Una gran alegría

Señor Director:

El titulo de esta carta de lectores iba a ser “Gran dolor”, pero, a raíz de las últimas noticias cambiamos el encabezado y la titulamos “Gran Alegría”.

La Fiesta Nacional de la Miel, felizmente, se hará en Azul. En carta de lectores del Diario El Tiempo del 10 de mayo último, el señor Martín Fernández mostraba todo su dolor por el traslado a la dudad de Olavarría de la mencionada fiesta; recordando a los pioneros de ese evento, sus sueños y su enorme esfuerzo para ampliarla, haciéndola cada año más atractiva para la gran cantidad de productores que la visitan     …; los que quedan de esos verdaderos luchadores que no se resignaban a ver sus sueños desvanecerse, volvieron con renovadas fuerzas y consiguieron cambiar una equivocada decisión. A ellos y a las autoridades que los apoyan, nuestras sinceras felicitaciones.

Hay comisiones que administran en forma eficiente y honesta, con verdadera vocación de servicio en beneficio de la institución y de la comunidad toda, otras administraciones descuidan preservar esos valores. El recordado y querido profesor Exequiel Ortega escribía en relación a los integrantes de las comisiones que concretaron la obra del Teatro Español en 1397, del Cine Teatro San Martín, del Gran Hotel Azul… “Reconocer y valorar los grandes sacrificios y el desprendimiento de unos pocos en voluntad decidida de bien público; que al endeudarse esos grupos, a la par se endeudaba Azul con esos hombres y esas obras”. Bien valen esas palabras y el mismo agradecimiento para todas las comisiones que trabajan día a día quitándole horas a sus respectivas actividades para mejorar nuestra querida ciudad de Azul.

Corría el año 1995 cuando en la labor legislativa el diputado nacional Alfredo Ernesto Prat al concluir su mandato presentaba los 86 proyectos como autor y los 27 como coautor, entre los de su autoría figuraba el número 105, que por lo extenso, solo mencionamos el tema: “Otorgar el carácter de Fiesta Nacional de la Miel al acontecimiento que se celebra anualmente en la ciudad de Azul, denominado Expomiel. (Autor, 3592-D-95, 25/3/1995). Lo que equivale decir que para que la Fiesta Nacional de la Miel no se realice en Azul (o con el nombre de Azul) hace falta otra ley que anule la anterior y designe una nueva ciudad.

Por suerte, como dije al inicio de esta carta, la situación cambió y en definitiva la Fiesta Nacional de la Miel se va a llevar a cabo en Azul, que es el lugar adonde corresponde; y ojalá que las entidades privadas y públicas comprendan la necesidad de preservar éste tipo de eventos que favorecen a nuestra comunidad como lo soñaron los pioneros.

 

Osvaldo Zampini

DNI: 5356169

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *