplo la de los trabajadores judiciales que reclaman aumento de salarios, la lucha de los médicos del materno infantil, de la Cerámica San Lorenzo, y las que están por venir en el segundo semestre que serán muchas.

Toda la juventud de Azul tiene que deliberar. Invitamos a debatir las conclusiones del Congreso de la UJS en los diferentes plenarios que iremos desarrollando y a sumarse en la lucha para derrotar los tarifazos, los despidos, y el ajuste, desde la perspectiva de un programa socialista. Es hora de tomar la iniciativa.

Unión de Juventudes por el Socialismo -Partido Obrero

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *