Una escuela que trabaja arduamente para mantenerse vigente


La Escuela N° 504 “Cooperativa Las Abejas” realizó una feria para recaudar fondos y así poder plasmar una serie importante de obras edilicias. La respuesta de la comunidad fue sumamente óptima, lo cual alienta la posibilidad de continuar con las labores. 
La Escuela N° 504 “Cooperativa Las Abejas” organizó una feria con el objetivo de concretar una serie de obras que son necesarias en su sede de Av. Piazza y Comercio. Así el viernes desde las 9 hasta las 16 horas se llevó a cabo esta jornada a la que concurrió mucha gente y se llevó toda clase de artículos.
Retomando las obras existe una denominada primera etapa que consta de un sector del frente que fue terminado ese mismo día. La idea es continuar con la dirección que se encuentra en muy malas condiciones edilicias.
Aunque lo que preocupa y bastante son los techos. El Consejo Escolar de Azul debe encargarse de este emprendimiento porque “se nos está cayendo el techo”, según mencionó la tesorera de la cooperadora de la Escuela N 504 y maestra de apoyo en la inclusión, Romina Olmos con quien dialogó EL TIEMPO.
La feria
En primer lugar fue consultada sobre la jornada del viernes, mencionando que “ocurre que habíamos hecho bastante difusión. Hace como dos semanas que la gente tomó conocimiento de que se iba a realizar esta feria y vino a donar de todo”. Enumeró: “desde ropa, calzado, máquinas de escribir, mobiliario entre el que se encontraban sillones, mesitas, todo claro que a precios muy accesibles”. 
Continuó de la misma manera “había colchones, cochecitos, secarropas, vajilla, telares, máquinas parta telar”.
En el mismo sentido sostuvo que “de hecho la idea de la feria surgió porque teníamos en el sótano máquinas de escribir y otras cosas más, para hacer un poco de limpieza,  las vendimos para invertir en la escuela y nos dimos cuenta que funcionaba y a su vez la gente respondió muy bien. Entre nosotras dijimos ´vamos a traer ropa` y se empezó a traer ropa y hay muchísima cantidad”.
A la feria llegó gente de este barrio y de otros “porque realmente a través de las redes sociales se hizo difusión”.
 Obras edilicias
En segundo término, la docente contó que “es la segunda feria que hacemos, la anterior fue los primeros días de mayo y tuvimos una recaudación de 7.000 pesos y con ellos ya pudimos lograr algunas obras como el frente del establecimiento que justamente hoy (por el viernes) los albañiles culminaron. Entre mano de obra, materiales y algún que otro gasto de contenedor debemos haber invertido 15.000 pesos. La obra básicamente consistió en que a un metro de la pared se fueron cortando y se está acondicionando”.
Agregó que “tenemos que seguir con la dirección, que es un aula que está sumamente deteriorada. Pero después de ello la idea es pintar todo y continuar con el resto de los salones. Vamos a seguir arriba cuando el Consejo Escolar nos arregle el techo porque se nos está cayendo”.
Consultada sobre el edificio, lo describió detallando que es antiguo, tiene cerca de 10 gabinete más los talleres.
Además señaló que “contamos con una cooperadora muy grande que funciona hace mucho tiempo y la gran obra que se hizo fue el Salón de Usos Múltiples que es donde se hizo la feria”.
“Somos una cooperadora que trabajamos con ferias, antes íbamos a Expomiel, Rural y hacíamos turnos los mismos docentes hasta que nos pareció mejor hacerlo dentro de la escuela. Además para estar con los chicos que estaban trabajando en los talleres, igual siempre están supervisados por los adultos. Lo que ellos producen en cada taller como carpintería, huerta, se vende. Y ello es la cooperativa Las Abejas, se solventa lo que tiene que ver justamente con los talleres. Por el contrario lo que es armar kits pedagógicos como lápices, hojas de carpeta, todo eso se sustenta por cooperadora”, apuntó por último.
 La respuesta del Consejo Escolar
En otro tramo de la charla, Olmos apuntó sobre la cantidad de alumnos que “tenemos cerca de 66 personas con discapacidad. En un próximo proyecto es hacer el mes que viene otra feria pero no pedir más a la gente porque contamos con bastante ropa”, mencionó.
“Pero ya con lo que recaudamos hoy, podemos seguir con dirección”, destacó.
Sobre el techo insistió “está a cargo del Consejo”.
Consultada sobre si tienen respuesta positiva de parte del mismo, puntualizó que “no tanto. Ahora con la gente nueva un poco más. Ocurre que debe ser mucho dinero también arreglar un techo, lo que sí hicieron fue gestionar la visita de un arquitecto y se puso de acuerdo con el albañil para que no se rompieran ciertas cosas porque es una casa antigua y la idea es mantener su estructura edilicia”.
“También tenemos otros gastos que lo cubrimos nosotros como los artículos de limpieza, la alarma que se paga con la plata de la cooperadora y se puso internet, sino no se puede trabajar. Como tenemos la parte del Gobierno de Conectar Igualdad, contamos con otro acceso y lo que va surgiendo siempre. Siempre surgen gastos. Es una escuela muy grande y hay muchas cosas para hacer”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *