TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN

Una goleada para ingresar al G4

 

Chacarita superó a Independiente por 5 a 1 y alcanzó el cuarto lugar de las posiciones de la zona B del certamen que organiza la Liga de Fútbol. El tricolor en el primer tiempo fue más efectivo que su rival y se adelantó por 3 a 1 en el marcador. En el complemento, rápidamente convirtió dos tantos para poner cifras definitivas el encuentro. Los goleadores fueron Carlos Buigues en dos ocasiones, Marcelo Miglino de penal, Mariano Escribano y Nahuel Pioli, el empate transitorio lo marcó Leonardo Sampaoli. 

 

Marcelo Miglino de penal convierte el segundo para Chacarita. El tricolor le ganó a Independiente por 5 a 1 y alcanzó la cuarta posición de la zona B. FOTOS: ADRIAN GELOSI Mariano Escribano celebra su gol. Con una tijera el Tanque puso el 3 a 1, resultado con el que terminaría el primer tiempo. FOTOS: ADRIAN GELOSI
<
>
Marcelo Miglino de penal convierte el segundo para Chacarita. El tricolor le ganó a Independiente por 5 a 1 y alcanzó la cuarta posición de la zona B. FOTOS: ADRIAN GELOSI

 

Chacarita tenía la obligación de ganar y lo consiguió de manera holgada. El tricolor superó a Independiente por 5 a 1 y con este triunfo alcanzó la cuarta posición de la zona B, del Torneo Apertura de Primera División y con esta victoria depende de si mismo para acceder a la siguiente ronda.

El equipo de Daniel Galizio sacó la diferencia en el primer tiempo. En ese periodo el partido fue parejo, pero el dueño de casa fue más efectivo y por eso motivo se fue al descanso por 3 a 1. En el complemento rápido definió el encuentro y luego se dedicó a manejar la pelota y esperar el final del partido.

En el inicio del partido los dos conjuntos querían adueñarse de la mitad de la cancha. Eso hacía que ambos ejercieran una gran presión en esa zona y por tal motivo se prestaban la pelota o las jugadas terminaban con pelotazos sin destino. Ninguno podía manejar los ritmos del cotejo.

El que lograba salir de esa presión y lo hacía con pelota controlada agarraba a la última línea mal parada o con muchos espacios por cubrir y eso le permitía llegar con peligro al arco rival. De esa manera comenzaron a sucederse las situaciones de riesgo, ya que ninguna de las defensas se mostraba sólida.

La manera que encontraban para superar la presión era abriendo hacia los laterales. El tricolor elegía el sector derecho para hacerlo, por ahí se juntaban Marcelo Miglino y Carlos Buigues. El “rojo” lo hacía por la izquierda con las subidas de Gerardo Fabio y por momentos se recostaba sobre esa banda Darío Masson.

El gol estaba rondando por la cancha de Chacarita y no se decía para qué lado quería inclinarse. Eso se debía que ninguno podía definir las chances que tenía. El “Tanque” Escribano falló dos de manera increíble; en tanto que Lautaro Fernández lo tuvo para convertir con el arco libre pero su cabezazo se fue por arriba del travesaño.

El gol por fin llegó y luego de tantas buenas jugadas lo hizo de manera inesperada. La pelota cruzó en dos ocasiones el área de Independiente, hasta que la tomó Carlos Buigues, quién le tiró para el medio, la bocha pegó en la espalda de un defensor, que desvió la trayectoria y la redonda cayó mansamente a la espalda de Gómez y estableció el 1 a 0 para el local.

Pero la alegría le duró poco a Chacarita. Nueve minutos más tarde, Independiente realizó rápido un tiro libre y eso le permitió a Lautaro Fernández desbordar por la derecha, tiró el centro atrás y apareció Leonardo Sampaoli para anticiparse a todos y vencer a Martín Morales.

A pesar de los goles, en el partido nada cambió. Los dos seguían teniendo problemas defensivos cuando el rival superaba la presión en la mitad de la cancha y todo eso daba a entender que los goles iban a continuar.

Fue así que el grito sagrado volvió aparecer en el Sur. Carlos Buigues se escapó por la derecha, cuando ingresó al área e iba a enfrentar a Gómez, Braian Garay se arrojó de atrás y lo derribó, el árbitro a instancia de su asistente 1 –Oscar Bustos- cobró penal. Marcelo Miglino con un remate potente y rasante a la derecha lo cambió por gol y puse en ventaja, nuevamente, a Chacarita.

Independiente no estaba fino en la definición y de esa manera se puede explicar que no haya igualado el cotejo. En una jugada, contó con dos chances, pero se lo impidió Martín Morales. El uno tricolor primero le desvió de manera espectacular una definición de Leonardo Sampaoli, el rebote le cayó a Lautaro Fernández, que remato y el arquero le contuvo el disparo.

En la siguiente jugada Chacarita no perdonó. Nahuel Pioli escapó por la derecha, tiró un centro a la altura del punto de penal donde Mariano Escribano le pegó de tijera, y la pelota entró rozando el palo izquierdo del arco de Gómez, que nada pudo hacer ante esa definición.

En el complemento el equipo de Galizio definió el partido. En los primeros dos ataques convirtió dos goles, por intermedio de Carlos Buigues, luego de un rebote del uno del Rojo, y Nahuel Pioli, con un bonito remate que ingresó al ángulo izquierdo del portero chillarense.

Luego ya no hubo partido. El local se dedicó a mover la pelota y cada vez que se lo proponía llegaba con riesgo pero fallaba en el último pase o en la definición. El rojo tenía la pelota en su poder e iba en busca del descuento, tuvo unas pocas situaciones que no pudo convertir.

Chacarita consiguió el triunfo, algo que necesitaba para no depender de nadie si quiere clasificar. Lo hizo con un claro triunfo ante un rival directo por un lugar en los cuartos de final. La próxima fecha con ganar se asegurará su lugar entre los ochos mejores, pero tiene varias cosas para mejorar. Independiente ya no depende de si mismo y en la última fecha tendrá que sumar más puntos que Chacarita si quiere meterse en la próxima fase.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *