LA SEMANA POLÍTICA

Una foto mirando a octubre

<
>

La ciudadanía concurrirá hoy a elecciones primarias acotadas. El desafío de llegar al piso del 1,5% de los votos positivos. En Azul, de acuerdo a los últimos resultados, se necesitan unos 570. El interrogante es el porcentaje de concurrencia y el sufragio en blanco. Un “parcialito” para la gestión Bertellys.

Escribe : Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

56.533 electores, 171 mesas de votación, 10 precandidatos a concejales y consejeros escolares. Es el menú que hoy tienen los azuleños entre las 8 y las 18 para decidir quién y cómo llegará a las elecciones legislativas de octubre  y cuál es la foto con respecto a su estado de ánimo frente a la cartelera de la política. A ello se suman los postulantes a senadores bonaerenses por la Séptima Sección y a diputados y senadores nacionales que representarán en las cámaras a la provincia de Buenos Aires.

En realidad, de primarias hay poco y nada si de participación y resolver internas se trata. A nivel provincial y nacional es convalidar las listas que ofrece cada frente y en local con una disputa muy restringida que se da en el Frente 1País entre Claudio Molina y Ulises Urquiza, encabezando, y en el caso de Unidad Ciudadana limitándola a la de concejales y consejeros escolares entre Nelson Sombra (lista completa) y Joaquín Propato.

 

Vicisitudes radicales     –

La Unión Cívica Radical quedó afuera luego de una seguidilla de artimañas tanto de la Junta Electoral del oficialista Cambiemos como de la justicia. Hace una semana se anticipaba en esta columna que había otra instancia que recorrerían los radicales azuleños cuando ya todo parecía perdido. De la desazón pasaron a la expectativa hasta que la Corte provincial le dio curso a una cautelar que les permitía participar en las PASO. Sin embargo, la alegría duró poco porque el viernes por la tarde el juez federal con competencia electoral Juan Manuel Culotta bajó la lista por falta de tiempo para hacer llegar las respectivas boletas dentro de las urnas y los certificados que se utilizan en las mesas de votación. Todo este intríngulis continuaba ayer en La Plata donde se hizo la presentación de un recurso de nulidad del acto eleccionario de hoy.

Cuesta entender todas estas vicisitudes cuando lo que está en juego es un cuarto puesto de concejal. Si la directiva de Cambiemos es que no hubiera más de una lista en los distritos donde el intendente es oficialista resulta un argumento precario y termina jugándole en contra. No se puede afirmar que el jefe comunal azuleño Hernán Bertellys haya participado en la jugada, a lo sumo acató las directivas de la conducción de ese frente pero, ¿no sufrió un desgaste innecesario? No resulta buena a los ojos y oídos del electorado la palabra “proscripción”. Como decía un director técnico a su arquero, las pelotas que van afuera tratá de no meterlas en el arco. Si el oficialismo azuleño se siente seguro de la victoria de hoy, ¿pará que deglutirse esta disputa sin sustento?

 

Las catacumbas     –

Resulta un pequeño ejemplo del estado en que está el sistema político argentino. Es tal la crisis de los partidos tradicionales, prácticamente desvanecidos en alianzas  inimaginable, que explica el sinsentido de la convocatoria al electorado en la jornada de hoy. En vez de abrir y horizontalizar la participación, se cierran en sus catacumbas.

Esta noche se sabrá, con el típico dramatismo que caracteriza a los habitantes de estas tierras lejanas del sur, si Cristina podría ganar en octubre y se convertirá en la inquisidora  del actual gobierno de aquí al 2019, si el macrismo y sus acólitos vinieron para quedarse bajo el apotegma de un nuevo modelo económico y social o ya tiene fecha de vencimiento y si el matrimonio del massismo y el GEN fue el amorío de un invierno. El peronismo y sus variantes es el veedor del futuro.

Muestra, en definitiva, la flaccidez de la representación de la política tradicional, fenómeno que trasciende estas fronteras.

También para Bertellys es el primer “parcialito” para su gestión luego de todo el revoltijo que armó con su pase a Cambiemos. Esta sociedad venía con su autoestima en el subsuelo y empezó a revertir esa tendencia. Lo que se lee detrás es si el Intendente y su impronta tienen proyección en el tiempo reformulando los cánones de esta comunidad o, atado al devenir de quienes gobiernan este país, su camino queda condicionado. Allí radicará su olfato para consolidar una estructura política propia ocupando los vacíos que hoy abundan.

 

Algunos números     –

Hace falta llegar al piso del 1,5 por ciento de los votos positivos para pasar a octubre. ¿Cuántos quedarán esta noche? Si nos remitimos a las dos anteriores PASO no hay demasiadas variaciones. El porcentaje de votantes fue del 78,9 % en el 2013 y 75,7 en el 2015 sobre un total de electores de 53.352 y 55.378, respectivamente. Los sufragios positivos llegaron a 38.408 en las legislativas del 2013 con casi un 7 % en blanco y 1,85 nulos. El número para llegar a octubre fue de 576 votos.

En las primarias ejecutivas del 2015 votaron 41.933 ciudadanos, lo que significa el 75,7%. Los positivos fueron 38.028, en blanco el 8,2% y el  1,1% nulos. El piso no se modificó demasiado: 570 votos.

¿Sirve esta suerte de estadística para hoy? Con casi 1.300 electores más las proyección no debería variar el piso para llegar a octubre, únicamente que haya un elevado ausentismo o se supere el porcentaje del voto en blanco. De las doce listas de concejales y seis frentes (hubo más internas) en las PASO del 2015, quedaron para octubre cuatro candidatos. La particularidad de hoy es que aparecen varias ofertas con dirigentes de ascendencia peronista.

¿Le va cambiar el eje trascendente de su vida en esta jornada a los argentinos? Seguramente que no. Plebiscito para algunos, alegrías o desazones para otros. Será la foto de un instante, tan crucial y tan fugaz a la vez jugueteando en el imaginario incandescente de un país que nos provoca.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *