EL PASADO SÁBADO

Una funcionaria azuleña que trabaja en PAMI central visitó el Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú”

Soledad Zandoná, quien estuvo el fin de semana en esta ciudad para cumplir con el deber cívico del voto, participó de un encuentro informal con integrantes de la entidad. Juan Pedro Schroh, presidente del Centro y Gabriel Luna, referente regional de los ex combatientes en la UGL local del organismo, le contaron a EL TIEMPO acerca del trabajo que vienen realizando en conjunto con la joven subgerente. 

Soledad Zandoná en ocasión de visitar el sábado pasado la sede del Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú”. La funcionaria de Pami fue recibida por algunos de los integrantes de la institución local. GENTILEZA CENTRO DE VETERANOS DE GUERRA
<
>
Soledad Zandoná en ocasión de visitar el sábado pasado la sede del Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú”. La funcionaria de Pami fue recibida por algunos de los integrantes de la institución local. GENTILEZA CENTRO DE VETERANOS DE GUERRA

La Subgerente de PAMI para el área de los veteranos de guerra a nivel nacional, la azuleña Soledad Zandoná, visitó el pasado sábado el Centro de Veteranos “Callvú Leovú”. La funcionaria, que lleva un año y medio con desempeño en la central de la obra social de los jubilados y pensionados, está desde hace algunos meses a cargo de las prestaciones de salud de los ex combatientes de todo el país.

El fin de semana, en ocasión de estar en Azul para cumplir con el deber cívico del voto, Zandoná acordó un encuentro informal con referentes del Centro de Veteranos. Según le contaron a este diario Juan Pedro Schroh, presidente de la institución, y Gabriel Luna, referente regional en PAMI de los ex combatientes, la presencia de la subgerente también fue propicia para el abordaje de diferentes cuestiones de interés de las partes, así como del análisis de lo que será el 31 de octubre y el 1 de noviembre, el dictado de una charla para familiares de veteranos en esta ciudad y Olavarría, respectivamente.

“No es fácil que alguien con el rango de Subgerente venga a visitar a los veteranos. Da la casualidad que ella vota acá y siempre que puede se hace una escapada para estar con los veteranos, y esta vez no fue la excepción. Estuvo hablando de las diferentes prestaciones médicas y de otros temas pero lo bueno de la gestión de Soledad que los veteranos recalcamos es la predisposición que tiene. A veces a los gerentes y subgerentes hay que correrlos para encontrarlos”, expresó Luna.

Indicó que la primera intervención que realizó Soledad Zandoná fue tan sencilla como efectiva. “Creó un grupo de WahtsApp. Eso nos mantiene todo el tiempo conectados y brindando soluciones desde nivel central. Por teléfono era muy difícil dar con quien tiene a cargo a los referentes regionales de los veteranos. En el grupo no sólo nos brindamos soluciones entre nosotros sino que está la supervisión de ella y de su esposo, un gerente importante de Pami”, explicó.

“Hay un cambio para mejor y, como yo siempre digo, los cambios positivos no importan del color político que vengan. Los cambios buenos siempre son bien aceptados porque traen soluciones. Cuando me vienen a ver por una prestación y no se las puedo dar me produce un doble dolor: son afiliados y amigos. En 2014 perdimos FeMeBA (Federación Médica de Buenos Aires), la institución que nuclea a casi todos los médicos y, si bien hasta ahora no la hemos recuperado, las gestiones están muy avanzadas”, manifestó Luna.

Destinatarios del taller

Respecto del contenido, sentido y destinatarios que tendrá el taller que, en Azul y Olavarría, se dictará por iniciativa de la Subgerencia de Veteranos de Pami, Luna mencionó: “El 31 de octubre a las 16 en la sede del Centro, se van a tratar temas que involucran tanto a las mujeres como a los hijos de los veteranos. En Olavarría será el 1 de noviembre. Ellos (mujeres e hijos) son a veces los que más sufren. El veterano nunca te va a reconocer el problema porque es una autodefensa, pero siempre darán un diagnóstico la mujer y los hijos que son, en definitiva, los que aguantan el efecto postraumático”, señaló.

Por las charlas llegará un equipo de psicólogos de la Subgerencia, a los que se sumarán profesionales locales. Éstos últimos serán los que a futuro den este tipo de talleres en el resto de la jurisdicción de la UGL.

“Tenemos mucha expectativa y estamos trabajando duro para tener buena concurrencia. El veterano es el resultado de la familia que ha tenido. Se pudo haber sentido solo y se recluyó en el alcoholismo o adicciones, y no es fácil sacarlo de eso”, acotó Luna.

ACORDE CON LAS CIRCUNSTANCIAS

NICOLÁS MURCIA

Juan Pedro Schroh advirtió que, como veteranos “cuando tuvimos que reclamar, lo hicimos”. “En respaldo a la Federación y a la Confederación tomamos pacíficamente todas las UGL del país pidiendo los beneficios que nos corresponden y no se estaban dando. A partir del ingreso de Soledad Zandoná hay cuestiones que cambiaron para mejor. De la misma manera que la vez pasada criticamos, ahora manifestamos nuestro agradecimiento”, explicó.

Schroh destacó el compromiso que la funcionaria azuleña demostró con la causa al señalar que “tiene una sensibilidad malvinera que asume cada día más”. “Le agradecemos el gesto de haber ido a conocer el Centro un día sábado y quedarse para hablar con nosotros. Ella tiene muy claros los objetivos, comenzando con la prevención. De ahí que se dicte este taller para la familia”, culminó.

LA “HORMA” DE LA CAUSA MALVINAS 

Por Augusto Meyer

ameyer@diarioeltiempo.com.ar

Cuando Gabriel Luna combatía contra los ingleses en suelo malvinense y Juan Schroh participaba del rescate de heridos a bordo de un helicóptero, quien suscribe tenía 10 años. Como millones de argentinos escuchaba el “relato” de la guerra por radio. Después de leer artículos sobre la gesta y de ver películas y documentales, nada mejor que escuchar la versión real de los protagonistas de lo que fue aquella guerra. El hecho de tener a varios héroes de Malvinas en el pago chico y compartir distintas instancias de las actividades que realizan –incluso más allá del 2 de abril-, nos encuentra como uno de los difusores de la causa “malvinense”. En la redacción de este diario tanto Schroh como Luna se mostraron entusiasmados con la impronta que le puso a su gestión desde Pami la actual Subgerente de Veteranos. “Es muy operativa. Recorre la Nación, cualquier provincia. Busca implementar una forma de trabajo para que el día en que ella no esté, el sistema funcione”, dijo el presidente del Centro. Por lo que pudo saber EL TIEMPO, la funcionaria está feliz de trabajar con los ex combatientes. De ahí que Schroh dijera: “Fueron diez años de abandono. Empezar, aunque tarde, siempre es mejor que criticar lo pasado”. Los veteranos de todo el país y Pami parecen haber encontrado la “horma” para una causa que los une: la azuleña Soledad Zandoná. Me considero un privilegiado de ser, aunque sea, testigo de ello.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *