Una goleada que pone a prueba a Azul Rugby

En la última fecha de la ronda inicial del torneo de la Unión, la Primera División del equipo azuleño perdió ante Rhinos de Saladillo por 46 a 7. En la próxima instancia, la borraja recibirá a El Fortín.

En Saladillo, al cabo de la primera ronda, el equipo blaugrana cayó con una dura cifra ante Rhinos por 46 a 7, en el cara a cara de los equipos que pugnan por gobernar la zona 3.
GENTILEZA ARC

La última fecha de la Copa Ombú enfrentó a los equipos que mantenían la cima de las posiciones del grupo. Rhinos apenas aventajaba por un punto a un Azul Rugby Club que llegaba confiado a un partido duro pero no imposible.

Para cuando el árbitro pitó el final del partido de Intermedia (triunfo local 27-14), la Primera borraja ya estaba haciendo el círculo característico de brazos entrelazados.

Quizás no fue el partido soñado por Ciuffo y Rafaelli, ni para los propios jugadores. Rhinos desbordó a un ARC que no encontraba las marcas, que fallaba en las formaciones fijas y que incluso proponiendo un juego físico constante, no lograba dar con la guinda que viajaba de mano en mano, punta a punta, pero siempre entre los jugadores de Saladillo.

A pesar de los tackles de Marcos Dalmazzo –de gran partido– y de Germán Mazzo, los locales llegaban a trys no sólo en la línea, sino también con el empuje de sus gordos. Didier Montínez descontó para el sureño, tras una jugada de line donde logró desprenderse para apoyar. Desde un ángulo cerrado, Mazzo convirtió y al descanso. 17 a 7. Los ánimos y las motivaciones luego de este primer tiempo no eran las esperadas entre los azuleños.

El segundo tiempo daría una versión muy distinta de la que la borraja venía ostentando en los partidos precedentes de la Copa. Firme en todas las partes y facetas del juego, el local hacía estragos luego de las puntadas, y así lograba ampliar el marcador.

Poco para rescatar en ARC de un partido donde las cosas no salieron como se esperaban (Rhinos se impuso por 46 a 7), y donde Ciuffo y Rafaelli verán cómo recomponen no solamente en lo anímico al grupo, sino también apuntándole al juego colectivo y a lo táctico.

La semana de descanso en el certamen vendrá muy bien de cara al próximo desafío en la UROBA, el sábado 22, ante El Fortín.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *