RUGBY DE PRIMERA DIVISIÓN

Una derrota borraja que aletarga la inercia 

En su visita a Benito Juárez, adonde arribó como líder, Azul Rugby Club perdió con Onas por 22 a 13, en la tercera fecha del Torneo Clausura de la UROBA. Previamente, la Intermedia ganó su cotejo.

La tercera fecha del Clausura de la UROBA significó la primera derrota para Azul Rugby Club.
FOTOS ARC
<
>
La tercera fecha del Clausura de la UROBA significó la primera derrota para Azul Rugby Club. FOTOS ARC

La tercera fue la vencida. El sentido del frase aquí es negativo, pues luego de dos notorias victorias en las primeras dos fechas del Torneo Clausura, la Primera División de rugby de Azul Rugby Club cayó en Benito Juárez. La inercia era mucha, el convencimiento del plantel ha venido agigantándose en el génesis del certamen y ante Onas, el a priori era óptimo + IVA. Esta vez con el espíritu grupal no alcanzó y fue el equipo local el que se impuso por 22 a 13 en la tercera fecha del campeonato de la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires.

Fue el sábado pasado que la máxima categoría borraja (junto con la Intermedia) tomó su pequeña excelente campaña como adarga y cabalgó rumbo a BJ para enfrentar a los Onas. Cuando la tarde comenzaba a ponerse interesante, ya no cabía un suspiro en la tribuna de la expectativa, el elenco azulgrana pisó campo juarense para el mano a mano entre haches con la escuadra local.

Como era de esperar, en un partido de juegos parecidos, fueron los “Gordos” los encargados de darle vida al trámite. Puntada tras puntada, de ambos lados el empuje constante y los tackles estaban a la orden del día; se repartían la guinda y el control del juego, tanto en las formaciones fijas como en el terreno, con mucho scrum y error.

Con esa paridad plena y constante como escenografía general, los “Gordos” de Onas vieron la salida por la línea y en una jugada rápida con sus backs, lograron el primer try del partido.

Lacerado su orgullo, reubicadas sus expectativas, Azul Rugby salió entonces a proponer un juego con otra tesitura; la guinda viajaba de lado a lado y el pack de forwards empujaba mediante scrums y mauls a Onas contra su ingoal. Así, a mitad de tiempo, la pelota salió rápida de un ruck, Jeremías Fernández se la colgó a “Mulita” Goicolea y éste embistió para empatar el partido. Fue el mismo Fernández el que se encargó de convertir para darle la ventaja a la visita.

La cinta se rebobinaba a meses anteriores y otra vez los errores estaban a la orden del día. Para colmar los males, el juez, dejándose llevar por un error humano, sancionó una roja inexistente en un ruck al “Culón” Albarrán.

De repente, tinta china en la mirada azuleña. El panorama se ennegreció al tiempo que Onas comenzó perspicazmente a usufructuar la crisis ajena. Nuevamente traspasó las líneas defensivas para anotar su segunda conquista.

Incluso con la desventaja numérica, ARC se hacía fuerte en tierras indias, logrando un penal bajo la hache que Fernández tradujo en el 10 a 10 con el que se terminaría el primer tiempo.

Allí llegaría el turno de las palabras motivadoras de Guzmán, a pesar del enojo del arbitraje, no se dejo llevar, pidiendo calma a sus dirigidos. Garat, quien no encontraba explicación ante los errores propios y ajenos, se enfocó en el sacrificio que necesitaría Azul Rugby para poder solventar estos cuarenta minutos por venir.

El segundo tiempo puso en cancha una borraja dominadora del juego, siempre buscando el contacto y el pase justo, con los forwards chocando y disputando cada pelota como si fuese la última. Sin embargo, el destino parecía sellado, esta vez no eran los rapiditos de la línea los que sorprendían a la defensa azuleña. Luego de un line con jugada preparada, el pilar juarense se escapó de la marca en plena estocada zigzagueante con la que penetró el ingoal. Try convertido, 17 a 10. Respiraba el local.

La borraja sabe por vieja pero más por Ave Fénix. Un nuevo resurgir en un contexto donde los errores inclinaban la cancha. Onas no le encontraba la vuelta a un partido que podría haber manejado, y recibió el descuento sureño a falta de 5 minutos (penal de Fernández).

Penal para Azul y amarilla para jugador de Onas; la visita fue a un line en la previsible última jugada del cotejo. ARC malogró la pelota pero se hizo de un scrum, Pérez dribleó y cayó dentro de las cinco yardas defensivas; Maddio extirpó la pelota del ruck, pero en otro error garrafal, el árbitro sancionó un penal inexistente cuando se apoyaba el try.

Luego de este baldazo de agua fría, los jugadores –atónitos y reclamando explicaciones– se olvidaron de jugar, mientras que Onas convirtía el ultimo try.

El próximo fin de semana, la Primera de ARC tendrá fecha libre. Luego recibirá la visita de Ferro, un test perfecto para evidenciar a qué se apunta en este torneo.

A primera hora, la Intermedia azuleña consumó una victoria notoria cifrada por 36 a 17. Los trys fueron de Matías Capdevila por dos, Rodrigo Gastaldi Luna, Darío “Doc” Santamaria, “Topadora” Vuotto y Juli Acosta (tres fueron convertidos: Pato Maddio hizo dos y Juli Acosta, uno).

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *